22 Abr 13

Planes de pensiones vs Fondos de inversión

publicado por en la categoría Finanzas personales, Jubilación, Productos de ahorro

Una de las comparaciones más habituales entre productos financieros de ahorro a largo plazo es la que se hace entre planes de pensiones y fondos de inversión. La confrontación nace de la similar estructura de ambos vehículos y de cómo estructuran su inversión en ambos casos y por ser los fondos de inversión una alternativa a los planes de pensiones.

6848823919_724f516a05_b

De forma muy resumida, se puede decir que tanto un plan de pensiones como un fondo de inversión son productos en los que el partícipe deposita un dinero en un fondo común para que un gestor se encargue de intentar rentabilizarlo a través de distintos activos –recordemos que los planes de pensiones invierten a través de los denominados fondos de pensiones-. En ambos casos cada vez que una persona aporta dinero se crean participaciones y engorda el valor del fondo, mientras que  cuando retira el capital su valor mengua.

Quizás la gran diferencia en el apartado de las aportaciones estribe en que en muchos planes de pensiones se pactan aumentos de capital cada año, mientras que en un fondo no se suele acordar más inversión que la inicial. Pero esta es sólo una pequeña divergencia si se tienen en cuenta el resto de elementos que los separan y que como ahorradores conviene conocer antes de tomar una decisión sobre qué hacer con nuestro dinero.

Las primeras diferencias llegan con las comisiones. En ambos casos las gestoras cargarán una serie de comisiones que en el caso de los planes de pensiones están reguladas por ley con un máximo del 2,5%. En términos generales, las comisiones de los fondos de inversión tienden a ser menores y por lo tanto a afectar menos a la rentabilidad real que se obtiene a través de ese vehículo.

La fiscalidad es uno de los puntos de divergencia donde los planes de pensiones salen como claros vencedores. Y es que los planes de pensiones son uno de los productos más beneficiados en la declaración de la renta, al permitir las aportaciones realizadas al mismo minorar la base imponible. Además, todavía existe una reducción del 40% en caso de rescatar el plan en forma de capital para las aportaciones anteriores a 2007. Por su parte, la única ventaja fiscal de los fondos de inversión frente a otros productos de ahorro es que no habrá que pagar impuestos por las ganancias obtenidas siempre que estas se destinen a contratar otr fondo de inversión. En resumen, muchas diferencias que habrá que estudiar y llevar a una hoja de cálculo antes de elegir uno u otro vehículo de inversión.

La liquidez es otra de sus grandes diferencias y en esta ocasión el beneficiado es el fondo de inversión.  El dinero de un plan de pensiones no puede recuperarse hasta la jubilación –existen otros supuestos, pero lo habitual suele ser rescatarlo al jubilarse-, mientras que el de un plan de pensiones puede retirarse en cualquier momento o, en el peor de los casos, en las ventanas de liquidez que cada año abre el fondo.

La variedad también juega a favor de los fondos de inversión, donde la oferta es mayor.

Dicho esto, planes de pensiones y fondos de inversión no tienen por qué ser productos enfrentados y un buen inversor no deberá necesariamente elegir entre uno y otro. En una cartera bien diversificada ambos tienen cabida, ya que sus horizontes de inversión pueden ser diferentes.



Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario