Cuantía de las pensiones en 2014

¿Cómo son las pensiones en 2014? Los Presupuestos Generales del Estado 2014 incluyen la subida de las pensiones públicas para el año en curso. Tal y como se esperaba la subida general de las pensiones será del 0,25% , ya que, como marca la reforma de las pensiones, el actual escenario macroeconómico no permite una revalorización mayor.

Conviene recordar que la nueva norma desliga la subida de las pensiones del IPC y la ata a la disponibilidad presupuestaria. Se establece, eso sí, un aumento mínimo del 0,25% y un máximo del IPC más un 0,5%, siempre que la marca económica y el presupuesto estatal lo permita. Bajo esta premisa la cuantía mínima de las pensiones de la Seguridad Social aumenta un 0,25% en 2014 y queda según lo dispuesto en el siguiente cuadro (pinchar para hacer más grande):

cuantia pensiones jubilacion

Por su parte, la cuantía mínima de las pensiones de clases pasivas para 2014 quedan establecidas de la siguiente forma (pinchar para hacer más grande):

pension minima clases pasivas

La página web de la Seguridad Social influye más información sobre la cuantía de las pensiones y sobre cómo se realiza el cálculo de las mismas.

La diferencia respecto a años anteriores es que en este caso no habrá revalorización en noviembre en función del IPC real. Es decir, que tan si la inflación sube o baja a lo largo de 2014 los pensionistas no verán incrementados sus ingresos como venía siendo habitual hasta ahora.



Así funciona la nueva fórmula para calcular la pensión

La fórmula para calcular las cambiará a partir de 2014 con la nueva reforma impulsada por el Gobierno y que afectará tanto a los pensionistas actuales como a los futuros. Siguiendo las recomendaciones de los expertos, se introducirá un factor de sostenibilidad en las pensiones para que la cuantía de las mismas esté relacionada con la esperanza de vida, al tiempo que se alterará la forma en la que se calcula la revalorización de las pensiones actuales.

Pero veamos con más detalle cómo se articulan estos cambios y la nueva fórmula para calcular la pensión.

5930026346_8402ac6e6d_o

La revalorización de las pensiones

Esta es la medida que tendrá un efecto más inmediato y supone desligar la evolución de las pensiones públicas del IPC. Hasta ahora este índice era la referencia para establecer cuánto tenían que aumentar los ingresos de los pensionistas año a año pero a partir de 2014 el incremento quedará condicionado a la evolución de una serie de variables económicas que incluyen el crecimiento de los ingresos del estado, el número de pensiones, la pensión media y el equilibrio general de los ingresos y gastos del sistema. En el caso de los superávit de la Seguridad Social se tendrá en cuenta una media de 11 años junto con la evolución de los seis anteriores y las previsiones para los cinco siguientes, de forma que los pensionistas no queden exclusivamente a merced de la coyuntura económica.

Con la reforma, los pensionistas se aseguran que sus ‘salarios’ crecerán por lo menos un 0,25%, pero también se establece un tope a su retribución, que no superará en ningún caso el IPC más el 0,25% por mucho que la situación económica sea más favorable.

El índice de sostenibilidad

Esta es quizás la parte más complicada de la reforma y la que afectará a los futuros pensionistas. De forma muy resumida, consiste en trata de vincular la cuantía de la pensión a la esperanza de vida en el momento en el que se accede a la misma. Así, cada pensionista cobrará en función de los años que se espera que perciba dinero público según las tablas de la Seguridad Social.

En este sentido, si se viven más años se reducirá la cuantía de la pensión mensual. La fórmula no es tan diferente de la que se aplicaría en el caso de un plan de pensiones, donde la asignación mensual está ligada al dinero acumulado, de forma que si se quiere cobrar durante más año, la cantidad a percibir será menor.

Este cambio, el más traumático y complicado, no entrará en vigor hasta 2019.


Jubilación · Escrito por el 25/10/13


Fiscalidad de las pensiones de países extranjeros

En anteriores post hemos hablado de la fiscalidad de los planes de pensionesy de la propia pensión pública, pero ¿Qué ocurre cuando el dinero proviene de una pensión procedente de un país extranjero? ¿Dónde hay que pagar impuestos por esos ingresos?

5856732011_b25fe3255e_o

La ley vigente establece que una persona que haya trabajado en el extranjero y cobre una pensión de un país extranjero pero que resida en España estará obligada a incluir esos ingresos en su declaración de la renta salvo que exista un convenio específico con estado de origen que indique lo contrario.

A partir de este punto habrá que fijarse en las condiciones generales por los que una persona está exenta de presentar la declaración. En este sentido, no estarán obligados a declarar los contribuyentes que no superen los 22.000 euros de un solo pagador, una cifra que desciende a 11.200 euros cuando existe más de un pagador y se han percibido más de 1.500 de este y de posteriores pagadores.

Aquí radica precisamente el gran dilema de las pensiones de países extranjeros que, al sumarse a la pensión que se percibe del Estado español suponen un segundo pagador y hacen que sea muy fácil que la persona que lo recibe esté obligada a declarar. En este sentido, bastará con que los ingresos del extranjero alcancen los 125 euros al mes y que la pensión pública sea de 810 euros al mes para estar obligado a declarar.

El problema añadido es que al no incluir la pensión extranjera retención de IRPF el resultado de la declaración en la mayoría de casos es a pagar.

Aclarada la obligatoriedad de declarar la pensión que se percibe de países extranjeros quedaría abordar la forma en la que esta tributa. A efectos de IRPF, la pensión se computa como una renta del trabajo, tal y como lo haría el sueldo. Esto se traduce en que no existen un tipo de gravamen específico para la pensión como si lo hay para el dinero obtenido de inversiones, por poner un ejemplo.

Foto de Flickr por Images_of_Money



Como afectarían a tu pensión las propuestas del Comité de Expertos

Que el Gobierno está pensando en cambiar el actual sistema de pensiones no es ningún secreto. De hecho, ha establecido un comité de expertos para que la ayude en la difícil tarea de establecer qué cambios deben acometerse.

plan de pensiones

Para empezar, la reforma no sólo afectaría alos futuros pensionistas, sino también a los actuales. Estos verían afectado su poder adquisitivo, ya que las pensiones dejarían de estar ligadas al IPC para utilizar una fórmula que tenga en cuenta la inflación, pero también la evolución de los ingresos y gastos de todo el sistema durante un ciclo económico. En este sentido, el informe plantea tener en cuenta un periodo de entre once y trece años para el cómputo del ciclo para la evolución de estos datos.

Lo que el comité de expertos desestima a priori es una bajada de las pensiones actuales y, de hecho, estima fijar una suerte de cláusula suelo para que las actuales pensiones no puedan bajar, aunque no habla de la posibilidad de que se congelen.

La cuestión es bien diferente para los futuros pensionistas. Al tenerse en cuenta los ingresos y gastos del estado para un ciclo largo, es complicado que la cuantía de la pensión baje de golpe o sustancialmente. Sin embargo, en este caso no estarían protegidos por la cláusula suelo, por lo que sus ingresos sí que podrían caer de un año a otro. Todo esto tiene su importancia, ya que los expertos estiman que el nuevo sistema para actualizar la pensión supondría un recorte de entre el 7% y el 10%.

La reforma también plantea ligar la jubilación a la esperanza de vida. De esta forma.quien se jubile a los 65 años en 2014, teniendo en cuenta que la esperanza de vida media es de 85 años, cobraría 1.000 euros al mes, mientras que quien se jubile en 2024 con esa misma edad sólo percibiría 933 euros al mes porque en teoría vivirá 1,7 años más.

Los expertos también plantean adelantar hasta 2014 el establecer la jubilación en los 67 años en lugar del plazo de 20 años planteado inicialmente y que empezaba a contar en 2013.

El IRPF es otro de los puntos a tener en cuenta y que más sujeto está a rumores. El informe de los expertos aconseja reordenar los actuales límites fiscales y financieros de la aportación. El signo de la modificación está por ver, aunque con el actual estado de las cuentas públicas se especula con una reducción de los incentivos fiscales para las aportaciones. Por el contrario, también se habla de un cambio en la fiscalidad del rescate de forma que optar por cobrar el plan de pensiones como renta periódica no esté tan gravado en el IRPF, para lo que podría dejar de considerarse renta del trabajo.

Foto de Flickr por Bruno Unna


Noticias · Escrito por el 13/09/13


Como calcular el dinero de la jubilación

A la hora de planificar la jubilación el primer paso es establecer el nivel de vida que deseamos llevar tras retirarnos y el segunda calcular el dinero de la jubilación, es decir, cuánto vamos a cobrar con la pensión pública. Sólo teniendo estos datos podremos saber el capital extra que necesitaremos para alcanzar el primer objetivo.

calcular jubilacion

En esta ocasión vamos a explicar cómo calcular el dinero de la jubilación, para lo que habrá que entender cómo da la Seguridad Social con la cifra de la pensión pública. Esta dependerá del número de años cotizados y la base reguladora, que se calcula a través del salario percibido.

En este sentido, la base reguladora no es más que una media aritmética de las bases de cotización de los últimos 16 años descontando las pagas extraordinarias y deflactadas, es decir actualizados a IPC. Esta base reguladora se obtiene dividiendo por 210 la cifra de las bases de cotización de los últimos 196 meses. A continuación se toman los últimos 24 meses por su valor nominal en euros y los 156 restantes por los valores corrientes. Esta cantidad se actualiza a IPC –para dar con el porcentaje a aplicar se puede utilizar una herramienta disponible en la página del INE-.

Conviene apuntar que tras la última reforma laboral el número de años que se utiliza para calcular la base reguladora va a aumentar de forma paulatina hasta alcanzar los 25 años en 2022 a razón de 12 meses por año. La siguiente tabla muestra cómo será esta progresión:

jubiacion

Con la base reguladora en la mano, después llegará el momento de calcular los porcentajes a aplicar en función de los años cotizados. Y es que dependiendo de los años que se haya cotizado se cobrará el 100% de la base reguladora o sólo un porcentaje de la misma.

La siguiente tabla muestra la relación entre el porcentaje de base reguladora que se cobrará y los años cotizados:

porcentajes años cotizados

 

A esto hay que aplicar una serie de máximos y mínimos para las pensiones contributivas y que cambian cada año en función de lo marcado por los presupuestos generales del Estado, pero que se puede consultar en la página web de la Seguridad Social.

¿Lo habéis entendido? Si no es así, aquí estamos para atender vuestras dudas



La reforma de las pensiones

La última reforma de las pensiones sirvió para elevar la edad de jubilación y endurecer las condiciones para cobrar el 100% de la base reguladora.

2401302814_0d327d70fc_b

La primera de las modificaciones sirvió para elevar efectivamente la edad de jubilación legal de los 65 a los 67 años. Por fortuna, este incremento no se llevó a cabo de forma inmediata ni de golpe. En su lugar se optó por ir subiendo la edad de jubilación de forma gradual durante un periodo de diez años que comenzó precisamente a principios de año.

El aumento se llevará a cabo de forma paulatina conforme a la siguiente tabla:


Esto quiere decir que sólo los nacidos antes de 1948 se habrán podido jubilar a los 65 años. A partir de esa generación la edad aumenta de la siguiente forma:

  • Nacidos en 1948, se jubilarán a los 65 años y 2 meses
  • Nacidos en 1949, se jubilarán a los 65 años y 4 meses
  • Nacidos en 1950, se jubilarán a los 65 años y 6 meses
  • Nacidos en 1951, se jubilarán a los 65 años y 8 meses
  • Nacidos en 1952, se jubilarán a los 65 años y 10 meses
  • Nacidos en 1953, se jubilarán a los 66 años
  • Nacidos en 1954, se jubilarán a los 66 años y 2 meses
  • Nacidos en 1955, se jubilarán a los 66 años y 4 meses
  • Nacidos en 1956, se jubilarán a los 66 años y 6 meses
  • Nacidos en 1957, se jubilarán a los 66 años y 8 meses
  • Nacidos en 1958, se jubilarán a los 66 años y 10 meses
  • Nacidos a partir de 1959 se jubilarán a los 67 años

 

Pero este no es el único cambio introducido por la reforma de las pensiones. También cambia el cálculo de la pensión y más concretamente los años necesarios para cobrar el 100% de la misma. En concreto, se elevan desde los 35 hasta los 37 años el tiempo que es necesario cotizar a la seguridad social para cobrar el total de la base reguladora. Con la reforma, por cada año que se deje de cotizar la base se reducirá 2,27 puntos porcentuales.


Jubilación · Escrito por el 06/03/13


Sistema de información para la pensión de jubilación

Los estudios que se hacen sobre las pensiones, la jubilación y los mejores productos de ahorro para el futuro son importantes a la hora de sacar conclusiones que nos sirven para ver qué es lo que pasa y qué piensan los ciudadanos acerca de estos temas.

 

invertir en planes de pensiones

 

Comparativa Europa se trata de un estudio del Instituto Aviva de Ahorro y pensiones que arroja unas conclusiones a tener encuentra sobre la información que reciben los futuros jubilados.

La información sobre pensiones en España llega tarde, y tan tarde se recibe aquí, que nuestro país lidera el ranking. En España estos datos sólo se reciben  el año antes a la edad de retiro. Pero lo más importante, es que solo se da esas explicaciones al futuro jubilado si éste la solicita.

En el lado opuesto están los suecos que reciben información relativa a la pensión y jubilación a los 18 años y algo intermedio como es el caso de los franceses que empiezan a manejar estas informaciones a los 35.

¿Y cómo se podría solucionar este desconocimiento? Los grupos de discusión que participaron en el estudio en España creen que un informe sencillo, básico y sobre todo que se reciba con cierta periodicidad sería positivo para la toma de decisiones de cara a su futuro.

Sabiendo cada persona cuál sería su pensión pública, si pudiera disponer de su información como pasa con la vida laboral, esto le ayudaría a buscar alternativas para mantener su nivel de vida tipo contando con productos de ahorro como los planes de pensiones.


Noticias · Escrito por el 28/01/13