12 Nov 13

Gestión financiera para treintañeros

publicado por en la categoría Finanzas personales, Jubilación

Si un post anterior hablábamos de las bases de la gestión financiera para veinteañeros en esta ocasión vamos a avanzar hasta la siguiente etapa vital: los 30 años. ¿Qué debe tener en cuenta un treintañero en el manejo de su dinero?
gestion financiera para treintañerosEstas son las claves de la gestión financiera para treintañeros:

  • Paga tus deudas no hipotecarias: en España es menos habitual que en otros países endeudarse para estudiar o contraer importantes deudas antes de alcanzar la treintena, pero en caso de tenerlas hay que tratar acabar con ella. Esto incluye dejar a cero obligaciones financieras con la tarjeta de crédito o el pago del coche, por mencionar dos de las más habituales.
  • Planifica tus deudas: si tienes deudas, traza una estrategia para terminar con ellas, como por ejemplo el denominado método “Snow Ball”. A partir de ahí e incluso son haber finiquitado todas las deudas se puede empezar a planificar si quieres o no endeudarte y cómo hacerlo. Para ello primero habrá que establecer nuestros grandes objetivos financieros, que pueden ser por ejemplo la compra de una casa y un coche. Decididos estos, pensaremos en qué cantidad de deuda podemos o queremos asumir para adquirirlos. Como siempre, el mejor truco es empezar a ahorrar cuanto antes y, sobre todo, destinar el dinero que liberemos de otros préstamos o de gastos que no tengamos, al ahorro.
  • Planifica tu jubilación: si es que todavía no has hecho, la entrada en la treintena debería suponer una señal de aleta para que empieces a planificar la jubilación. Para ello haz cuentas y averigua qué cantidad necesitarás al jubilarte para mantener el nivel de vida que deseas tener y cuánto de ese dinero podría llegar por medio de la pensión pública. A partir de ahí, busca fórmulas para conseguir lo que falte, bien a través de planes de pensiones, fondos de inversión u otras herramientas. Lo importante aquí es crear un plan de acción que diversifique tu inversión en diferente tipo de productos y mercados, asumiendo distintos niveles de riesgo y con variados objetivos temporales.
  • Protege tu patrimonio: si ya tienes una casa, no dudes en contratar un seguro de hogar, si tienes una hipoteca y familia, piensa en un seguro de vida ligado a la deuda, si eres autónomo, piensa en un seguro de desempleo… Se trata básicamente de reflexionar acerca de los riesgos para tu estabilidad financiera y familiar y actuar en consecuencia. Incluso sin contratar un seguro se pueden tomar acciones para proteger el patrimonio, empezando por crear un fondo de reserva que cubra hasta seis meses de gastos fijos, en caso de no contar con uno.
  • Revisa tu estilo de vida: nada como tomarse cada año un momento para represupuestar tus finanzas, ver dónde y cómo estás gastando el dinero y tomar decisiones al respecto.
  • Haz tu testamento: ¿Necesita una persona con 30 años un testamento? Para muchos puede parecer precipitado, pero conforme aumenta tu patrimonio y tus obligaciones, también lo hace la conveniencia de tomar medidas respecto al mismo en caso de fallecimiento. El testamento es la mejor solución para el reparto de estos bienes y para evitar polémicas entre los familiares

Al margen de estos consejos hay uno que conviene aplicar no sólo en la treintena, sino a lo largo de toda la vida: no dejar de aprender nunca acerca de la gestión financiera y las formas de hacer crecer tu dinero.



Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario