20 Jun 14

¿Se puede ahorrar con menos de 1.000 euros al mes?

publicado por en la categoría Economía, Finanzas personales, Jubilación

Según el Informe Estado del mercado laboral en España’ elaborado por Infojobs, el 40% de los jóvenes españoles que trabajan son mileuristas o ni siquiera. En este sentido, las ofertas para este tipo de perfiles parecen quedar muy lejos de los 24.650 euros brutos anuales que se cobra de media en 2013.

El estudio apunta a que un 38% de los jóvenes hasta 29 años percibe entre 6.000 y 12.000 euros por trabajos habitualmente a tiempo parcial o en prácticas. Este porcentaje aumenta hasta el 43% cuando se restringe la franja de edad entre los 20 y los 24 años. Al final, un 52% de los jóvenes en total perciben entre 12.000 y 24.000 euros, siendo los que menos estudios tienen también los que menos cobran.

Con estos números en mente nos preguntamos ¿Es posible ahorrar siendo mileurista? La respuesta es un rotundo sí, aunque en este punto dependerá mucho de la situación personal de cada joven. Como es lógico, quienes vivan con sus padres y no tengan que aportar dinero a la economía familiar ni que hacer frente a otros gastos de manutención no tendrán o deberían tener problemas para ahorrar.

¿Se puede ahorrar con menos de 1.000 euros al mes?

Por el contrario, los jóvenes independizados que sí deben pagar un alquiler, su comida, transporte y demás gastos como móvil, gas o electricidad, pueden tener más problemas para ahorrar. Del mismo modo, quienes estén más cerca de la treintena que de la veintena es posible que también tengan más gastos fijos o más proyectos en mente y, por lo tanto, les sea más complicado ahorrar.

De todas formas y como hemos dado un sí como respuesta, vamos a ver la forma en la que se puede ahorrar incluso con un presupuesto limitado. La palabra clave en este punto es lo que Luis Pita denomina en su libro “Ten peor coche que tu vecino” el preahorro y que no es sino ahorrar de forma automática un porcentaje de nuestro salario según llegue a nuestra cuenta corriente. En este caso el autor establece un 10% de los ingresos, una cantidad en principio razonable.

El método es fácil de aplicar y consiste en dar al banco la orden para que realice una transferencia automática del 10% de nuestros ingresos, que para un mileurista serían 100 euros, a una cuenta separada. Esa sería la cantidad que estaríamos ahorrando ya todos los meses. ¿Mucho? Es posible, pero diferentes autores y gurús en gestión financiera aseguran que se puede recortar hasta un 15% e incluso un 20% de los ingresos sin que apenas incida en nuestro estilo de vida.

En el fondo se trata de una cuestión de hábitos de consumo y mentalidad consumista. Dicho de otra forma, si el dinero está ahí te lo gastarás, pero si no está lo ahorrarás y además es muy posible que ni siquiera lo eches realmente en falta. Es cierto que igual el primer o segundo mes te parece que llegas más justo al día 30, pero enseguida readaptarás tus pautas de consumo y de vida sin apenas darte cuenta.

¿No me crees? ¡Haz la prueba y cuéntanoslo!



Etiquetas: , ,

Deja un comentario