18 Oct 13

Fiscalidad de los planes de pensiones en Navarra

publicado por en la categoría Fiscalidad, Fiscalidad planes de pensiones, Guía de plan de pensiones, Ventajas fiscales

La fiscalidad de los planes de pensiones es común a todo el Estado excepto a País Vasco y Navarra, que al contar con su propia hacienda foral cuentan con una normativa específica al respecto. Esto no quiere decir que existan muchas similitudes entre ellos.

5251110855_e4cf1fd742_z

En esta ocasión vamos a explicar la fiscalidad de los planes de pensiones de Navarra, que están regulados por la Ley Foral 3/1988, de 12 de mayo, artículos 73 a 80, en tanto que el Real Decreto Ley 1/2002, de 29 de noviembre establece los límites máximos en las aportaciones a los planes de pensiones. Y es que la fiscalidad de los planes de pensiones debe dividirse entre las aportaciones y el rescate del mismo.

Las aportaciones en el IRPF

El citado RD 1/2002, que rige en todo el Estado, marca los límites máximos a deducir, si bien la ley foral establece algunos cambios. En este sentido, la inversión en planes de pensiones otorga derecho a una reducción en la base imponible del IRPF dentro de unos baremos concretos en función de la edad del partícipe. Estos son los siguientes:

  • Menores de 50 años: el límite de la aportación será la menor cantidad entre 8.000 euros o el 30% de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas.
  • Mayores de 50 años: el límite de la aportación será la menor de las cantidades entre 12.500 euros o el 50% de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas.

Además, las aportaciones realizaras por cada partícipe en favor de personas con minusvalías con las que exista relación de parentesco o tutoría será de 10.000 euros anuales.

El rescate en el IRPF

El rescate del plan está sujeto al pago del IRPF, aunque su tributación concreta dependerá de la modalidad en la que se recupere el dinero. Actualmente se puede cobrar el dinero del plan en forma de capital, de renta o mixta.

El rescate en forma de capital supone el cobro de todo el dinero ‘de una sola vez’ y está bonificado con una reducción del 40%. Es decir, que sólo tributarán el 60% de las rentas obtenidas. Estas se sumarán a la base imponible de IRPF del ejercicio en que se cobre el dinero,

El rescate en forma de rentas no está bonificado. Este dinero se integrará como rentas del trabajo a efectos de IRPF.

Y con esta fiscalidad ¿Os parece más o menos interesante invertir en planes que en el resto de territorio nacional?

Foto de Flickr por Miguel. (respenda)



Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario