28 Nov 17

Y así se puede ahorrar 12.000 euros en un año

publicado por en la categoría Economía, Finanzas personales

Ahorrar 12.000 euros en un año es posible, pero no es fácil. Veamos que decisiones tenemos que tomar para lograr este ahorro.

Si nos proponemos ahorrar una cantidad importante de dinero en un plazo corto de tiempo, por ejemplo esos 12.000 euros en un solo año, es porque nos vemos en una situación en la que necesitamos ese ahorro con urgencia. El esfuerzo de esta manera de ahorrar tan estricta no es sostenible durante mucho tiempo para una economía doméstica normal.

Para ahorrar estas cantidades con sueldos medios los métodos normales de ahorro no sirven, tendremos que poner en práctica algunas acciones decididas, tajantes y sobre todo constantes. Decisiones difíciles pero siempre eficaces.

Vamos a descubrir algunas medidas que puedes tomar si realmente quieres ahorrar esta cantidad, o similar, en un único año.

Reduce todos los gastos, incluso la vivienda

Tenemos la sensación cuando queremos ahorrar que hay gastos intocables. Esto debe desecharse inmediatamente. Si queremos ahorrar 12.000 € en un año no hay gasto intocable. Es más, todos nuestros gastos deben ser modificados a la baja.

Un buen ejemplo lo tenemos en la propia vivienda. Deberemos analizar a fondo lo que nuestra casa nos cuesta mensualmente, no sólo en amortización de hipoteca o intereses, también en gastos corrientes, gastos de desplazamiento a los que nos obliga a nuestra residencia, etcétera.

Con la cifra que surja de todo ese análisis hay que contrastar el mercado de venta o de alquiler de viviendas y buscar opciones más baratas. Las  opciones más baratas no siempre van a ser ni las más cómodas, ni las más bonitas, ni las más espaciosas, pero no estamos buscando nada de esto, buscamos  ahorrar.

En el plazo de un año es bastante probable poder vender y volver a comprar o alquilar, e incluso obtener cierta plusvalía en la venta. En este sentido, puede que sea una buena idea alquilar la casa en propiedad para irse a vivir de alquiler y obtener una renta adicional o ahorrar en determinados gastos.

Este estilo de vida que vamos  a aplicar y que comienza por la vivienda  debe trasladarse a  todos los aspectos. Si necesitas comprar ropa, busca las tiendas más baratas, incluso de segunda mano, si estás acostumbrado a comer o cenar fuera de casa elimina el gasto, si estás acostumbrado al café de media mañana olvídate de tomarlo… Nadie dijo que iba a ser fácil.

Ataca primero las deudas financieras

Las deudas financieras  que generan intereses son un mal negocio cuando se trata de buscar un ahorro tan drástico. Es cierto que en un plazo corto como un año puede parecer una idea poco práctica buscar la amortización de deuda financiera, pero, resulta muy recomendable revisar a fondo los pros y contras en cada caso.

Por ejemplo, supongamos que el cambio de vivienda y el recorte de gastos te han supuesto un ahorro de 500 euros mensuales y estás pagando un préstamo al 7% con una cuota de 250 € mensuales. Amortizar esa cuota es ahorrar  porque no sólo ahorras la cantidad equivalente al capital, también eliminas intereses. Las amortizaciones a largo plazo en este caso no deberían ser contempladas salvo en una operación financiera clara, por ejemplo vender tu casa.

Aprovecha las oportunidades

El ritmo de vida actual nos brinda cientos de oportunidades para ahorrar. Habitualmente vivimos tan rápido que no prestamos mucha atención a aquello que se escapa de nuestro espacio de control inmediato. Esto hace que en muchas ocasiones perdamos buenas opciones para ahorrar.

Desde estudiar a fondo todas las ofertas de las grandes superficies comerciales, cupones, descuentos, etcétera, hasta mantenerse alerta de promociones en productos financieros con mejores rentabilidades, opciones alternativas a tus seguros y productos financieros que ahorren dinero, etc.

Optimizar el ahorro a partir de todas las oportunidades que podamos alcanzar nos garantiza un ahorro que no esperamos, muy superior al que podríamos  pensar. Eso sí, requiere un tiempo, un esfuerzo y un estudio de las ofertas para el que hay que estar dispuesto

Imagen de FLickr



Etiquetas: , , ,

Deja un comentario