21 Dic 17

Qué producto de inversión escoger para tu hijo recién nacido

publicado por en la categoría Economía, Finanzas personales

Si con la llegada de tu hijo estás pensando contratar un producto de inversión que crezca a la vez que lo hace él, debes pensar en el potencial del interés compuesto.

Hay muchas maneras de plantearse generar una cartera de ahorro/inversión para nuestros hijos recién nacidos, pero, en todos los casos deberían basarse en productos a largo plazo.

El interés compuesto

En el interés compuesto, los intereses (la rentabilidad) se añade al dinero que hemos aportado a la inversión. Por tanto la rentabilidad produce más rentabilidad a su vez. Es un efecto multiplicador de dinero, y, fundamental para los ahorradores e inversores a largo plazo.

Podemos poner un ejemplo muy sencillo. Si tenemos 100 € invertidos en un producto que nos da un 10% anual, el primer año producirá 10 € de rentabilidad, con lo cual pasaremos a tener 110 €, pero, el segundo año la rentabilidad se calculará sobre los 110 €, será de 11 € y pasaremos a tener 221 €. Así sucesivamente.

Como aprovechar el interés compuesto, la opción de los PIAS

Obviamente, existen muchas opciones en forma de herramientas de ahorro e inversión, pero, una de las más interesantes es la que ofrecen los Planes Individuales de Ahorro Sistemático.

Se trata de un producto que año tras año desde su aparición ha ido ganando seguidores y aumentando el volumen de contratación.

En los PIAS vamos a encontrar un tratamiento fiscal muy interesante. Aunque las aportaciones no desgravan anualmente, a la hora de cobrar la prestación como renta vitalicia garantizada, tanto las primas como las plusvalías generadas se encuentran casi exentas de impuestos.

A esto hay que sumar la flexibilidad que ofrece la posibilidad de cambiar estrategias de ahorro cuando se desea. Estrategias que combinan pesos diferentes entre renta variable y renta fija. También encontramos opciones para realizar rescates parciales desde el propio inicio de la vida del producto. Junto a todo esto debemos unir la posibilidad de realizar aportaciones extraordinarias, que no superen el límite anual de 8000 € y la posibilidad de interrumpir o activar a voluntad después del primer año las aportaciones.

Como producto a largo plazo tiene todas las características necesarias para ser útil ya que, no sólo nos ofrece un buen entorno para desarrollar las bondades del interés compuesto, sino que también ofrece flexibilidad e incluso liquidez si es necesario. Cuestiones que no alcanzan a todos los productos de ahorro a largo plazo.

La rentabilidad

Obviamente no todos los PIAS ofrecen los mismos resultados, pero en el mercado podemos encontrar opciones tan interesantes como Estrategia 5 de AEGON en la que, con un modelo basado en cestas de fondos graduados según su exposición a riesgo, lleva aportando una rentabilidad media en los últimos siete años del 10,8% según datos del pasado mes de diciembre de 2017.

Es decir, eligiendo de manera correcta el PIAS, no sólo tenemos flexibilidad y un producto seguro, sino también una herramienta potente que genera una rentabilidad muy atractiva.

Imagen de Flickr



Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

cuatro × tres =