9 Ago 16

Qué es la regla del 72

publicado por en la categoría Economía, Finanzas personales

Puede que hayas oído hablar de la regla del 72. Vamos a tratar de explicar qué es y en qué consiste esta regla, y cómo puedes aplicarla a tus finanzas personales.

Qué es la regla del 72

En primer lugar ten en cuenta que esto podría considerarse una especie de ayuda matemática para resolver dudas como, por ejemplo, el rendimiento que tu inversión debería tener si quisieras que se multiplicará por dos.

Ojo, se trata de una herramienta para hacer estimaciones, basada en el concepto de capitalización compuesta, pero no exacta. Es decir, es una cuenta sencilla que busca tratar de determinar el tiempo en el que se dobla un capital, de hecho, ni siquiera debiera llamarse regla del 72, ya que para tratar de ser más exactos debiéramos aplicar un numerador algo más bajo y con decimales, pero esto haría más difícil realizar las operaciones.

Fíjate que el 72 puede utilizarse con muchos divisorios pequeños, el 1, 2,3,4,6,8,9, 10,12 que tienen el resultado entero. Esto sin duda facilita el cálculo mental de manera clara, haciendo más rápidas y ágiles las posibles operaciones.

Por ejemplo, si tratas de calcular cuánto tiempo va a tardar tu inversión garantizada en duplicar el capital base, divide 72 por el interés que ofrece tu inversión. Una inversión al 4% tardaría 18 años en duplicarse (72/4 = 18).

También puedes tratar de hacer este cálculo a la inversa, es decir utilizar el número de años en el que quieres duplicar tu capital para tratar de obtener la rentabilidad que necesitas. Por ejemplo, si quieres duplicar tu capital en un plazo de 10 años necesitarás obtener una rentabilidad del 7,2% anual (72/10 = 7,2)

Se trata de una regla que lo que busca es acercarte objetivos de rentabilidad, como ves no es una regla exacta ni mucho menos. Sin embargo, también la puedes utilizar para otros fines, por ejemplo, para gestionar tus préstamos o deudas financieras con intereses elevados.

Un ejemplo muy claro lo puedes tener cara a una financiación que desees realizar. Imagínate que te proponen una operación para la compra de un producto en la que la tasa de interés es del 12% anual. Si aplicas la regla del 72 descubres que en un plazo de seis años habrás pagado dos veces el producto que has adquirido. Esto por ejemplo, llevado a las compras a pago aplazado de alto interés en las tarjetas de crédito puede ser una buena idea, ya que te hará reflexionar seguro sobre lo que estás adquiriendo y los plazos en los que lo estás haciendo.

Cosas no tan interesantes de la regla del 72

La primera cuestión no tan interesante de la regla del 72 es que tiene muchas debilidades en su aplicación sobre cualquier tipo de inversión. Fíjate que en esta regla no va a considerar tres cuestiones capitales en relación a tu inversión, los impuestos, las comisiones y la inflación.

Por tanto, como ya hemos dicho, que un instrumento eficaz y certero. Por otro lado, hay que tener en cuenta que las inversiones no son lineales, es decir, las rentabilidades es más una herramienta de aproximación útil regulares descontados impuestos y efecto de inflación varían y no son exactas. Por ello en la medida de las rentabilidades a medio y largo plazo de los fondos de inversión, por ejemplo, se calcula la tasa geométrica de rentabilidad, aplicando el efecto de la capitalización compuesta de tasas variables.

En definitiva, un instrumento para hacer cálculos mentales rápidos que pueden aproximarte a lo buena o mala que es una rentabilidad para tu dinero, o algo buena o mala que es una operación de financiación para tu bolsillo.

Imagen de Flickr



Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

cinco − 3 =