5 Sep 17

Gestión patrimonial y Asesoramiento financiero: parecidos pero diferentes

publicado por en la categoría Economía, Finanzas personales

Aunque los usamos muchas veces como sinónimos, gestión patrimonial y asesoramiento financiero se refieren a dos aspectos diferentes de las finanzas personales y la inversión.

Hoy en día utilizamos muchos términos relativos a los profesionales financieros, en algunos casos como el de la gestión patrimonial y al asesoramiento financiero hay coincidencias en sus desempeños, pero aunque resultan parecidos son diferentes.

El asesoramiento financiero

El asesoramiento financiero es un instrumento mucho más conocido y en el que nos vamos a extender menos por tanto.

En la parte más básica de las prestaciones de un asesor financiero se encuentra la posibilidad de consultas puntuales sobre determinadas operaciones financieras como, por ejemplo, inversiones, instrumentos de ahorro o inversión más adecuados, repercusiones fiscales de nuestros instrumentos de ahorro o inversión…

En la parte más elaborada, los asesores financieros pueden ayudarnos a elaborar estrategias a medio y largo plazo para nuestro ahorro e inversión, eligiendo los mejores productos, los más adecuados, los puntos de inflexión en los que modificar la colocación del dinero…

En definitiva, se trata de un consejo profesional especializado que nos tiene que servir para una buena elección a la hora de decidir la colocación de nuestro dinero en instrumentos financieros o la mejor disposición de nuestro dinero.

La gestión patrimonial

La gestión patrimonial es un término que se utiliza en exceso y en muchos casos se malinterpreta cuando realmente es bastante sencillo. La gestión patrimonial, a través de un asesor o de un equipo de asesores, ofrece una gama de servicios que pivotar alrededor de tres modelos.

 La consultoría de inversiones

A través de una consultoría de inversión nos van a ofrecer diferentes opciones para elegir y colocar nuestras inversiones, siempre de manera planificada y ajustada a la realidad de nuestro patrimonio. Este sería el rango más básico de la gestión patrimonial.

Planificación avanzada

Este es el modelo en el que se plasman en mayor medida las virtudes y funciones clave de la gestión patrimonial. Hay que decir que es un modelo menos utilizado que la anterior por cuanto supone una implicación mucho mayor del equipo o el asesor patrimonial.

Aquí encontramos cuestiones como el aumento de la riqueza a través de estrategias que hagan frente a los problemas de liquidez, a los flujos de caja, que mitiguen los impuestos y maximicen el crecimiento del patrimonio.

También son elementos importantes la protección de riqueza para aquellas personas o patrimonios sujetos a muchas responsabilidades, en los que es importante la preservación del patrimonio, o la gestión de la filantropía a través de una correcta estrategia de donaciones y mecenazgo.

Gestión de relaciones

Este sería el modelo máximo de relación entre un equipo de gestión patrimonial y su cliente. Realmente se trata de construir una sociedad de confianza en la que se conecta al cliente con la gestión de su patrimonio a través de dos grandes canales:

Por un lado la relación con el cliente en la que los gestores deben ser capaces de entender hacia donde se dirige patrimonialmente su cliente, pero, también valorar otro tipo de cuestiones que repercutan en dicha situación patrimonial.

Por otro lado la creación de un equipo profesional de respuesta a las necesidades reales del cliente. Un equipo en el que se puede incluir desde abogados expertos en planificación patrimonial, expertos en seguros, consultores e inversiones a largo plazo, contables

En definitiva se trata de una implicación absoluta en la evolución del patrimonio del cliente, mucho más allá de los consejos o indicaciones relativas a la inversión o a la colocación del dinero en determinados productos.

Imagen de Flickr



Etiquetas: , , ,

Deja un comentario