19 May 16

Qué debes saber sobre los testamentos

Comentarios desactivados en Qué debes saber sobre los testamentos

publicado por en la categoría Economía, Finanzas personales, Fiscalidad

Por razones obvias los testamentos son unos documentos de una gran importancia, sin embargo, también son unos grandes desconocidos. Vamos a repasar aquellos aspectos básicos que debes saber sobre los testamentos.

Qué debes saber sobre los testamentos

En primer lugar, debemos saber que no existe un único modelo de testamento, pero tampoco una única manera de hacer testamento. Es cierto que existen algunos modelos de testamento muy poco utilizados como puede ser el testamento notarial cerrado, o, el testamento militar entre otros, pero, los dos tipos más habituales serían el testamento notarial abierto y el testamento ológrafo.

Qué es el testamento notarial abierto

Realmente este sería el testamento que más se realiza en la actualidad ya que presenta ventajas notables respecto a cualquiera de las otras opciones.

En este modelo de testamento vamos a consignar la última voluntad en una escritura pública ante notario. Primera ventaja sin duda es el hecho de poder recibir asesoramiento y consejo notarial, y como segunda ventaja inmediata se encuentra el hecho de haber situado las cláusulas testamentarias dentro del marco de la legalidad.

En este caso la intervención notarial diera garantizar el cumplimiento de las formalidades legales, y también el hecho de un contenido testamentario acorde a la legalidad vigente en esta materia, además, por extensión, la acción notarial se va a encargar de la conservación del testamento ya que pasa a ser el tenedor de la copia original, copia que se mantendrá en confidencialidad hasta el fallecimiento del testador, momento en el que a través del registro General de últimas voluntades podrá accederse al contenido.

Se trata de un proceso que podemos comenzar simplemente acudiendo a un notario con nuestra documentación en regla, a partir de ahí, y en función de la complejidad del testamento, iremos aportando información o documentación que servirá de base para la redacción del testamento por escrito y su posterior otorgamiento. Hay que tener en cuenta que actualmente ya no existe la exigencia de intervención de testigos salvo en casos muy concretos, y tampoco es necesario el inventariado exhaustivo de los bienes del testador.

Estos testamentos no suele ser caros de realizar, rara vez superarán los 60 € independientemente de los bienes del usuario.

Qué es el testamento ológrafo

El testamento ológrafo, más en desuso, es aquel en el que el testador escribe de suponer letra, expresando el año, mes y día en que se realiza, sus últimas voluntades en relación tanto a su patrimonio como a los deseos específicos sobre su herencia.

Es importante reseñar que tanto la falta de fecha como de firma en estos documentos los invalida y anula.

También es muy importante tener en cuenta que estos testamentos deben estar redactados desde la primera hasta la última palabra por el testador, y que cualquier error en forma de mancha, tachón o palabra borrada puede anular el documento.

El primer gran problema de un testamento ológrafo es el de la falta de asesoramiento que puede llevar a la nulidad del documento. Por otro lado, se trata de documentos que generan mayor nivel de controversia y posibilidades de problemas y discusiones posteriores al no encontrarse en principio bajo amparo legal en cuanto asesoramiento.

Estos testamentos, tras el fallecimiento del testador, deben pasar un proceso judicial de autentificación y un protocolo posterior que encarece el proceso y lo complica.

Obviamente hoy en día estamos ante un modelo de testamento que tiene más que ver con situaciones determinadas, por ejemplo de riesgo inmediato, o situaciones de urgencia en las que resulte inviable la opción del testamento notarial abierto.

Qué ocurre si no se hace testamento

La falta de testamento tras un fallecimiento genera problemas varios, obviamente el primero, el más inmediato es el destino de la herencia del fallecido.

El fallecimiento sin testamento no implica ni la pérdida de la herencia ni que está pase a manos del Estado (no al menos de manera completa) sin embargo, la ley, indica que tras su fallecimiento sin testamento existe un orden de parentesco que deberá respetarse para nombrar herederos.

Es importante que tengamos en cuenta que también aquí, además del derecho común, intervienen los derechos forales y que en algunos casos podemos encontrar modificaciones leves (o no tan leves)

En general, los herederos de un fallecido sin testar, por orden de prioridad serían los siguientes:

  • Los hijos del fallecido entre quienes se divide la herencia a partes iguales. En caso de fallecimiento de uno de los hijos del fallecido, si a su vez tenía descendencia, a éstos les corresponde por partes iguales lo que le corresponderá a su padre o madre, sin embargo, si el fallecido no tenía descendencia la herencia viene a dividirse sólo entre los hijos vivos al fallecimiento de quien no atestado.
  • Al cónyuge le viene a corresponder el usufructo de un tercio de la herencia, además, la mitad de los bienes gananciales porque estos bienes ya se encontraban divididos en vida de ambos.

En el caso de no tener hijos se establecería el siguiente orden:

  • A los padres del fallecido por partes iguales si viven los dos o en su integridad si sólo vive uno. Si no hay padres pero si hay abuelos o ascendientes la herencia se destina a estos, en todo caso aquí al cónyuge se le destina el usufructo de la mitad de la herencia.
  • Si no existe ascendente de ningún tipo en el cónyuge es el único heredero.
  • Si no existe ascendentes ni tampoco cónyuge en el momento de la muerte los siguientes en la lista prioritaria son los hermanos e hijos de hermanos, los siguientes los tíos y si no tiene ni hermanos metidos los primos carnales, sobrinos nietos, tíos abuelos si le hubieran sobrevivido.
  • Es en el caso de no poseer ninguno de los parientes anteriores cuando el fallecimiento sin testamento y sin parientes genera una herencia directa para el Estado.

Es importante también saber que tras su fallecimiento sin testamento es necesaria la formalización de la declaración de herederos, este es un documento público que viene a definir aquellos parientes con derecho a herencia según la legislación y las reglas ya citadas.

Imagen de Flickr


Comentarios desactivados en Qué debes saber sobre los testamentos

Etiquetas: , ,