23 Jul 15

Qué hay que valorar antes de traspasar un plan y cuándo hacerlo

publicado por en la categoría Agencia tributaria, Economía, Finanzas personales, Fiscalidad, Fiscalidad planes de pensiones, Jubilación, Rescate del plan de pensiones

Las entidades financieras tientan a sus clientes con ofertas atractivas y unas condiciones ventajosas. No se salvan de estas campañas aquellos que buscan garantizarse unos ahorros para la jubilación con unos planes. El proceso para traspasarlo de un banco a otro resulta muy rápido y sencillo, pero en realidad hay que valorar si nos merece la pena en términos de rentabilidad.

Qué hay que valorar antes de traspasar un plan y cuándo hacerlo

Si se desea cambiar de entidad bancaria el plan de pensiones esto no nos va a generar ningún tipo de gasto. Se trata de una gestión totalmente gratuita como establece la ley.

Antes de traspasar el plan deberías estudiar las posibles ventajas e inconvenientes. Una mayor rentabilidad o un regalo promocional pueden empujarnos de manera clara a migrar de banco, pero en el lado negativo se encuentra la pérdida de trato personalizado o de confianza con la entidad habitual con la que trabajamos.

Revisa bien la letra pequeña de cualquier contrato, sobre todo porque muchos intentan conseguir clientes a través de ofertas gancho, que a largo plazo no resultan tan ventajosas como pudiéramos desear. No tendría mucho sentido que cambiases el plan si lo único que te ofrecen es una alta rentabilidad el primer año o un ejercicio sin comisiones.

Asegúrate que al contratar ese nuevo plan de pensiones con otro banco no incluya una serie de ataduras, como sea la vinculación de manera obligatoria a distintos productos de la entidad, como pueden ser seguros de vida o seguros del hogar, entre otras cosas. Esto nos castigaría prácticamente a estar sujetos a ellos durante un largo tiempo, que es lo que buscan los bancos.

El traspaso de los planes es un trámite que no acarrea ningún tipo de coste para el cliente. De hecho suele ocuparse la nueva entidad de gestionar cualquier movimiento. Sólo deberás presentar la información sobre el antiguo plan y firmar una orden de migración desde el plan anterior al nuevo que hayas contratado. El cambio tardará en hacerse efectivo apenas un par de semanas.

Cuando tengas intención de cambiar tu plan deberías valorar en primer lugar que se trata de un producto a largo plazo, que servirá para garantizarnos una serie de ahorros a la hora de alcanzar la jubilación. Antes de tomar cualquier tipo de decisión hay que valorar en profundidad las distintas opciones que nos presenta el mercado, comparándolas todas con el plan que tengamos en la actualidad. La decisión se puede tomar con mucha facilidad, pero hay que valorarla bien.

Imagen de Flickr



Etiquetas: , , ,

Deja un comentario