25 Jul 14

Si quieres invertir en oro, comprarlo no es la única solución

publicado por en la categoría Economía, Finanzas personales

Por más tiempo que pase y que cambie la civilización hay algo que permanece y es el atractivo del oro. Cada cierto tiempo, de forma cíclica, los medios de comunicación alertan sobre la subida del oro y su atractivo como activo refugio en términos de inversión.

Si quieres invertir en oro, comprarlo no es la única solución

La realidad es que el oro es uno de los activos más importantes en el ámbito de las materias primas y sigue siendo uno de los pocos capaces de atraer tanto al inversión profesional o por lo menos con cierta experiencia como a quienes no suelen invertir. Al final, parece que somos capaces de ver el potencial del oro más fácilmente que el de otros activos como por ejemplo el petróleo o las acciones.

La facilidad para comprar y la familiaridad con el metal precioso juegan ciertamente a su favor. De hecho, las joyas de la familia, compuestas por las piezas de oro y brillantes siguen siendo uno de los legados más importantes en términos de herencia. Por eso, cuando se plantean invertir en oro muchas personas lo hacen pensando en comprar oro físico, pero esta no es ni mucho menos la única opción disponible.

El oro físico

Cuando nos referimos a oro físico lo hacemos no sólo a los lingotes, cuyo precio mínimo suele estar en torno a 6.000 euros, sino a otras formas en las que puede adquirirse el preciado metal. Monedas y joyas son otros medios de invertir en oro, aunque sólo para las primeras hay un mercado relativamente transparente.

Para quienes quieran comprar oro físico pero no deseen guardarlo en casa por motivos de seguridad, hay multitud de bancos y empresas que emitirán el correspondiente certificado de posesión del oro sin que éste tenga que pisar nuestra vivienda.

Alternativas al oro físico

Más allá del oro físico, existe todo un mercado en torno a este metal y distintas opciones de operar con él. ¡Vamos a verlas!

Futuros: como ocurre con todas las materias primas, es posible invertir en opciones y futuros sobre las mismas. Este es un mercado algo más complejo en el que en realidad se compra una opción de adquirir oro a un determinado precio.

ETFs: son las siglas de fondos cotizados y los hay de todo tipo, incluidos varios sobre el oro y sobre metales preciosos. Se trata de fondos de inversión que replican índices y cuya cotización es como la de una acción. Así, estaremos invirtiendo en la evolución del oro, no tanto en el propio oro.

Fondos de inversión: para los más clásicos existe la posibilidad de comprar fondos de inversión que trabajen sobre el oro. La ventaja de esta alternativa es que no sólo invierten en la compra de oro, también suelen incluir algo de plata y otros metales preciosos, así como títulos de compañías del sector, desde mineras hasta distribuidoras.

Acciones de compañías mineras: la alternativa más bizarra, pero también una fórmula para invertir en oro de forma lateral, sin comprar directamente el metal.

Oro de inversión, sin IVA

Para quienes  sigan pensando en comprar oro físico, deben saber que el oro de inversión, como pueden ser los lingotes y las monedas. Está exento de IVA. Esta es la forma de equiparar esta alternativa a las que ya hemos explicado de fondos, ETFs y acciones.

Y a ti ¿te gusta el oro como inversión?

Imagen de Flickr por woody1778a



Etiquetas: , , ,

Deja un comentario