31 Jul 13

Ventajas de ahorro automático

publicado por en la categoría Finanzas personales

Ahorrar no es fácil. Si lo fuese todo el mundo que se lo propusiese podría hacerlo y no tendríamos tantos problemas de endeudamiento y personas con ingresos más que aceptables con problemas para llegar a fin de mes.

el ahorro automatico

Precisamente uno de los objetivos de este blog es ayudar a todos sus lectores con trucos y consejos que les ayuden a ahorrar y a tomar el control de sus finanzas personales. Uno de los problemas más habituales de la gestión de las finanzas personales consiste en ser capaz de reprimir los instintos consumistas y de recompensarnos a corto plazo. Como ya hemos comentado en anteriores ocasiones, ahorrar a largo plazo no es divertido y ni siquiera nuestro cerebro está programado para hacerlo.

Precisamente por eso una buena solución pasa por el ahorro automático que muchos gurús del ahorro estadunidenses ensalzan. Es lo que Luis Pita denomina en su libro “Ten Peor Coche que tu Vecino” como Preahorrar. El concepto es tan simple como efectivo: saca el dinero de tu cuenta corriente antes de gastarlo. Es decir, transfiere automáticamente a otra cuenta nada más cobrar la nómina el dinero que hayas decidido ahorrar cada mes.

Esta nueva versión de “Ojos que no ven, corazón que no siente” que podríamos rebautizar como “Dinero que no ves, dinero que no sabes que puedes gastar” es la mejor solución para los consumidores compulsivos. Si el dinero está en una cuenta aparte de la que además no tienes tarjeta, resultará más complicado gastarlo. Esto no quiere decir que sea imposible hacer uso de ese dinero e incluso malgastarlo, sólo se trata de poner alguna traba más para que hacerlo no resulte tan fácil. No es diferente a poner un candado al volante del coche. Si un ladrón ha forzado la cerradura del auto es de lógica pensar que también podrá hacerlo con la del candado del volante, pero como le costará más es posible que busque otro objetivo.

Este modelo de ahorro es muy básico y sólo cobre una primera etapa, ya que después deberemos dar un uso a ese dinero ahorrado, destinar una parte a ahorro para la jubilación, otra a crear un colchón financiero…. En definitiva, a generar nuestro entramado financiero, pero eso vendrá en una segunda fase de la que ya hablaremos más adelante. Si previamente no conseguimos un sistema estable y constante de ahorro nunca llegaremos a ella.

Imagen – FuFu Wolf en Flickr



Etiquetas: , , ,

Deja un comentario