2 Nov 17

Los ingresos y no la edad, deberían determinar cuándo te jubilas

publicado por en la categoría Economía, Finanzas personales

Existe una edad legal en la que jubilarnos, pero los ingresos también pueden determinar el momento de la jubilación y si ésta puede ser anticipada.

Del mismo modo que existe una edad legal en la que jubilarse, e incluso, en la que jubilarse anticipadamente, existen indicadores económicos en nuestras finanzas personales que nos hacen saber que estamos preparados para la jubilación. En otras palabras, que dependiendo cuáles sean nuestros ingresos al retirarnos podremos hacerlo antes o después.

En general pensamos demasiado en la edad de jubilación y no tanto en las condiciones de nuestras finanzas a la hora de jubilarnos. Esto puede ser un error, ya que, incluso podríamos retirarnos antes si resulta viable económicamente.

Para jubilarnos de forma anticipada necesitamos estudiar a fondo nuestra  economía personal. Lo que nos va a ofrecer la garantía de una jubilación satisfactoria en lo económico es la seguridad en nuestros ingresos. En el momento en el que estamos seguros de tener suficiente dinero como para no perder poder adquisitivo el resto de nuestra vida, ya estamos en disposición de retirarnos. Si no estamos seguros de esto, no deberíamos perder la cabeza por jubilarnos anticipadamente. Es más deberíamos evitarlo a toda costa.

Enfocar bien nuestros recursos económicos para el futuro

Dejar de trabajar sin un plan de jubilación que garantice que no perderemos poder adquisitivo no es una buena opción nunca.

Sin embargo, solemos enfocar el ahorro para la jubilación como una acción sistemática de aportaciones a uno o varios productos financieros y ya está. Esto no es una buena gestión por sí misma, es sólo parte de un proceso en el que debemos modificar nuestra mentalidad y manera de entender la administración del dinero cuando ya no tengamos ingresos derivados del trabajo.

Dicho de otro modo, da igual la edad a la que nos retiremos e incluso da igual la cantidad de dinero que tengamos disponible en el momento de la jubilación, si no existe un plan de gestión sobre ese dinero el momento es indiferente. Sin embargo, teniendo claro ese plan de gestión podemos perfectamente planificar nuestra jubilación de antemano.

Tener en cuenta mucho más que el ahorro

En primer lugar debemos determinar nuestras fuentes de ingresos. Por un lado, aquellas fuentes de ingresos que se van a eliminar tras la jubilación, derivadas del trabajo, y por otro, aquellas nuevas fuentes que se abrirán: la pensión de jubilación, los beneficios obtenidos del ahorro y la inversión y otras variables (sí, el dinero del plan de pensiones, por ejemplo).

Realizar esta operación nos va a dar un panorama de ingresos realista que siempre debe partir del cálculo de la pensión que nos va a quedar más el ahorro que hayamos realizado.

Con estos datos debemos crear un presupuesto para nuestra jubilación lo más realista posible. Esto pasa por no asumir que vamos a gastar menos de lo que gastamos  antes de jubilarnos. De hecho, en realidad, muchas personas gastan en los primeros años de jubilación tanto o más dinero que cuando trabajaban. El motivo es que tienen más tiempo libre y, como es lógico, asocian ocio a gastar dinero.

Para evitarlo, este nuevo presupuesto debe incluir las mismas categorías que deberías tener incluidas en tu presupuesto actual: pagos de viviendas y vehículos si aún los tenemos o si los vamos a tener, alimentación, transporte, atención médica, gastos corrientes.

Una vez determinado lo anterior, hay que incluir un apartado amplio relacionado con el ocio, teniendo en cuenta la disponibilidad de tiempo que vamos a tener. Por último, en el aspecto de los gastos de salud y cuidados hay que tener en cuenta el aumento de estos a medida que el envejecimiento avance.

Si somos capaces de presupuestar nuestro flujo de ingresos junto a unos gastos realistas y el resultado es que tenemos dinero más que suficiente para cubrir dichos gastos, es posible plantearse una jubilación anticipada y retirarse antes del tiempo. En caso contrario, lo ideal es tratar de descubrir cómo potenciar nuestro ahorro para cubrir la cantidad que nos falte, fundamentalmente a través de las herramientas de ahorro e inversión.

Imagen de Flickr



Etiquetas: , , ,

Deja un comentario