21 Jul 14

Qué debes y qué no debes comprar de nuevo

publicado por en la categoría Economía, Finanzas personales

En España tenemos la costumbre de comprar todo nuevo salvo la vivienda. Sin embargo, que un producto esté recién saludo de fábrica no quiere decir que sea necesariamente mejor. Existen muchos bienes que será mejor adquirir de segunda mano.

Qué debes y qué no debes comprar de nuevo

¿Para qué comprarlo usado si puedes tenerlo nuevo? Esta parece ser la consigna para buena parte de la población española, todavía ajena al pujante mercado de segunda mano. Sin embargo, si algo podemos aprender de varias de las personas más ricas del planeta es que lo nuevo no siempre es lo mejor.

Así, por ejemplo Samuel Walton, fundador de Wall-Mart y aficionado a las avionetas, no compró en su vida un aparato nuevo. Siempre acudía al mercado de segunda mano en busca de aeroplanos y dada la fortuna que amasó podemos estar seguros que no era por falta de capital. De hecho, lo que motivaba este comportamiento era que pensaba que los aviones nuevos eran demasiado caros y que no merecían la pena. Es decir, que la relación calidad-precio-pérdida de valor del activo hacía más atractivo lo usado.

Quizás un ejemplo más cercano como los automóviles sirva para entenderlo mejor. A fin de cuentas, ¿Quién no ha pensado en comprar un coche de segunda mano? Y es que estamos ante un activo que, nada más adquirirlo y salir del concesionario pierde automáticamente entre un 20% y un 30% de su valor sin que haya cambios sustanciales en sus prestaciones. Por eso mismo el mercado de coches de segunda mano florece en España y desde un punto de vista estrictamente financiero no debería ser el único.

¿Qué comprar de segunda mano?

En términos generales se puede comprar cualquier cosa. Desde un punto de vista financiero deberemos calcular el valor de amortización del bien para saber si compensa o no comprarlo.

A efectos prácticos, existen algunos productos que puede compensar comprar de segunda mano como son las guitarras o las embarcaciones marítimas (aquí se aplicaría la máxima de coches y aviones). Sin embargo, este mercado no está muy desarrollado en España, la oferta es escasa y los descuentos frente al precio original, nuevo, limitados.

Por el contrario, está floreciendo un mercado de compra venta de productos para niños pequeños de segunda mano. Carritos, cunas, sillitas para el coche… La oferta es grande y también incluye ropa en algunos casos. Con descuentos que pueden llegar al 50% un una vida útil más que limitada, puede ser una buena fuente de ahorro.

Y existen muchos más bienes, algunos tan sorprendentes como las joyas. Según desvelan desde Comoahorrardinero.com su valor puede caer un 10% del precio inicial al comprarla dependiendo de las colecciones y marcas, por lo que su mercado de segunda mano es uno de los que más está creciendo. Lo mismo ocurre con los relojes de lujo, sólo que en este punto el retroceso es un  poco menos rápido.

Libros, videojuegos, DVS y videoconsolas son otros de los productos que compensa adquirir usados y después revender si hemos conseguido conservarlos adecuadamente.

Qué no comprar de segunda mano

Ya hemos mencionado que en realidad podríamos comprar todo de segunda mano, pero evidentemente hay elementos que por un motivo u otro no compensarán. El más objetivo sería la escasa pérdida de valor. Dicho de otra forma, que apenas hay diferencia real entre el precio como producto nuevo o como producto de segunda mano.

La excepción aquí la marcarían determinados equipos electrónicos, susceptibles de no estar en buenas condiciones o de incluir programas nocivos que el usuario ‘tipo’ no es capaz de detectar.

En cualquier caso, con el mercado de segunda mano todo es lanzarse y probar. Si lo hacemos nos daremos cuenta de que existen multitud de productos que nos compensará o que no nos importará adquirir de segunda mano.

Imagen de Flickr por ArchiM



Etiquetas: , , ,

Deja un comentario