7 Abr 14

¿Qué deducciones se pueden aplicar en la declaración de la renta?

publicado por en la categoría Agencia tributaria, Fiscalidad

El primer y gran objetivo de todo contribuyente al hacer la declaración de la renta es terminar cuanto antes y el segundo, pagar lo menos posible. Para asegurarse el cumplimiento de la segunda finalidad habrá que aplicar el mayor número de deducciones posible en el IRPF. El único hándicap es que en 2014 sólo podremos incluir en el IRPF las inversiones y acciones realizadas en 2013 que efectivamente permitan deducir. Es decir, que ya no estaremos a tiempo de hacer una donación para rebajar la factura fiscal, por ejemplo. Precisamente por ello es tan importante una correcta planificación fiscal.

Qué deducciones se pueden aplicar en la declaración de la renta

En cualquier caso, no deja de ser importante aplicar todas las deducciones de IRPF a las que tengamos derecho. Estas son las más importantes:

Deducción por adquisición de vivienda habitual: sólo disponible para quienes hayan comprado su vivienda antes del 1 de enero de 2013, en cuyo caso podrán desgravar un 15% de las cantidades aportadas a la hipoteca, así como los seguros vinculados a la misma sobre una base máxima de 9.020 euros. Esto quiere decir que la deducción máxima será de 1350 euros.

Deducción por alquiler de vivienda: los inquilinos que vivan de alquiler podrán optar a una doble deducción de la declaración de la renta: una estatal y otra de carácter autonómico. La estatal se aplicará a todas las personas que vivan de alquiler y cuya base imponible no supere los 24.020 euros. Podrán desgravar a un 10,5% de las cantidades aportadas sobre una cantidad máxima de 9.020 euros para bases imponibles inferiores a 12.000 euros. A partir de ahí, esta base sobre la que aplicar la deducción caerá hasta llegar a cero en los mencionados 24.020 euros. A esta deducción hay que añadir las que pueda aplicar cada comunidad autónoma y que en la mayoría de casos está ligada a ser menor de 35 años o a comprar viviendas de determinado tipo, como las rurales en Asturias.

Deducción por planes de pensiones: en realidad no se trata de una deducción sino de una reducción de la base imponible del IRPF. Las aportaciones a planes de pensiones permitirán pagar menos impuestos en función de las cantidades invertidas y de la edad del contribuyente. En este sentido, los menores de 50 años podrán deducir sobre un máximo de 10.000 euros o el 30% de sus ingresos y los que superen esa edad sobre un máximo de 12.500 euros o el 50% de sus ingresos.

Deducciones por donativos: los donativos deducen. En concreto se podrá desgravar un 10%, 20% o 30% de las cantidades donadas a entidades sin ánimo de lucro, actividades de mecenazgo y similares. La cantidad varía en función del tipo de institución y su actividad. Dentro estas se pueden incluir tanto las aportaciones extraordinarias como las cuotas de socio.

Cuotas de colegios profesionales: éstas se pueden restar de la base imponible siempre que estar colegiado sea un requisito para poder ejercer la actividad profesional.

Deducción por actuaciones para la protección del Patrimonio Histórico Español, Autonómico y Mundial: se podrá deducir hasta un 15% de estas inversiones.

Además, colectivos como los trabajadores autónomos podrán deducir el seguro de salud y otros gastos adicionales.

Imagen de Flickr por FuFuWolf



Etiquetas: , , ,

Deja un comentario