12 Jul 13

Por qué necesitas diversificar tus inversiones y cómo hacerlo

publicado por en la categoría Economía, Finanzas personales, Productos de ahorro

“No hay que poner nunca todos los huevos en la misma cesta”. Esta expresión popular es una de las más repetidas en el mundo financiero. De hecho, será una de las primeras que oigamos al visitar a un asesor financiero. Al igual que en la vida real, hace mención a la necesidad de diversificar para minorar riesgos.

diversificar inversiones

Esto supone repartir el riesgo que asumimos entre varios productos y tipos de inversiones, de forma que si uno va mal, no perderíamos toda la inversión. La diversificación se puede incluso aplicar a un solo tipo de productos. Por ejemplo, siempre será más recomendable contratar depósitos en más de un banco por si una de las entidades financieras sufre algún tipo de contratiempo.

La diversificación está en la base de la buena gestión financiera como estrategia para repartir riesgos. Supone invertir en distintos activos que asuman diferentes tipos y niveles de riesgo y que incluso tengan distintos horizontes temporales de inversión.

Una cartera de inversiones equilibrada no es sino una capaz de diversificar sus inversiones. Sin embargo no existe una distribución ideal de los activos. Al igual que hay un plan de pensiones para cada etapa en la vida, las circunstancias personales y la edad también influyen en la distribución de la cartera de inversión.

Lo que sí debemos hacer en cualquier caso es contar con activos de todo tipo. Es decir, es recomendable contar con acciones o fondos de inversión algo más arriesgados que nos permitan multiplicar las ganancias, pero también con productos más conservadores de renta fija. Se puede incluso invertir en una divisa diferente del euro parte de los activos para cubrirnos ante la posible marcha de la moneda única. La distribución concreta dependerá de cada ahorrador, pero lo importante es saber que de la misma manera que no podemos invertir todo nuestro dinero en una sola empresa, tampoco deberemos hacerlo a través de un mismo tipo de productos e incluso de un mismo banco.

Una cuestión importante a la hora de distribuir la inversión es la necesidad de revisar posteriormente esta misma distribución. Las ganancias o pérdidas acumuladas por cada activo harán que su porcentaje sobre la inversión total varíe y que por lo tanto debamos rebanlancear la composición de nuestra cartera cada cierto tiempo.

Imagen – FlubbelEmpire en Flick



Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario