23 Jul 14

Gestión financiera para cincuentones

publicado por en la categoría Economía, Finanzas personales

Seguimos con nuestra guía de recomendaciones de inversión por decenios y en esta ocasión llegamos a los 50. ¿Qué deben hacer los cincuentones con su dinero? ¡Os lo contamos!

Gestión financiera para cincuentones

 

La década de los cincuenta está definida como una etapa de madurez profesional y personal. A estas alturas la mayoría de personas han consolidado ya su proyecto de vida y, quienes tienen hijos empiezan a ver cómo éstos florecen, empiezan sus estudios universitarios e incluso en algunos casos se incorporan al mercado laboral.

Desde el punto de vista financiero, los cincuentones deben comenzar ya a hacer balance económico de lo logrado hasta el momento y empezar a dar una forma definitiva a sus ahorros para la jubilación. Con el cambio de década quedarán todavía 12 años para alcanzar la edad legal de jubilación y puede parecer mucho tiempo, pero además de pasar deprisa, es un periodo relativamente corto en términos de inversión para el retiro.

Al alcanzar los 50 años deberíamos contar por lo menos con algún tipo de inversión a largo plazo para la jubilación en la que deberíamos llevar invirtiendo por lo menos desde hace 10 años. Si no es así, hacerlo de forma inmediata será el primer paso a seguir. En este punto y como apenas 12 años delante habría que seguir una táctica muy agresiva durante cinco años y, dependiendo de los resultados, ir pasando a posiciones más conservadoras durante los últimos siete ejercicios.

Quienes han realizado sus deberes y cuentan con algún tipo de plan para la jubilación, bien sean planes de pensiones, fondos, PPAs o PIAS, al alcanzar los 50 años es un buen momento para revisar su estado a fondo. En principio, deberíamos atender por lo menos de forma anual a nuestras inversiones, pero hay ocasiones que merecen un examen más a fondo y esta es una de ellas. En términos generales sería una buena idea rebalancear nuestra cartera hacia activos con menos riesgos. Si contamos con varios fondos de inversión en renta variable es el momento de pasarlos a renta mixta y lo mismo puede aplicarse a los planes de pensiones.

Con estos movimientos buscaremos proteger la rentabilidad obtenida hasta la fecha de la volatilidad del mercado, especialmente del de renta variable. Ya hemos apuntado que diez años pueden parecer mucho tiempo, pero desde luego no es suficiente como para recuperarse de una caída fuerte en nuestros activos. El grado de repliegue dependerá de la marcha de las inversiones, el beneficio que hayamos acumulado y nuestro objetivo para la jubilación. Lógicamente cuanto mejor hayamos invertido, más compensará entrar en modo defensivo. Por el contrario, si no hemos ahorrado o si nuestro objetivo para la jubilación es alto quizás debamos seguir arriesgando algo más de la cuenta.

 

Los cincuentones también deben reevaluar su cartera de seguros. A los 30 y los 40 las cargas familiares recomiendan en muchos casos contar con un seguro de vida, conforme se avanza en la década de los 50 habrá que revisar estas cargas y la necesidad de seguir contando con un seguro de vida alto o, por el contrario, relajar las cantidades de indemnización conforme los hijos vayan independizándose.

Quienes hayan invertido en vivienda seguramente estén cercanos a terminar de pagar su hipoteca, lo que debería liberar un dinero al que habrá que darle una buena utilidad bien en forma de inversiones para la jubilación o, mejor todavía, en generar rentas pasivas para ese periodo. Adquirir una vivienda para alquilar o abrir un negocio online de bajo mantenimiento pueden ser buenas alternativas.

Y si todavía no estás en esta fase de tu vida, no olvides visitar otras series de “Gestión financiera para…”

Imagen de Flickr por Philip Taylor PT



Etiquetas: , , ,

Deja un comentario