11 Jun 14

¿Hago o no hago la declaración de la renta?

publicado por en la categoría Agencia tributaria, Fiscalidad, IRPF

En principio todos los contribuyentes están obligados a presentar la declaración de la renta 2013. Sin embargo, la Ley de IRPF prevé después varios requisitos que, en caso de cumplirse, nos liberarán de este trámite. Antes de responder si conviene o no presentar el IRPF vamos a ver quiénes están y quienes no están obligados a hacerlo.

Hago o no hago la declaración de la renta

En un artículo anterior ya abordamos quienes están exentos de presentar el IRPF, de forma que aquí nos limitaremos a resumir esta información. Quienes lo deseen pueden acudir al artículo original.

Quien debe presentar el IRPF 2013

Con carácter general se atenderá a los siguientes criterios en función de las rentas obtenidas:

  • Deberán hacer la renta quienes hayan obtenido rentas del trabajo superiores a 22.000 euros de un solo pagador.
  • Deberán hacer la renta quienes hayan obtenido rentas del trabajo superiores a 11.200 euros de más de un pagador sólo cuando hayan cobrado más de 1.500 euros  en todo el año del segundo y posterior pagadores.
  • Deberán hacer la renta quienes hayan obtenido rentas derivadas de actividades económicas siempre y cuando estas superen los 500 euros anuales.
  • Deberán hacer la renta quienes obtuvieron rendimientos de capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidas a retención por un valor superior a 1.600 euros en total.
  • Deberán hacer la renta quienes tengan rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del tesoro y subvenciones para adquisición de viviendas de protección oficial superiores a los 1.000 euros en total.

En este punto y a modo de aclaración es interesante puntualizar que el dinero del paro, así como los pagos del Fogasa o de la Seguridad Social en caso de baja laboral tienen la consideración de segundo pagador para Hacienda. Esto quiere decir que si hemos cobrado dos meses de paro es muy posible que estamos obligados a presentar el IRPF con el perjuicio de que, además, las retenciones que se hacen al subsidio por desempleo son mínimas.

No estoy obligado ¿La hago o no la hago?

Con estos criterios, habrá más de uno y de dos contribuyentes que no estén obligados a presentar el IRPF pero se planteen si les compensa hacerlo. Averiguarlo es muy fácil, como también debería serlo tomar una decisión desde el punto de vista financiero.

Bastará en primer lugar con solicitar el borrador de la renta y los datos fiscales. El borrador servirá como primer elemento para comprobar cuál sería el resultado de la declaración con los datos que tienen Hacienda, aunque desde aquí recomendamos utilizar directamente el Programa Padre, descargando los datos fiscales, comprobando que sean correctos y aplicando todas las deducciones a las que tengamos derecho. Si el resultado es a devolver, sería interesante presentar la declaración para cobrar ese dinero que Hacienda nos ha retenido de más. En caso contrario, será mejor no hacerla.

Conviene señalar que el haber presentado la declaración un año no hace que sea obligatorio presentarla al año siguiente.

Imagen de Flickr por anieto2k



Etiquetas: , , ,

Deja un comentario