Todo lo que necesitas saber sobre el borrador de la renta

Si cada año fías el destino de tu IRPF al borrador de la renta, te contamos cómo cambia en 2015 con la llegada del servicio Renta Web y cómo seguir sacando provecho de esta herramienta.

El borrador de la renta  se ha convertido en una herramienta imprescindible para millones de contribuyentes a la hora de enfrentarse a la declaración de la renta. Sin embargo, en la renta 2015 este instrumento desaparece tal y como lo conocemos para integrarse dentro del servicio Renta Web, que es totalmente online.
borrador de la renta

El servicio Renta Web de Hacienda cambia la forma, pero no el fondo. Se trata de un híbrido entre el borrador y el Programa Padre que viene a ampliar las funciones del segundo para incluirlas dentro del primero y hacerlo todo totalmente online, sin necesidad de descargar ningún software. Lo que no varía es que el borrador y la nueva predeclaración online siguen siendo básicamente una estimación del resultado de IRPF elaborado por Hacienda con los datos fiscales que posee de cada ciudadano.

Solicitar el borrador y la predeclaración

El borrador de la renta 2015  se puede solicitar en la página web de la Agencia Tributaria en el apartado destinado a la Campaña de la Renta 2015. El cambio respecto a otros años es que el icono del borrador ha sido sustituido por el de Renta Web, tal y como puede verse a continuación.

renta

En este enlace te explicamos cómo solicitar y confirmar el borrador de la renta.

Borrador o Renta Web

El único inconveniente del cambio de sistema hacia renta web es que no todo el mundo podrá disfrutar de él. De hecho, el servicio renta web de borrador y predeclaración de la renta 2015 no estará disponible para quienes hayan obtenido rentas de actividades económicas.  Dicho de otra forma, los autónomos no podrán usar el nuevo sistema y tendrán que seguir acudiendo al Programa Padre para completar el IRPF.

El resto de contribuyentes sí que podrá usar el servicio y hacer la declaración de la renta en su móvil o en su tablet. Como novedad, esta posibilidad se abre para las  personas con rendimientos de capital inmobiliario, ganancias patrimoniales sin retención, rendimientos de capital mobiliario sin retención, transmisiones de inmuebles (más de ocho inmuebles), cesión de derechos imagen, imputaciones de no residentes…

Recomendaciones antes de confirmar el borrador

Aun siendo una herramienta de lo más útil, el borrador de la renta no es ni mucho menos infalible. Esto es algo que nunca debemos perder de vista.  A fin de cuentas puede ocurrir que Hacienda no disponga de todos los datos fiscales del contribuyente, que no haya registrado los últimos cambios en su situación personal o que simplemente no esté aplicando todas las deducciones posibles.

A modo de ejemplo, la AEAT puede no haber incluido las ganancias derivadas del juego online, que no tenga en cuenta que el contribuyente acaba de casarse o que acaba de ser padre, o que simplemente no esté aplicando la deducción por adquisición de vivienda. Uno de los errores registrados en 2015 consiste en el envío del borrador individual en lugar del conjunto para los matrimonios y los consiguientes problemas para realizar el cambio en el modelo de tributación.

Del mismo modo, también es habitual que no se incluyan las deducciones autonómicas o la deducción para madres trabajadoras, por poner dos ejemplos. Por supuesto, si quieres compensar ganancias y pérdidas patrimoniales, el borrador no lo hará.

Precisamente por eso es necesario comprobar el borrador de la renta antes de confirmarlo y en cualquier caso siempre es recomendable utilizar el Programa Padre de ayuda para hacer pruebas y saber si realmente estamos sacando el máximo partido de la declaración de la renta.

Por otra parte, también hay que recordar que solicitar el borrador no obliga a presentar posteriormente la declaración de la renta. Se puede pedir y recibir el borrador pero después no confirmarlo e incluso ni siquiera presentar la declaración de IRPF.

Y vosotros ¿utilizáis el borrador de la renta?

Imagen – Impuestosrenta.com


Fiscalidad, IRPF · Escrito por el 10/05/16


Cómo funciona el sistema Renta Web de Hacienda

El sistema Renta Web de Hacienda sustiye al borrador de la y permite hacer la renta 2015 a través del móvil.

Cómo funciona el sistema Renta Web de Hacienda

A partir de este año cambiará la forma de realizar la declaración de la renta. Con el propósito facilitar el pago de impuestos la Agencia Tributaria renueva el sistema tributario con la implantación de Renta Web. Este sistema sustituirá al Programa Padre y al borrador para realizar la declaración 2015.

La apuesta por este método se debe al importante uso que le dan los ciudadanos a dispositivos móviles como las tabletas y los teléfonos inteligentes. Hacienda estima que uno de cada cinco accesos a la web de la Agencia Tributaria se hacen desde un aparato de estos.

Renta Web presenta una serie de ventajas que facilitarán los trámites con Hacienda. Entre otras cosas no será necesaria la instalación del Programa Padre, se podrá acceder al sistema a través de aparatos móviles, suprime la diferencia entre el borrador y el Programa Padre y permite empezar la declaración en un dispositivo y finalizarlo en otro.

Para acceder al sistema de Renta Web será preciso que te identifiques con tus datos fiscales como venías haciendo hasta la fecha a la hora de pedir el borrador de IRPF. En concreto tiene tres vías, que son el DNI electrónico o el certificado electrónico, el sistema clave PIN y el contenido de la casilla 490 de la declaración de 2015 o el número de referencia.

Este método viene acompañado de una serie de cambios para acceder al borrador antiguo, como en el caso del programa RENO, que era el sistema a través del cual la Agencia Tributaria mandaba al interesado un mensaje de texto al móvil con el número de referencia del borrador y permitía acceder a los datos fiscales y a la información. Ahora, con la Renta Web habrá la posibilidad de conocer los dos elementos con el número de referencia. De esta manera, lo que se pretende es que el borrador online simplifique los trámites para presentar con más rapidez la declaración, reduciendo los plazos.

El número de referencia de la declaración y del borrador dejarán de estar asociados a un número de expediente, de manera que no se generará de forma automática ni los datos fiscales ni el borrador. Dejará de ser una referencia única, entregándose una distinta por cada solicitud, en donde la última será la que valga. Su vigencia se mantendrá hasta el comienzo de la siguiente campaña de IRPF.

Cuando ingreses dentro de Renta Web comprobarás que la navegación resultará más fácil que con el anterior programa.

También te puede interesar:

Un ejemplo práctico de cuánto te ahorras en la declaración de la renta con un plan de pensiones

¿Has pensado ya en la renta 2015?

¿Se puede fraccionar el pago de la renta?

Imagen de Flickr



Por qué debes guardar los tickets de compra del material escolar

Libros, material escolar, uniforme… La vuelta al cole no es barata y hay diferentes formas de ahorrar. Desde aquí os descubrimos una que tiene que ver con la declaración de la renta.

Por qué debes guardar los tickets de compra del material escolar

Según la Asociación de Consumidores y Usuarios (CECU) los españoles se gastarán entre 300 y 700 euros por hijo escolarizado en la vuelta al cole, aunque existen diferencias enormes entre comunidades autónomas y colegios. La edad de los hijos también influye y los más mayores requieren también una inversión mayor porque sus libros son más caros y también necesitan más material. Además, en cuanto sumamos los gastos en los que se incurren durante el curso la suma asciende ya a 2.343 euros

En esta tesitura, cualquier ahorro es bienvenido y en esta ocasión queremos hablaros de uno que no es inmediato, sino que se cobrará al hacer la declaración de la renta. Y es que en muchas comunidades autónomas el gasto en material escolar o idiomas permite desgravar en la declaración de la renta.

Madrid

En el caso de Madrid, el descuento afecta al vestuario escolar, los gastos de escolaridad y por idiomas en educación básica obligatoria. En concreto, los padres podrán desgravar el 15% de los gastos de escolaridad, el10% de los gastos de enseñanza de idiomas y el 5% de los gastos de adquisición de vestuario de uso exclusivo escolar. La deducción por hijo no podrá superar los 400 euros.

Baleares

En las Islas Baleares se puede practicar una deducción del 100% del dinero destinado a libros de textos, aunque la base imponible  del contribuyente no podrá superar los 12.500 euros en tributación individual ni los 25.000 en conjunta.

Canarias

En Canarias la deducción asciende a 1.500 euros por hijo cuando la base imponible sea inferior a 39.000 euros en tributación individual y los 52.000 en conjunta. Además, en caso de que la base liquidable no supere los 33.007,02 euros la deducción será de 1.600 euros.

Castilla La-Mancha

La deducción en este caso es del 100% para la compra de libros de textos en educación básica y del 15% para idiomas.

Extremadura

Los extremeños podrán desgravar 15 euros por la compra de material escolar para hijos menores de 15 años.

Valencia

En Valencia la deducción alcanza los 100 euros por hijo para la compra de material escolar.

Como es lógico, para justificar estas deducciones es necesario que guardes el ticket de compra  por si Hacienda lo solicita en una inspección y dado que muchos de estos justificantes terminan inservibles al cabo del año, nuestra recomendación es que hagas una copia con el móvil o cualquier otro dispositivo y la guardes hasta pasados cuatro años desde el final de la fecha de la renta en la que dedujiste.

También te puede interesar:

Cómo pedir cita con Hacienda para la renta

¿Cuánto tiempo tarda Hacienda en hacer la devolución de la renta?

Por qué reinvertir lo que ganas en hacienda en tu plan de pensiones

Imagen de Flickr



Cómo funcionan los tramos de IRPF con el adelanto de la reforma fiscal

Los tramos de IRPF sufrirán una serie de variaciones después del adelanto de la reforma fiscal anunciado a comienzos de julio por parte del Gobierno central. Obviamente todo esto afectará tanto a la declaración de la renta como a la nómina de los trabajadores.

Cómo funcionan los tramos de IRPF con el adelanto de la reforma fiscal

Los tramos o tablas de la declaración de la renta hacen referencia al porcentaje de nuestros ingresos que van a parar al pago de la declaración. Se puede definir como una medida que establece los impuestos que debe afrontar cada ciudadano.

Con el adelanto de la reforma fiscal hay una serie de variaciones que nosotros nos encargaremos de explicarte.

Se comenzó el año reduciendo el número de tramos de sieta a cinco, disminuyendo el tipo a aplicar en cada uno de ellos, después del anuncio del Ejecutivo en 2014. Era una reforma estructurada en dos tramos, la de este ejercicio sería transitoria y para 2016 ya sería definitiva. Sin embargo, a comienzos del mes de julio se decidió por parte del Gobierno central adelantar esas reformas inicialmente pensadas para el próximo año.

El resultado que se obtiene con estos cambios es unos tramos de IRPF a medio camino entre los datos de cómo se inició 2015 y el adelanto de la reforma. De esta manera los que tenga una base imponible de entre 0 y 12.450 euros tendrán un 20% de IRPF; entre 12.450 y 20.200, del 25%; entre 20.200 y 35.200, del 31%; entre 35.200 y 60.000 euros, del 39%; y los que rebasen los 60.000, del 47%.

Con todas estas cifras se puede decir que el IRPF resultará beneficioso para las rentas más bajas, pero también entre las altas, ya que se rebaja la progresividad en la parte más alta del impuesto.

Para obtener los tramos fiscales es preciso actuar sobre la base imponible, que es la cifra que se consigue de restar los ingresos obtenidos las deducciones que se pueden practicar y de aplicar los mínimos familiares y personales. Estos últimos, a la hora de realizar la declaración de la renta, no se tienen en cuenta porque se entiende que son las cantidades que precisa una persona para vivir.

Para evitar ciertos errores es preciso saber interpretar las tablas. Los que cuenten con una base imponible de 30.000 euros no significa que vayan a pagar el 31%. Hasta los 12.450 euros pagarán el 20% de sus ingresos, que suponen 2.490 euros, sumando 1.937,5 euros por las ganancias obtenidas entre 12.450 y 22.200 euros y 2.418 euros por lo demás.


Fiscalidad, IRPF · Escrito por el 25/08/15


Pensiones del extranjero, cómo tributan

Todos los ciudadanos tienen la obligación de tributar por las pensiones recibidas por trabajos en el extranjero tal y como recoge la Ley del IRPF, en donde se recoge que todo residente fiscal en España “deberá declarar las rentas que obtenga en cualquier parte del mundo”, sin perjuicio de lo que recoja en el Convenio entre España y el país de origen de la renta para que no se produzca la doble imposición.

Pensiones del extranjero, cómo tributan

Por lo tanto, aquellos que hayan trabajado en un país extranjero, como puede ser el caso de Suiza, Francia, Alemania, Reino Unido, etc, y en estos momentos perciban una presión pública o privada por los servicios realizados, tienen que tributar por estos ingresos en la Declaración de la Renta como rendimientos del trabajo.

Este tipo de pensiones no suelen aparecer en los borradores que la Agencia Tributaria envía a los contribuyentes, pero es nuestra obligación incluirlas. Lo haremos en el apartado de retribuciones dinerarias como rendimientos del trabajo y en la Casilla 001 del Programa PADRE incluiremos el importe.

Cabe la posibilidad de que la pensión en un estado extranjero también tenga ya una retención en el país de origen, por eso a la hora de realizar la Declaración de la Renta y de incluirla como rendimientos del trabajo habrá que aplicar la deducción por doble imposición internacional. En la página 14 del programa Padre indicaremos en la casilla 505 el importe de los rendimientos del trabajo incluidas en la base general, mientras que en la casilla de impuestos satisfechos en el extranjero incluiremos la cantidad de las retenciones que se hayan realizado en el país de origen de la pensión.

Rellenando esta casilla 505 se calculará de manera automática en el programa Padre la cuantía que se debe deducir, evitando así que se tribute por estos ingresos tanto en el país de destino como en el de origen.

En los últimos años se ha producido una serie de mejoras en los métodos de intercambio de información con otros países por parte de la Agencia Tributaria, sobre todo con los europeos. Ahora dispone de una serie de datos fiscales que no estaban a su alcance con anterioridad, de ahí que se esté reclamando en estos momentos a los contribuyentes la deuda por la no tributación de las pensiones internacionales con carácter retroactivo. Se han denunciado casos en los que algunas personas se han visto obligadas a abonar sanciones que llegaban hasta los 20.000 euros por no declararlas en su momento.



Por qué reinvertir lo que ganas en hacienda en tu plan de pensiones

La mayoría de la gente que cuenta con un plan de pensiones lo hace más por las ventajas fiscales que por la rentabilidad que ofrecen. Pero si se quiere maximizar esta ventaja fiscal no basta con desgravar en el IRPF, también hay que reinivertir ese dinero

Cada producto financiero tiene su vida comercial, un momento del año en el que las entidades hacen un esfuerzo especial para promocionarlo. En el caso de los planes de pensiones y los PIAS este periodo se centra en los últimos meses del ejercicio y no es casualidad. Uno de los grandes atractivos de los planes de pensiones es la posibilidad de pagar menos impuestos en la declaración de la renta y es a finales de año cuando muchos contribuyentes empiezan a pensar en cuál será el resultado del IPRF y a tomar medidas al respecto.

Por eso mismo, si quieres tomar ventaja de las deducciones que te brindan los planes de pensiones no deberías limitarte a usarlos como una herramienta para pagar menos impuestos. Una buena estrategia para lograrlo pasa por reinviertir los beneficios fiscales y la devolución de la renta en general en ampliar tus posiciones en planes de pensiones.

Un estudio de Fernando Luque en MorningStar apuntaba directamente en esta dirección al comparar la rentabilidad de planes pensiones frente a fondos de inversión. El resultado daba como vencedor a los planes de pensiones, pero también porque contaba con que el ahorrador reinvertiría las ganancias en el propio plan. Desde aquí queremos proponerte algo parecido.

Si Hacienda te devuelve dinero no lo uses para irte de vacaciones o a cenar al restaurante de moda, que lo que has ganado vía impuestos revierta en que vuelvas a pagar menos impuestos. En este sentido la ecuación es relativamente sencilla: si todavía no aportas el máximo a tu plan de pensiones, coge el ahorro fiscal que ya has obtenido e inviertelo en el plan porque así cada vez estarás más cerca de esta deducción máxima.

El ahorro fiscal del plan de pensiones

Para entenderlo mejor vamos a coger la calculadora y hacer números sobre el ahorro fiscal que supone contratar un plan de pensiones. Antes de nada conviene aclarar que el dinero aportado e los planes de pensiones sirve para minorar la base imponible dentro de los límites marcados por la ley, que han cambado en 2015 para situarse en los 8.000 euros.

En este sentido, si ganas 18.000 euros y has aportado 4.000 a tu plan de pensiones es como si ganases 14.000 a efectos de la declaración de la renta. Lógicamente, los impuestos que pagarás con un sueldo de 18.000 euros y otro de 1.4000 no serán los mismos. Sólo hace falta fijarse en los tramos de IRPF para darse cuenta de la diferencia de tributar en uno o en otro.

Por qué reinvertir lo que ganas en hacienda en tu plan de pensiones

Por eso mismo se dice que cuanto mayor es la renta más alto es también el beneficio discal de los planes de pensiones. Y es que si ganas 60.000 euros, 47% cantidad tributará ya a tipos cercanos al 50%. EL plan de pensiones te ayudará a reducir la cifra por la que tributas.

Si quieres calcular el ahorro fiscal es tan fácil como usar el Programa Padre y cargar dos supuestos, uno con la inversión en el plan de pensiones y otro sin ella. Supongamos que el ahorro fiscal en el primero de los supuestos es de 200 euros. Si cogiese es capital y lo reinvirtiese en el plan de pensiones, ese año las aportaciones serían de 4.200 euros, por lo que el beneficio fiscal sería algo mayor que los citados 200 euros. Al final, gracias al mismo principio que se aplica con el interés compuesto, seguirá aumentando poco a poco la cantidad aportada y la deducción hasta alcanzar el máximo de 8.000 euros marcados por ley, todo sin que el ahorrador se dé prácticamente cuenta.

¿Y tú, tienes pensado reinviertir ese dinero en tu plan de pensiones?



Cuántos impuestos pagarás por tus ahorros

Hacienda quiera una pequeña participación en todos y cada uno de los ingresos que eres capaz de generar, incluidos tus ahorro. Descubre qué son y cómo funcionan las rentas del ahorro en la declaración de IRPF o cuántos impuestos pagarás por tus ahorros.

Al enfrentarse a la declaración de la renta la mayoría de personas piensa en su salario y la porción que quedará Hacienda del mismo. Sin embargo, el IRPF no se limita al sueldo, abarca casi cualquier ingreso del contribuyente, incluidos los ahorros.

A efectos fiscales, la declaración de IRPF divide las rentas que obtienes en dos grandes categorías: rentas del trabajo y rentas del ahorro. Como su propio nombre indica, las primeras se refieren al salario, mientras que las segundas abarcan la mayoría de las inversiones, es decir, las rentabilidades que consigues por invertir tus ahorros de una u otra forma, pero también las ganancias al vender tus bienes, como por ejemplo una vivienda.

A su vez, las rentas del ahorro se dividen entre los rendimientos de capital mobiliario y las ganancias o pérdidas patrimoniales. Como esta división puede parecer un poco técnica a primera vista, vamos a ver en qué consiste cada una:

  • Rendimientos del capital mobiliario: están recogidos en los apartados 1,2 y 3 del artículo 25 de la Ley de IRPF y se refieren por ejemplo a los rendimientos de cuentas corrientes o depósitos.
  • Ganancias y pérdidas patrimoniales: aquí se incluirá cualquier alteración del patrimonio que incluye la venta de fondos de inversión, acciones, ETFs e incluso de una vivienda.

Estos dos tipos de rentas terminan sumándose para calcular la renta sobre el ahorro. El siguiente cuadro resume la situación y su funcionamiento, que detallaremos más adelante:

Cuántos impuestos pagarás por tus ahorros

En este puedes ver cuáles son los rendimientos a tener en cuenta en el IRPF y su integración en la base imponible según su procedencia (pulsar en la imagen para hacer más grande)

Cuántos impuestos pagarás por tus ahorros

Al integrarse las rentas, se pagará por el conjunto de las mismas. Dicho de otra forma, si has ganado 1.000 euros con fondos de inversión y otros 1.000 con acciones se juntarán ambas cantidades para dar con la base imponible, que es sobre la que se aplicará la escala del ahorro.

Compensar rentas

Una de las ventajas de las rentas del ahorro es que permiten integrar rentas positivas con negativas para que sólo pagues impuestos por tus ganancias reales. Esto quiere decir que si has ganado 1.000 euros en acciones y has perdido 100 con fondos de inversión sólo tributarás por 900 euros.

En la renta 2014, la que harás en 2015, existe una salvedad: las rentas generadas en menos de doce meses -si por ejemplo compraste y vendiste una acción en seis meses- sólo se podrán integrar con rentas generadas en ese mismo periodo y no con periodos superiores. Esta distinción desaparece en la renta 2015.

Los tipos del ahorro en la renta

Sobre la suma de las inversiones se aplican los conocidos como tipos del ahorro, que cambian en la renta 2015 por el efecto de la reforma fiscal. Los tipos se dividen en tramos según los ingresos obtenidos para que los impuestos sobre el ahorro también sean progresivos.

Estos son los que tendrás que aplicar:

Cuántos impuestos pagarás por tus ahorros

Estos tipos se suman progresivamente, de forma que si has ganado 10.000 euros con tus inversiones no tributará todo al 25% en 2014, sino que pagarás un 21% por los primeros 6.000 euros y un 25% por los 4.000 restantes hasta los 10.000 euros. Puede parece Baladí, pero la diferencia en tu bolsillo es grande.



¿Cuánto tiempo tarda Hacienda en hacer la devolución de la renta?

“Hace tiempo que hice la declaración de la renta y todavía no he cobrado. Mi vecino la hizo hace tres días y ya tiene el dinero en su cuenta”. Este tipo de frases son habituales hoy en día en plena campaña de la renta 2013. Hacienda ya había practicado hasta mediados de mayo 1.427 millones de euros de los 10.725 que prevé que deba devolver a los contribuyentes. Y es que la propia AEAT estima que 14,6 millones de declaraciones de la renta de los 19,3 que espera recibir en total, serán a devolver, lo que supone un 75% del total.

¿Cuánto tiempo tarda Hacienda en hacer la devolución de la renta?

A estas alturas habrá quienes aprobaron el borrador y ya han cobrado la devolución y quienes, pese a dar su beneplácito al borrador el primer día, siguen esperando.

El plazo legal para la devolución de la renta 2013

Hacienda precisa que el ingreso de la devolución de la renta suele realizarse en un plazo que oscila entre la semana y las dos semanas tras haber entregado la declaración. Sin embargo, esto no quiere decir que deba atenerse a esas fechas, ni mucho menos.

La propia Agencia Tributaria se afana en recordar que el plazo legal para la devolución de la renta es de seis meses desde la finalización de la Campaña de la Renta 2013.

A efecto prácticos esto quiere decir que Hacienda tiene todo 2014 para ingresar el dinero dentro del plazo ‘normal’. Hasta el 31 de diciembre no podrá haber queja, por más que la AEAT tarde en proceder a la devolución. Una vez superado ese periodo Hacienda deberá ingresar de oficio el interés de demora correspondiente por el retraso en el ingreso y que para 2014 está fijado en el 5%.

Esto no quiere decir que si Hacienda debía ingresarnos 1.000 euros cobraremos 50 euros más. Y es que ese 5% es el porcentaje que se aplica a todo el año. Si, por ejemplo, hemos cobrado el día 10 de enero, ese 5% equivaldrá a apenas 1,3 euros adicionales.

Cómo comprobar el estado de tu devolución

¿Debemos alarmarnos si no llega la declaración? Nada más lejos de la realidad. Habitualmente el retraso no estará justificado, pero en cualquier caso sí que resulta de utilidad comprobar el estado de la declaración de la renta para saber si existe algún tipo de requerimiento de información o una investigación por parte de la AEAT.

Hacerlo es muy sencillo. Bastará con visitar la página web de la AEAT y acceder al apartado de “Renta 2013” donde encontraremos un icono amarillo donde pone “Comprobar el estado de la declaración”. La otra alternativa pasa por visitar la Sede Electrónica de la AEAT y acceder a “nuestras declaraciones”

Imagen de Flickr por DafneCholet



¿Dónde debo hacer la declaración de la renta?

En la España de las autonomías hay 16 posibles lugares en los que presentar la declaración de la renta, pero sólo uno en el que legalmente hay que hacerlo. Aunque en el mercado laboral español todavía está lejos de otros como el americano en términos de movilidad, cada vez hay más personas que han tenido que emigrar de se región en busca de oportunidades. Cuando esto ocurre, ¿en qué comunidad hay que presentar la declaración de la renta 2013?

Dónde debo hacer la declaración de la renta

La Ley de IRPF establece que deberá declararse en la comunidad donde esté la vivienda habitual y donde más tiempo se haya pasado durante el año. Desde el punto de vista efectivo, esto quiere decir que se declarará en el lugar donde pasemos por lo menos 183 días al año. Si durante 2013 cambiamos de residencia o si lo hemos hecho en 2014, habrá que comunicarlo a Hacienda, bien en la propia declaración de la renta o mediante el correspondiente modelo.

Padrón y domicilio fiscal

Otra cuestión diferente es la que relaciona al padrón con el domicilio fiscal y que Hacienda utiliza para determinar cuándo una vivienda es la habitual y cuando no. En este sentido, padrón y domicilio fiscal no tienen por qué coincidir desde un punto de vista legal, es decir, que podemos estar empadronados en un municipio pero tener nuestro domicilio fiscal en otro.

Sin embargo, si partimos de la base de que el Padrón refleja dónde residimos de forma efectiva y que el domicilio fiscal debe estar situado en el lugar donde más tiempo pasamos al año, lo lógico es que coincidan. Precisamente por eso Hacienda se basa en este dato para aceptar o no una vivienda habitual como tal a efectos de practicar la deducción en la renta 2013.

Dónde presentar la declaración

Por último, nunca viene mal recordar dónde podemos presentar la declaración de la renta si decidimos no hacerlo de forma telemática a través de internet o del móvil:

  • En cualquier oficina de la Agencia Tributaria  o en las habilitadas por las comunidades autónomas y otras administraciones que colaboran en el servicio de confección de declaraciones de la renta 2017.
  • Por correo certificado dirigido a la delegación o administración del domicilio fiscal del declarante (sólo en el caso de devoluciones)
  • En cualquier entidad colaboradora autorizado como son bancos, cajas de ahorro y cooperativas de crédito.

Recordar que si os surge cualquier duda estaremos encantados de atenderla.

Imagen de la Wikipedia



¿Cuánto hay más de dos pagadores en el IRPF?

No es lo más común pero cada vez es más habitual que haya personas que, por un motivo u otro, han contado con más de un pagador. La duda surge en muchos casos al identificar al segundo y posterior pagador a efectos de IRPF. ¿Cuenta el paro como un segundo pagador? ¿Y el dinero del Fogasa o de la Mutua?

Cuánto hay más de dos pagadores en el IRPF

Desde el punto de vista fiscal, Hacienda considera que existe un segundo pagador en cuando hay un  CIF diferente, salvo en los casos de subrogación empresarial. Es decir, que todo ingreso que forme parte de las rentas del ahorro con un CIF distinto será otro pagador.

¿Qué pasa con el paro?

El desempleo y los pagos del Fogasa aglutinan buena parte de las dudas y de las quejas de usuarios. ¿Hay que incluirlo en la renta? Lo cierto es que sí, que el subsidio por desempleo tiene la consideración de renta del trabajo y como tal deberemos incluirlo en la declaración de la renta junto con el salario.

Este hecho supone dos importantes riesgos para el contribuyente. Por una parte afectará a su obligación de presentar la declaración de la renta. Y es que si una persona con un solo pagador estará exento de declarar si gana menos 22.000 euros, esta cantidad se reduce hasta los 11.200 euros para quienes tienen más de dos pagadores y ha cobrado del segundo y posteriores más de 1.500 euros en el toral del ejercicio. Así que es muy posible que una persona que haya cobrado dos meses de paro tras quedarse desempleado en 2013 deba presentar la declaración de la renta.

Y una vez esté obligado a presentar la declaración de IRPF es también muy probable que el resultado sea a ingresar, es decir, que haya que pagar impuestos. El motivo es que tanto los pagos del SEPE como del FOGASA apenas incluyen retención de IRPF y debemos recordar que el resultado de la declaración surge de la diferencia entre las retenciones que nos han practicado y las que efectivamente deberían de haber sido. Dicho de otra forma, si las retenciones superan las debidas Hacienda nos devolverá la diferencia y, en caso contrario, habremos de abonarlas.

Sin embargo, lo que no harán dos pagadores es que tengamos que pagar más sólo por el hecho de haber percibido ese capital de dos empresas en lugar de una. De hecho, si el resultado de la declaración es a pagar será por las retenciones que se nos han practicado, como hemos visto, y porque el IRPF es un impuesto progresivo en el que paga más quien más gana.

¿Os ha quedado claro? Si no es así, estaremos encantados de tratar de responder cualquier duda.

Imagen de pixabay.com




Página 1 de 212