30 Jun 14

Gestión financiera para cuarentones

publicado por en la categoría Economía, Finanzas personales, Fiscalidad, Jubilación

Cada edad tiene aparejadas una serie de obligaciones y prioridades. Si hasta los 30 años habitualmente pensamos en estudiar, formarnos y empezar a trabajar, alcanzada la treintena suele llegar el momento de pensar en la familia –quien todavía no la tenga- y de asentarse profesional y personalmente. Llegan entonces los 40 años, una edad asociada a crisis en los hombres y cada vez más en las mujeres. ¿Por qué? Porque a los con el cambio de dígito tendemos a hacer balance de nuestra vida y con 40 años, cerca ya de la mitad de la misma, a muchos les parece haber dicho adiós a su juventud.

Gestión financiera para cuarentones

Desde un punto de vista económico los cuarentones todavía siguen siendo uno de los perfiles con mayores gastos. Si bien es cierto que la estadística nos dice que la mayoría ya habrá comprado su vivienda en este punto de su vida, todavía tienen grandes dispendios por delante, relacionados generalmente con la familia y la educación. Todo esto tiene su reflejo en sus finanzas personales y la gestión que deben hacer de la misma.

Estos son los nuestros consejos de gestión financiera para cuarentones:

  • Termina con tus deudas. Decir adiós a las deudas no hipotecarias era uno de los retos que planteábamos para los treintañeros y que mantenemos para los cuarentones. Es difícil terminar de pagar la hipoteca a los 40 años, pero bien podemos establecer un plan para terminar también con ella alcanzados los 50 años.
  • Amplía tu fondo de reserva. A estas alturas ya deberías contar con un fondo de emergencia para hacer frente a imprevistos e incluso a gastos planificados como un cambio de coche. Si hasta ahora era suficiente con tener entre tres y seis meses de gastos ahorrados, llega el momento de ‘subir la apuesta’ hasta los ocho o nueve. A fin de cuentas, niños y adolescentes son fuente inagotable de gastos no previstos.
  • Planifica tu jubilación. Otro de los consejos que arrastramos de la anterior etapa de nuestra vida. Si todavía no has empezado a hacerlo, es el momento de ahorrar e invertir a largo plazo pensando en el retiro. Planes de pensiones, PIAS, PPAs, fondos de inversión… existen multitud de alternativas y fórmulas para combinar productos de inversión. Escoge las que más se adapten a tu perfil y empieza a ahorrar. Si ya lo hacías, pasa al siguiente consejo.
  • Invierte a largo plazo y controla los riesgos. Cuanto más joven más riesgos se pueden asumir también en el ámbito de las inversiones porque siempre habrá tiempo para recuperarse. La década de los 40 debe marcar un cambio en la estrategia de inversión para que un porcentaje mayor de nuestra cartera pase a trabajar ‘a largo plazo’ y en productos de menor riesgo. No es cuestión de ‘echar el cerrojo’ a cualquier inversión que suponga riesgos, pero sí de cambiar los porcentajes destinados a cada tipo de activo.
  • Ahorra para la educación de los pequeños. Incluso la universidad pública tiene un coste. ¿Lo has previsto? Si no es así deberías empezar a hacerlo. Una buena estrategia pasa por ahorrar todos los meses una cantidad e ir contratando depósitos o productos de inversión garantizados para hacer crecer ese ahorro.
  • Maximiza tus ingresos. Desde un punto de vista profesional estás en un punto más que interesante. Has acumulado ya una importante experiencia que debes aprovechar. Del mismo modo, si no te gusta tu trabajo, estás todavía a tiempo de dar un giro a tu carrera profesional, pero debes hacerlo rápido.

Y si todavía no has llegado a esta etapa de tu vida, no dudes en leer nuestros consejos para treintañeros y veinteañeros:

Imagen de Flickr por Philip Taylor PT



Etiquetas: , , ,

Deja un comentario