23 Dic 13

Los PPI frente a los PPA: ventajas y desventajas

publicado por en la categoría Jubilación, Planes de Previsión Asegurados (PPA), Productos de ahorro

A la hora de ahorrar para la jubilación existen diferentes alternativas. En la mayoría de casos estamos hablando de productos financieros compatibles entre ellos que se complementan de una forma u otra para establecer al final una cartera de inversión equilibrada. Esto no quiere decir que debamos contratarlos todos, ni mucho menos, y precisamente por eso se suelen realizar comparativas entre las alternativas más parecidas entre ellas. En este caso le ha llegado el turno a los Planes de Pensiones Individuales (PPI) y los Planes de Previsión Asegurados.

los ppi frente a los ppa

 

En ambos casos estamos hablando de productos pensados para el ahorro a largo plazo, aunque cada uno con características lo suficientemente diferenciadoras como para que merezca pena enfrentarlos.

Ventajas y desventajas de los PPI

Los planes de pensiones individuales son el vehículo de ahorro para la jubilación por excelencia. Su principal ventaja reside en su fiscalidad, que está diferida al momento de la jubilación o las contingencias que figuren en el plan. Eso quiere decir que no habrá que pagar impuestos hasta ese momento.

A esto hay que añadir la posibilidad pagar menos en la declaración de la renta por las aportaciones que hagamos al plan de pensiones. Estas permiten reducir la base imponible de IRPF en función de la edad del partícipe y su nivel de ingresos. Los límites son los siguientes:

  • Menores de 50 años. La menor de las siguientes cantidades: 10.000 euros o el 30% de su base imponible.
  • Mayores de 50 años. La menor de las siguientes cantidades: 12.500 euros o el 50% de su base imponible.

Además, la estructura del sistema de planes de pensiones también permite cambiar de plan sin tener que pagar impuestos.

Por último, cabe mencionar la sencillez para acceder a las cifras de rendimiento de cada plan y la enorme oferta que cuenta con planes para todos los gustos.

Las desventajas se pueden resumir en una palabra: falta de liquidez. Dicho de otra forma, el dinero invertido no se puede recuperar hasta la jubilación, por lo que es un capital ‘secuestrado’ hasta cierto punto.

A esto hay que añadir que, salvo en los planes de pensiones garantizados, el dinero que se aporta no está seguro y que la entidad no garantiza que se recuperará el 100% del capital aportado.

Ventajas y desventajas de los PPA

Lo primero que debemos tener en cuenta es que un PPA es un seguro de ahorro y previsión que cubre la contingencia de jubilación y adicionalmente las de invalidez o fallecimiento.

Lo que define a los PPA frente a los planes de pensiones es que estos están obligados a garantizar un tipo de interés fijo en el momento de la contratación  a la que, evidentemente, se puede añadir un tipo variable en función de diferentes elementos.

Entre sus ventajas, también figura una fiscalidad positiva que permite reducir la base imponible del IRPF en la misma medida que los planes de pensiones.

Las desventajas también se centran en su falta de liquidez, ya que el dinero no se podrá rescatar hasta el momento de la jubilación –existen, como con los planes de pensiones, algunas excepciones-. A esto hay que añadir una rentabilidad menor que la que ofrecen los planes de pensiones, si bien es cierto que en este caso el dinero invertido está asegurado, así como la exigua rentabilidad.

Ahora que ya conoces ambos productos ¿Con cuál te quedas?

Imagen – Images Money en Flickr



Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario