28 Mar 14

¿Qué son las rentas pasivas?

publicado por en la categoría Noticias

Una de las claves más señaladas por los gurús del ahorro para alcanzar la libertad financiera es la capacidad de generar rentas o ingresos pasivos.  Para quienes no estén familiarizados con este término, los ingresos pasivos son los que se generan sin necesidad de trabajar. Esto no quiere decir que no sea necesario dedicar un poco de tiempo para conseguir estas rentas, sólo que no dependen directamente de tu trabajo activo.

Qué son las rentas pasivas

Para lograr ingresos pasivos es necesario dedicar tiempo y dinero para poner en marcha el sistema que los generará, pero después la gestión de los mismos será más bien pasiva, con muy poco trabajo activo por parte del ahorrador. En ocasiones existirá una parte de gestión, pero será relativamente pequeña.

La mejor forma de entender qué son las rentas pasivas es a través de varios ejemplos de ingresos pasivos que podemos tratar de generar o que, simplemente, forman parte de determinados modelos de negocio.

Alquileres: un clásico dentro de los ingresos pasivos: cobras todos los meses sólo por poner un espacio a disposición del inquilino. El único problema es que requiere una importante inversión inicial, pero a partir de ahí su ‘mantenimiento’ es relativamente barato en términos económicos y de tiempo.

Royalties y derechos: el ejemplo más típico son los derechos de autor por canciones. Una vez realizado el trabajo de componer y granar, el autor cobrará un porcentaje de las ventas y un royalty por cada reproducción del tema.

Vending y otros negocios similares: un negocio de vending es otro ejemplo de renta pasiva, ya que no requiere una gestión demasiado activa. Bastará con ir a rellenar la máquina una vez a la semana. Lo mismo puede aplicarse a determinados modelos de venta a través de internet, donde bastará con crear la página, posicionarla y gestionar los pedidos.

Un negocio gestionado por terceros: esta es una alternativa cada vez más en boga y que funciona especialmente en ámbitos como el de la hostelería. Consiste poner en marcha un negocio y dejar la gestión a cargo de un profesional, de forma que sólo haya que pasar a recoger los beneficios que se generen.

Dividendos: la inversión por dividendos es otra suerte de renta pasiva, si bien aquí existe una mayor fluctuación del precio del activo principal. Sin embargo, la posibilidad de un deterioro del valor del activo principal es algo que también está presente en otras inversiones como los alquileres.

Y vosotros ¿Contáis con algún tipo de ingreso pasivo?

Imagen de Flickr por ArchiM



Etiquetas: , , ,

Deja un comentario