29 Jul 13

¿Qué es la libertad financiera?

publicado por en la categoría Finanzas personales

Cuanto pensamos en la libertad financiera la mayoría nos imaginamos a millonarios con casi más dinero del que puedan gastar en toda su vida, pero lo cierto es que no es necesario llegar a ese punto para poder hablar de libertad financiera. Desde un punto de vista técnico, la mayoría de gurús de las finanzas personales coinciden en definir la libertad financiera como el momento en el nuestros gastos fijos quedan cubiertos por nuestros ingresos pasivos. Dicho de otra forma, que con el dinero que generan nuestras inversiones somos capaces de hacer frente a nuestro estilo básico de vida.

La primera consecuencia de alcanzar la libertad financiera es que, lógicamente, todo trabajo será un ingreso extraordinario pero no obligatorio para poder mantener nuestro estilo de vida. De esta forma, en teoría sólo tendríamos que trabajar en aquello en lo que de verdad queremos y que nos hace sentir plenos.

libertad financiera

La libertad financiera tiene tanto que ver con el dinero que somos capaces de generar como con los gastos que tenemos. Es decir, no sólo se trata de que nuestros ingresos, pasivos sean exorbitantes, sino que también dependerá del nivel de vida que deseemos tener. En este sentido, cuantos menos gastos fijos tengamos o cuanto menor sea nuestro nivel de vida, más fácil será alcanzar la libertad financiera. En el fondo no es muy diferente del planteamiento que debemos hacer al pensar cuánto dinero necesitaremos al jubilarnos. Si nuestros gastos fijos son muy elevados porque tenemos que pagar una hipoteca, el préstamo del coche, el teléfono, internet de 100 MB, la comunidad… necesitaremos generar más ingresos y por lo tanto más complicado será alcanzar la libertad financiera.

Encontrar ese equilibrio entre ingresos y gastos no es fácil incluso contando con la aportación del salario y por eso muchas personas se preguntan cómo es posible lograrlo sin un sueldo. La clave está en reducir gastos, como ya hemos visto, y en generar ingresos más allá del trabajo. Estos pueden provenir de diferentes fuentes, desde el alquiler de un piso pasando por una máquina de vending, venta de productos online u otras empersas… Incluso los dividendos por acciones podrían considerarse como un ingreso pasivo.

Evidentemente no resulta fácil generar ingresos pasivos y exige un cierto grado de emprendimiento en el mejor de los casos. Sin embargo, estos son también la única forma de no depender directamente de nuestro trabajo y, por lo tanto, de lograr la libertad financiera. ¿Estáis en camino de hacerlo?

Imagen – Cristian Borquez



Etiquetas: , , ,

Deja un comentario