2 Ago 13

La jubilación felxible

publicado por en la categoría Economía, Jubilación, Ley planes de pensiones

En un entorno en el que la jubilación se retrasa y las pensiones del estado menguan cada vez más pensionistas buscan compatibilizar los ingresos de la misma con algún tipo de trabajo, mientras que quienes todavía están en activo tratan de permanecer en su puesto pero reduciendo la carga laboral.

la jubilación flexible

Para abordar estos supuestos existe la llamada jubilación flexible que según explican desde la Seguridad Social es la situación derivada de “la posibilidad de compatibilizar, una vez causada, la pensión de jubilación con un contrato a tiempo parcial”. Es decir, es la figura que permite compatibilizar el cobro de la pensión con un trabajo que en cualquier caso no podrá ser nunca a jornada completa.

Quienes opten por beneficarse de la jubilación flexible sufrirán una minoración de la pensión en proporción inversa a la jornada de trabajo del pensionista en relación a la de un trabajador a tiempo completo comparable. Dicho de otra forma, que el pensionista perderá una parte de sus ingresos como pensionista en función del número de horas que trabaje.

Actualmente la jubilación flexible fija unos límites de reducción de jornada con un mínimo del 25% y un máximo del 50%. De esta forma. La jornada de un pensionista que se acoja a la jubilación flexible no podrá superar la mitad de la jornada laboral de quienes realizan su mismo trabajo a tiempo completo.

A modo de ejemplo, un jubilado con una pensión de 1.000 euros que comenzase a trabajar a tiempo parcial durante cuatro horas al día para un trabajo ‘normal’ de ocho horas dejaría de percibir 500 euros de pensión. Esta cifra se obtiene al calcular el porcentaje de jornada laboral que lleva a cabo y en este caso las citadas cuatro horas son la mitad de las ocho horas reglamentarias, por lo que dejará de cobrar el 50% de la pensión.

Esta misma regla de paridad es la que se aplica, por ejemplo, a quienes trabajan a media jornada y están cobrando el paro al mismo tiempo.

Esta reducción de ingresos se compensa con el salario que el jubilado percibe por su trabajo a tiempo parcial. Por eso es importante hacer cuentas antes de lanzarse a aceptar un empleo a media jornada o durante unas pocas horas al día. Puede que al final no resulte tan rentable.

Conviene aclarar que la jubilación flexible sí que es compatible con el cobro de otras prestaciones como las prestaciones de incapacidad temporal o de maternidad derivadas de la actividad efectuada a tiempo parcial. En este enlace a la página de la Seguridad Social se puede ampliar información.

Imagen – Emilian Robert Vicol en Flickr



Etiquetas: , ,

Deja un comentario