14 Ago 13

Qué porcentaje de mis ingresos debo destinar al ahorro

publicado por en la categoría Finanzas personales, Jubilación

La crisis financiera ha llevado a muchas familias a volverse hacia el ahorro y ver la necesidad de contar con un plan de ahorro financiero. Como es lógico siempre surgen dudas a la hora de crear estas líneas maestras de qué hacer con nuestro dinero y como planificar nuestro futuro financiero. Una de las más habituales tiene que ver con el porcentaje de dinero que debemos destinar a cada partida del presupuesto y especialmente a la partida del ahorro.

Que porcentaje de ingresos ahorrar

Lo primero que debemos tener claro es que no existe una respuesta exacta a la cuestión de cuánto hay que destinar al ahorro a largo plazo, ya que cada plan financiero debe adaptarse a las necesidades de quien lo pone en marcha. De otra forma estará abocado al fracaso seguro y a su incumplimiento sistemático. Dicho esto sí que existen diferentes modelos de ahorro que pueden servir de orientación sobre cómo distribuir los ingresos.

Antes de abordarlos conviene definir qué consideramos ahorro. Y es que se puede diferenciar en varios tipos de ahorro dependiendo primero del horizonte temporal –corto, medio y largo plazo- y segundo del uso que vayamos hacer del capital ahorrado –ocio, jubilación, colchón financiero o cubrir futuras necesidades-.

Si bien lo habitual es que el horizonte temporal y el destino del ahorro coincidan, no siempre tiene por qué ser así. De esta forma, el ahorro para unas vacaciones de lujo podría ser a largo plazo (más de un año) y sin embargo estaría en el apartado de ocio, más relacionado con el ahorro a corto plazo. Para una buena gestión financiera resulta adecuado dar más peso a la división por destino de la inversión de forma que podamos eliminar el ocio del presupuesto considerado como “ahorro”.

Aclarado este punto, ya podemos hablar de los porcentajes que destinaremos al ahorro y que incluiría tanto el dinero de la jubilación como la creación de un colchón de emergencia financiero y gastos futuros ya previstos como el cambio de coche, la entrada para una hipoteca o los estudios de los niños, por poner tres ejemplos. En términos generales suele ser adecuado reservar un mínimo de entre el 25% y el 30% para el ahorro e inversión en los términos descritos. Evidentemente, cuando más ahorremos antes conseguiremos los objetivos que nos hayamos fijado y mejor asegurado tendremos nuestro futuro.

Y vosotros ¿Qué porcentaje de vuestros ingresos dedicáis al ahorro?

Imagen – Images Money en Flick



Etiquetas: , , ,

Deja un comentario