24 Mar 14

La relación riesgo-rentabilidad o por qué nadie da duros a cuatro pesetas

publicado por en la categoría Finanzas personales

Riesgo y rentabilidad van de la mano y son factores imprescindibles para valorar cualquier inversión. En anteriores ocasiones ya hemos comentado que la relación riesgo-rentabilidad es simétrica de forma que para conseguir unas ganancias mayores también hay que asumir un mayor riesgo o, dicho a la inversa, que cuanto mayor riesgo asumimos al invertir también es mayor la rentabilidad que debemos exigir.

La relación riesgo-rentabilidad o por qué nadie da duros a cuatro pesetas

Y es que lo primero que debemos tener claro es que no existe inversión sin riesgo. Incluso los productos más seguros como en teoría son los depósitos, avalados por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) cuentan con cierto grado de incertidumbre, por mínimo que sea. No en vano, en un escenario catastrófico y apocalíptico, hemos de tener en cuenta que el FGD no cuenta en su haber con todo el dinero necesario para cubrir todas las cuentas que hay en el territorio nacional y que es el Estado quien avala ese capital, pero que éste tampoco cuenta con ese dinero físico…

Como hemos comentado, cuanto mayor es el riesgo de una inversión, mayor tendrá que ser su rentabilidad potencial para que resulte atractiva. Eso sí, un mayor riesgo no implica ninguna garantía de obtener mayores ingresos. Precisamente por eso suele decirse que “Nadie da duros a cuatro pesetas” o que cuando algo es demasiado bueno como para ser cierto, es que, efectivamente, no es cierto y guarda algún tipo de engaño.

De hecho, esta última es una máxima que debemos aplicar siempre al evaluar una inversión y si creemos que una propuesta es demasiado buena, haremos bien en recelar e investigar un poco más para saber qué hay realmente detrás. No hay ganancia sin riesgo y quien diga que puede duplicar su dinero sin posibilidad alguna de pérdida y con el capital garantizado es muy posible que esconda algo. ¿Te suenan casos como el de Bernard Madoff? Al final, todo sale a la luz.

Imagen de Flickr por Modesto



Etiquetas: , , ,

Deja un comentario