23 May 17

¿No conoces el minimalismo? Deberías – Así afecta tu vida y a tus finanzas personales

publicado por en la categoría Economía, Finanzas personales

El minimalismo, aplicado como modo de vida, se convierte en una interesante manera de entender no sólo el control de nuestras finanzas, también nuestra manera de ver la vida.

El arquitecto alemán Mies van der Rohe es a quien debemos la frase menos es más que se convirtió en el pilar básico del minimalismo como corriente arquitectónica y modelo estético. En la actualidad, y con una enorme variedad de interpretaciones, el minimalismo se incorpora como modelo de vida sobrio, basado en el control y, ciertamente, muy adecuado para quienes desean buscar el equilibrio en general, y en las finanzas en particular.

El principio básico del minimalismo como fórmula de vida es acostumbrarse a vivir con lo esencial.

Vivir con lo esencial y la reducción de la acumulación

Cuando nos acostumbramos a vivir única y exclusivamente con lo que necesitamos huimos de uno de los problemas menos tenidos en cuenta en el control financiero personal: la acumulación.

Almacenar objetos que no utilizamos genera un coste. Este coste se multiplica cuando los objetos que poseemos nos obligan a comprar o alquilar trasteros, pero, no sólo eso: generalmente la acumulación de objetos que no utilizamos nos lleva a la necesidad de tener viviendas más grandes y por tanto asumir más costes, sin olvidar otras cuestiones laterales como el mantenimiento, la limpieza, etc.

En general, la compra compulsiva o la compra poco meditada es el origen de la acumulación de objetos no necesarios. En el minimalismo no se concibe una compra no meditada, y tampoco se concibe la posesión de objetos que no se utilizan o que se infrautilizan.

El minimalismo no significa renuncia, si no racionalización. Se trata de ponderar lo básico, lo elemental con lo que cada uno es feliz, por tanto, no existe un modelo único y una única manera de entenderlo. Desde un punto de vista filosófico sería la erradicación del concepto de bienestar a partir de la posesión de bienes. Algo muy imperante en la sociedad consumista pero realmente muy poco práctico para una vida financiera saludable.

Actitudes minimalistas que te pueden ayudar en tu día a día financiero

Independientemente de si quieres aplicar o no el minimalismo en tu vida, hay algunas actitudes y acciones que sin duda pueden ayudarte en la mejora del control de tus finanzas personales.

Todo parte de un análisis de los objetos que posees y del uso que les das, sumado a esto un posterior balance de tus niveles de consumo, de lo necesario, lo útil y lo prescindible. De esta manera puedes comenzar a confeccionar un auténtico programa de gastos basado en el consumo racional y en el uso lógico de las posesiones y objetos, no gastar más de lo que necesites gastar y no adquirir aquello que vas a utilizar poco o nada.

Hay cuatro acciones interesantes que puedes llevar a cabo en este sentido:

  • Confecciona un presupuesto ENLACE detallado que incluya tus ingresos y analiza profundamente tus gastos, comienza por reducir los gastos prescindibles, y procura optimizar los gastos útiles. Estos presupuestos cuando se realizan de manera honesta con uno mismo suelen dar resultados muy positivos.
  • Realiza un buen inventario de tus pertenencias. Busca determinar aquellas con un uso irrenunciable, aquellas con menor uso o directamente sin uso, y aquellas que guardas por su valor sentimental. Esto no sólo da la perspectiva de lo que ya posees sino también te orientará ante futuras compras.
  • Dale un nuevo uso a los objetos que no utilizas, puedes tratar de rentabilizarlos a través de la venta o puedes intercambiarlos o donarlos. Racionaliza el consumo de espacio en tu vivienda pero sobre todo determina lo que necesitas o no.
  • Nunca realices compras sin meditar. Incluso aquellas compras que puedan parecer más recurrentes deben ser meditadas, evaluar siempre la necesidad y los costes de lo que se va a adquirir es un gran aliado de nuestro bolsillo. Por supuesto hay que huir de la compra compulsiva y del gasto por gastar.

Aplica estos cuatro preceptos y ya estarás introduciendo el minimalismo en tu vida.

Imagen de Flickr



Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario