2 Oct 13

Pon tus finanzas en forma: Ahorrar energía en el hogar

publicado por en la categoría Finanzas personales

La gestión y el ahorro para la jubilación va mucho más allá de las inversiones que hagamos. De hecho, el primer paso consiste en poner a punto nuestras finanzas y los gastos del hogar, unos de los aspectos más fáciles de controlar y para el que no hacen falta conocimientos específicos.

Entre lo que podríamos denominar finanzas del hogar figuran todos los gastos relacionados con la vivienda, desde la energía hasta el mantenimiento pasando por las telecomunicaciones e incluso la alimentación. En este caso vamos a centrarnos en el ahorro energético en el hogar, una de las mayores partidas de cualquier familia.

Y si hay un sitio de la casa que consume energía este es, sin lugar a dudas, la cocina. El siguiente gráfico desglosa el reparto del gasto eléctrico en el hogar:

 consumo electrico ahorro

Los consejos para gastar menos energía en la cocina empiezan por comprar electrodomésticos eficientes y con una calificación de “A”. Además, al cocinar podemos seguir las siguientes pautas:

  • Utilizar la olla a presión y tapar siempre ollas y cacerolas.
  • Aprovechar el calor residual para terminar de cocinar los alimentos en el caso de las vitrocerámicas
  • No precalentar el horno
  • Utilizar el microondas en lugar del horno

Además, tanto con la lavadora como con el lavavajillas podemos tratar de lavar en frío o no utilizar la máxima temperatura. Del mismo modo, hay que intentar cargar siempre ambos electrodomésticos a su máxima potencia.

Para reducir el gasto del frigorífico habrá que colocarlo en un lugar donde fluya el aire y comprobar el buen estado de las gomas aislantes. Los modelos ‘no-forst’ será necesario descongelarlos cuando la capa de hielo alcance los 3 milímetros.

Otra de las grandes batallas para el ahorro de energía es la luz. En este punto lo más importante es seguir una serie de normas lógicas como no dejar la luz encendida, usar bombillas de bajo consumo o utilizar reguladores de intensidad luminosa.

Por último, combatir el frío y el calor se lleva también buena parte del presupuesto energético del hogar. La clave en este punto, además de los ahorros que se puedan implementar en calefacción o aire acondicionado, pasa por un buen aislamiento del hogar que impida que se escape el calor o que entre, según sea necesario. En este sentido, el orden de importancia al que debemos atender es el siguiente: paredes (35%), techos (25%), rendijas (15%), suelo (15%) y ventanas (10%).

Y vosotros ¿Qué trucos utilizáis para reducir la factura eléctrica?



Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario