9 Abr 14

¿Se puede invertir ahorrando 50 € al mes?

publicado por en la categoría Productos de ahorro

Uno de los grandes problemas para muchos ahorradores es la falta de asesoramiento financiero real para encauzar sus inversiones y su esfuerzo ahorrador. Si bien es cierto que la red es hoy en día un hervidero de ideas y de información sobre cómo gestionar nuestras finanzas personales, no lo es menos que el común denominador de los ciudadanos no tiene tiempo o ganas de alcanzar el nivel de formación que consideran necesario para poner en marcha un plan de inversión factible y bien estructurado.

Se puede invertir ahorrando 50 € al mes

El problema es que sin un patrimonio sólido que aportar de salida tampoco pueden acceder al este asesoramiento. Dicho de otra forma, si no tenemos 40.000 euros en cartera sólo para invertir muchas entidades y bancos de inversión se limitarán a ofrecernos uno u otro producto sin que exista un plan financiero real a largo plazo. La cuestión es que para la mayoría de las personas 40.000 euros es una cantidad importante y que cuesta alcanzar, como para ‘dejarla en manos de cualquiera’. Sin embargo, prácticamente todo el mundo es capaz de ahorrar 50 euros al mes.

Esta es precisamente la disyuntiva que hace tiempo le planteaba a un compañero, inversor profesional y desarrollador de sistemas de trading para más señas. Como si se tratase de un fondo de inversión, solicitaba una aportación mínima cercana a los 1.000 euros para contratar uno de sus sistemas, mientras que yo le comentaba que la mayoría de la gente, con lo que les cuesta ahorrar esos 1.000 euros, después se lo van a pensar muy mucho dónde invertirlos –otra cosa distinta es que sean capaces de gastarlos en unas vacaciones no presupuestadas sin pestañear-. No ocurre lo mismo con cantidades pequeñas, como 50 euros al mes.

Casi todo el mundo el mundo es capaz de ahorrar 50 euros al mes, que es la cifra que figura en el titular del artículo. Sin embargo, no existen tantas alternativas de inversión para ese capital. ¡Vamos a ver qué podemos hacer con el mismo!

Opción Suma y sigue: la preferida por el ahorrar de a pie. Consiste en ir ahorrando los 50 euros en una hucha o debajo del colchón hasta contar con capital para invertir o gastarlo. La segunda alternativa termina siendo la más habitual.

Opción suma y sigue+: repetimos la operación anterior, pero en lugar del colchón, el dinero va a una cuenta corriente. Si es remunerada, mucho mejor. Aquí las posibilidades de malgastar el dinero y no invertirlo son menores que la alternativa anterior.

Opción suma y sigue ‘perfil intrépido’: a todo lo anterior le sumamos la inversión en depósitos según se van juntando los primeros 250 euros.

Opción ahorra para tu jubilación: una de las más exitosas y populares. Inversión mensual de este dinero en un PIAS o un PPA. Se pierde el acceso inmediato a ese capital, pero se asegura que ofrezca unos rendimientos.

Opción arriésgate e invierte: muy pocos lo hacen por el riesgo que entraña y porque empezar invirtiendo 50 euros en renta variable puede sonar cómico para muchos inversores –de hecho, se recomienda que la inversión mínima sea en torno a 3.000 euros por cuestiones de comisiones-. Sin embargo, todo es empezar y para hacerlo una buena alternativa pueden ser los ETFs o plataformas de trading que permitan inversiones de pequeña cuantía. Y si os parece poco 50 euros, la renta variable siempre puede ser la última parada del plan “Suma y sigue”

Y vosotros ¿Qué haríais con 50 euros al mes?

Imagen de Flickr por Images_of_Money



Etiquetas: , ,

Deja un comentario