Mifid II, cambios que llegan en el asesoramiento financiero en 2017 y que debes conocer

En los primeros días de enero de 2018 entrará en vigor Midfid II una normativa que va a modificar la manera de entender el asesoramiento financiero.

La Directiva sobre Mercados de Instrumentos Financieros, Mifid II (Markets in Financial Instruments Directive) va a suponer un cambio muy importante en el sector financiero. Se trata de la mejora de una normativa ya en marcha desde 2014, pero, que en esta nueva versión avanza mucho más en las medidas de protección del inversor.

Lo que Midifid II nos propone a los inversores es un entorno de inversión mucho más seguro, en el que se encuentra regulados tanto la actividad de los mercados financieros como la de los productos de inversión y la prestación de servicios de inversión. Dentro de la regulación se incluye la exigencia de transparencia en el asesoramiento financiero y la gestión de carteras de inversión. Algo que también alcanza a la propia comercialización de los productos de inversión

Consecuencias inmediatas de MIDFID II

Hay algunos aspectos que van a afectar de manera directa al funcionamiento de las entidades financieras en cuanto a procedimientos y sistemas. Veamos los más destacados.

Asesoramiento independiente o no independiente

Esta es una de las características más importantes de esta nueva regulación. Se adoptan las figuras de entidades independientes o no independientes a la hora de la comercialización y asesoramiento de productos, lo que a su vez obliga a quien preste el servicio de asesoramiento a poseer los conocimientos adecuados para hacerlo.

Si el asesoramiento es independiente tendrá prohibidas las retrocesión es, es decir, cobro de incentivos de las entidades por vender sus productos. Si es dependiente tiene que hacerse sobre el mayor rango posible de productos, ofreciendo al cliente informes detallados de rendimiento y gastos que va a tener que afrontar. De esta manera vamos a saber lo que debemos pagar por los servicios diferenciando gastos de asesoramiento, gestión, operativos…

Evaluación de idoneidad

Los asesores deben evaluar lo idóneo del cliente frente al producto, del mismo modo deben mantener actualizada la información de manera constante. Se trata de no ofrecer productos no adecuados para clientes con perfiles diferentes al que el producto demande.

Información sobre asesoramiento y cartera gestionada

Será necesario que el cliente reciba informes como mínimo trimestrales sobre la evolución de su cartera. También deberán incluirse los detalles relativos a costes y gastos asociados al propio asesoramiento.

Optimización

Para los clientes minoristas será obligatorio garantizar no solo el mejor precio sino también los costes más bajos asociados a la ejecución del instrumento financiero elegido.

Qué nos supone como clientes MIDFII

Como clientes esta nueva regulación supone una gran mejora en los niveles de información que recibimos de las entidades financieras en las que contratamos productos. Una mayor transparencia, un asesoramiento más adecuado y la búsqueda de las mejores opciones y costes en la contratación de instrumentos financieros.

Imagen de Flickr


Economía, Finanzas personales, Fiscalidad, Fiscalidad, Noticias, Productos de ahorro · Escrito por el 19/12/17

Comentarios desactivados en Mifid II, cambios que llegan en el asesoramiento financiero en 2017 y que debes conocer

Tres buenos propósitos financieros para cambiar en 2016

El cambio de año es el momento perfecto para fijarse nuevas metas. En esta ocasión queremos proponeros tres para mejorar tu situación económica en 2016.

Tres buenos propósitos financieros para cambiar en 2016

Comienza un nuevo año y todo el mundo se plantea buenos propósitos para esta nueva etapa. Casi siempre, las buenas intenciones van dirigidas al ámbito de la salud, del deporte o la formación, pero no hay que descuidar tampoco las finanzas. Nuestra vida también dependerá de la gestión que se realice con los ahorros y recursos económicos. De ahí que te mostremos tres buenos propósitos para 2016.

1- Ahorrar y sacar rentabilidad a tus recursos: ahorrar todos los meses una pequeña cantidad de dinero resulta más sencillo de lo que parece. Se puede mantener el nivel de vida de siempre despilfarrando menos dinero. Basta con ser un poco más organizado, analizar en que se consume y comparando precios. Ese dinero que vayas acumulando puede resultarte muy útil para tenerlo en tu hogar en caso de imprevistos, pero tampoco es cuestión de desaprovecharlo. Hay que sacarle una rentabilidad, así que no dudes en consultar con un experto sobre la mejor elección. Al final los productos varían en función de los grados de riesgos y de los potenciales beneficios.

2- Se más ambicioso y no te conformes con los ingresos que tienes: siempre existe la posibilidad de mejorar, pero para ello hay que arriesgarse. Puede que te encuentres muy a gusto con el trabajo que tienes en la actualidad, en donde puedes sentirte muy valorado con el sueldo que te pagan, pero a veces hay que ser más ambicioso.

Para ello se recomienda ampliar la red de contactos y en algunos casos será preciso incluso cambiar de profesión o de lugar de trabajo. Todo con el objetivo de ser un poco mejor cada día. Pero el empleo no debe convertirse en la única fuente de ingresos. Existen otros métodos para ganar dinero, como montar un negocio por tu cuenta, tener un trabajo extra, vender lo que ya no usas, conseguir intereses para tus ahorros o invertir en Bolsa.

3- Evitar los préstamos en la medida de lo posible. Hay ciertas situaciones por las que realmente merece la pena endeudarse, como puede ser la compra de una vivienda o cuando ese dinero sirva para aumentar los ingresos en el futuro. En este último caso hace referencia sobre todo a los créditos para el estudio que permitirán conseguir dentro de unos años una mejor posición en el mercado laboral. Lo que no está tan claro es que resulte tan rentable solicitar un préstamos para comprar unos muebles o irse de vacaciones.

También te puede interesar:

Cinco buenos propósitos financieros para 2014

Cómo es el plan de pensiones perfecto según Inverco

Comienza el año presupuestando

Padre Rico, Padre Pobre

Imagen de Flickr


Economía, Finanzas personales · Escrito por el 04/02/16

Comentarios desactivados en Tres buenos propósitos financieros para cambiar en 2016

Historia de la Seguridad Social

El origen de las políticas de protección se remonta al año 1883 con la Comisión de Reformas Sociales que se ocupó de analizar aquellos puntos que sirviesen para mejorar el bienestar de la clase trabajadora. En 1900 se pone en marcha el primer seguro social y ocho años más tarde se aglutinan todas las cajas que gestionan los seguros sociales en el Instituto Nacional de Previsión.

https://www.flickr.com/photos/markhillary/2227726759/

Más adelante, durante la primera mitad del siglo XX los mecanismos de protección acaban convirtiéndose en una serie de seguros sociales, entre los que se encuentran el Retiro Obrero, el Seguro Obligatorio de Maternidad, Seguro de Paro Forzoso, Seguro de Enfermedad y el Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez. La protección que ofrecían estos seguros acabaría siendo insuficiente y surgirían nuevos mecanismos por medio de las mutualidades laborales que tenían en un principio el propósito de completar la protección ya existente y que por lo general se estructuraban por sectores laborales. Este funcionamiento de mutuas provocó que hubiese una cierta desigualdad entre los distintos colectivos de trabajadores, con desequilibrios importantes y con una gestión que dejaba mucho que desear.

Hubo que esperar hasta 1963 para que se implantase un modelo unitario de protección social con la Ley de Bases de la Seguridad Social, en donde había una base financiera de reparto, una gestión pública y la participación del Estado en cuanto a financiación. Todo estos principios quedarían recogido en la Ley General de la Seguridad Social de 1966, pero aún había unos sistemas de cotización antiguos  que no tenían nada que ver con los sueldos de los trabajadores, con la ausencia de revalorizaciones.

Seis años después, en 1972 se intentaron subsanar los problemas económicos que había con la Ley de Financiación y Perfeccionamiento de la Acción Protectora, pero en lugar de eso acabaron agravándose. No sería hasta la implantación de la democracia en el país y con la Constitución de 1978 cuando se llevasen a cabo una serie de reformas que permitieron poner en marcha el actual sistema de Seguridad Social que todos conocemos. Tal y como aparece en el artículo 41 de la Carta Magna, los poderes públicos mantendrán un régimen público de seguridad social para todos los ciudadanos que garantice la asistencia y las prestaciones sociales suficientes para afrontar las situaciones de necesidad, sobre todo en el caso de desempleo.

En los años 80 del siglo pasado se desarrollaron una serie de medidas que permitieron extender las prestaciones a los colectivos que no estaban cubiertos.

También te puede interesar:

Cómo calcular el dinero de tu jubilación

A qué edad podrías jubilarte de aquí a 2027

La declaración de la renta para autónomos

Imagen de Flickr


Historia · Escrito por el 06/10/15

Comentarios desactivados en Historia de la Seguridad Social