15 Ene 15

Los nuevos Plan Ahorro 5

publicado por en la categoría Economía, Finanzas personales, Fiscalidad

Los Planes Ahorro 5 son la gran apuesta del Gobierno para inversión a largo plazo como complemento a la oferta actual. Te presentamos cómo están articulados los planes de ahorro a largo plazo, sus ventajas y desventajas.

Los nuevos Plan Ahorro 5

Los Planes de Ahorro 5 serán una de las estrellas de 2015 y, desde luego, la gran novedad. Aún hoy en día las entidades financieras se encuentran en pleno trabajo de ajuste dentro de sus catálogos de estos productos. Se trata de planes que vienen a articularse como cuentas de ahorro o seguros vinculados a cualquier tipo de activo financiero en los que vamos a poder realizar aportaciones máximas de hasta 5.000 euros anuales por persona.

Otra cuestión importante a tener en cuenta es que los intereses que estos productos generen estarán exentos de tributa a Hacienda siempre que el dinero se haya mantenido dentro del producto al menos durante cinco años. En caso de rescate antes de ese periodo de tiempo, la tributación se realizará al tipo general del ahorro vigente entre el 19% y el 23%.

Por tanto, vemos que se trata de un producto que premia de algún modo el ahorro a medio/largo plazo. Lo cual ya le confiere un carácter muy concreto.

La entidad que los  comercializa ha de garantizar hasta el 85% del capital invertido al vencimiento. De esta manera el ahorrador realiza una exposición al riesgo como máximo del 15% de la inversión. Además, la limitación para el titular es de un único producto, es decir, que no se podrá mantener dos planes de manera simultánea.

La rentabilidad de estos productos oscila entre el 1% y el 2%.

En el polo menos positivo nos encontramos con un producto poco flexible, empezando por un límite de aportación anual máximo de 5000 euros o la exigencia de una permanencia de cinco años para obtener las ventajas fiscales, de esta manera realmente estamos limitando en ese medio plazo el ahorro a 25.000 euros, algo que puede ser interesante para el pequeño ahorrador con vocación conservadora pero que probablemente se queda corto para otros tipos de ahorrador tanto por perfil como por aportaciones.

Por otro lado, la obligatoriedad de ese 85% garantizado para las entidades comercializadoras probablemente va a asociar la inversión patrimonial a tipos bajos directamente relacionados con deuda a corto plazo o depósitos con lo cual la rentabilidad es cuestionable y dependerá en buena medida de la evolución del otro posible 15%, el que se destina a otro tipo de inversiones en las que se pueden buscar mayor rentabilidades, es cierto, pero también donde encontramos mucho mayor nivel de riesgo.

Imagen de Flickr



Etiquetas: , ,

Deja un comentario