16 Abr 14

PIAS: ventajas y desventajas

publicado por en la categoría Fiscalidad, PIAS

Los planes de pensiones no son la única fórmula de ahorro a largo plazo. El mercado ofrece una increíble variedad de productos de inversión que nos permitirán formar una cartera equilibrada y juntar un capital para nuestra jubilación. Entre estas alternativas figuran los PIAS, acrónimo de Planes Individuales de Ahorro Sistemático, que son una fórmula de inversión-ahorro ideal para perfiles inversores de bajo riesgo.

PIAS: ventajas y desventajas

El funcionamiento de un PIAS es, de forma resumida el siguiente: se trata de un seguro de vida a través del cual el usuario se compromete a realizar una serie de aportaciones periódica –también existe la opción de aportaciones únicas anuales pero está menos extendida- por las que se le asegura un interés mínimo y la posibilidad de beneficios por encima de ese rendimiento mínimo pactado. A partir de ahí, el PIAS invertirá en los productos y activos que considere oportuno para conseguir su objetivo.

Aclarado este punto, veamos las ventajas y desventajas del PIAS como vehículo de ahorro a largo plazo.

Ventajas de los PIAS

La ventaja más evidente de un PIAS es la seguridad, ya que ofrece un rendimiento mínimo garantizado algo que no hacen, por ejemplo, la mayoría de planes de pensiones o fondos de inversión.

A esto hay que añadir su liquidez. A diferencia de lo que ocurre con los planes de pensiones, un PÏAS se puede rescatar en cualquier momento, aunque también es cierto que existen importantes comisiones y cortapisas para hacerlo y que muchas aseguradoras incluyen un periodo de dos o tres años en los que no se podrá sacar ese dinero. En este sentido, lo que es una ventaja frente a los planes de pensiones no lo es tanto al compararlo con otras alternativas de inversión a largo plazo como los fondos de inversión.

En el apartado de pros también cabe mencionar la ventajosa fiscalidad de los PIAs que, sin llegar a las cotas de los planes de pensiones, sí que presenta beneficios adicionales en el momento del rescate, siempre y cuando hayan pasado por lo menos diez años desde el momento de su contratación. En este caso, tributará como pensión vitalicia inmediata y disfrutará de importantes reducciones fiscales en función de la edad del cliente al contratar el PIAS, según figura en la siguiente tabla:

  • Menores de 40 años: 40%
  • Entre 40 y 49 años: 35%
  • Entre 50 y 59 años: 28%
  • Entre 60 y 65 años: 24%
  • Entre 66 y 69 años: 20%
  • Mayor de 70 años: 8%

En caso de no alcanzar los 10 años de contratación o de retirada prematura del dinero, las ganancias tributarán como las de cualquier otro producto financiero.

Desventajas de los PIAS

Lógicamente no todo podía ser positivo. Los PIAS tienen su contrapartida y la más importante es su rendimiento. Dicho de otra forma, las ganancias mínimas son más que limitadas.

Además, sólo se puede contratar un PIAS por persona y la inversión no podrá superar los 8.000 euros al año y los 240.000 para la vida total del producto.

¿Qué os parecen los PIAS? ¿Mejora lo que ofrece un plan de pensiones?

Imagen por Flickr por xornalcerto



Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario