28 Ago 13

Fiscalidad de las pensiones no contributivas

publicado por en la categoría Fiscalidad, Jubilación, Noticias

En su momento abordamos la fiscalidad de las pensiones contributivas y ahora vamos a detenernos en la fiscalidad de las pensiones no contributivas. Para empezar, conviene acotar qué y cuáles son este tipo de prestaciones.

613691349_6f155b758c_z

Se entiende como pensión no contributiva aquella que, como explica la página de la Seguridad Social,  se otorgan a “aquellos ciudadanos que, encontrándose en situación de necesidad protegible, carezcan de recursos suficientes para su subsistencia en los términos legalmente establecidos, aun cuando no hayan cotizado nunca o el tiempo suficiente para alcanzar las prestaciones del nivel contributivo”. En román paladino, son pensiones especiales para quienes no han cotizado el tiempo necesario para cobrar una pensión contributiva. 

Se puede diferenciar entre dos tipos de pensiones no contributivas: de invalidez y de jubilación.

En este caso nos centraremos en las pensiones no contributivas de jubilación y su fiscalidad, ya que la pensión no contributiva por incapacidad permanente absoluta o por gran incapacidad está exenta de tributar. Sin embargo, las pensiones no contributivas de jubilación deberán tributar en el IRPF, pero al ser su cuantía muy baja, estarán exentas de pagar impuestos.

En cualquier caso, la propia Seguridad Social indica en el documento de información fiscal que envía cada año si la pensión que se percibe está o no exenta en el IRPF.

Aclarado esto, conviene precisar que el tratamiento fiscal de las pensiones es el mismo que el que se aplica al salario, al integrarse dentro de las denominadas rentas del trabajo, que después tributan al tipo marginal de IRPF que corresponda.

 

 

 

 

as pensiones No Contributivas es un derecho que se da a unos determinados ciudadanos que se encuentren en situación de necesidad, que no han cotizado o no haya cotizado el tiempo exigido para alcanzar las prestaciones del nivel contributivo. La percepción de esta prestación está condicionada a un nivel máximo de ingresos.

Dentro de esta modalidad, se encuentran las pensiones siguientes:

 

¿Cuáles son los requisitos?

  • Que tenga residencia legalmente en territorio español.
  • Que no tengan derecho a una pensión contributiva por no haber cotizado nunca o no haber cotizado el tiempo suficiente para tener derecho a la percepción de una pensión contributiva.
  • Que carezcan de ingresos suficientes.

¿Qué es carecer de ingresos suficientes?

  • Existe carencia cuando las rentas o ingresos de que se disponga, en cómputo anual para 2013, sean inferiores a 5.108,60 € anuales.
  • No obstante, si son inferiores a 5.108,60 € anuales y se convive con familiares, únicamente se cumple el requisito cuando la suma de las rentas o ingresos anuales de todos los miembros de su Unidad Económica de Convivencia, sean inferiores a las cuantías que se recogen a continuación:

Convivencia sólo con su cónyuge y/o parientes consanguíneos de segundo grado:

Nº convivientes €/Año
2 8.684,62
3 12.260,64
4 15.836,66

Si entre los parientes consanguíneos con los que convive se encuentra alguno de sus padres o hijos:

Nº convivientes €/Año
2 21.711,55
3 30.651,60
4 39.591,65

¿Qué tipos de prestaciones no contributivas existen?

Existen dos tipos y dependiente de la situación personal:

¿Dónde se ha de solicitar la prestación?

La gestión y reconocimiento del derecho a percibir una Pensión no Contributiva se realiza por las Comunidades Autónomas que tienen transferidas las funciones y servicios del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO). En las ciudades autónomas de Ceuta y de Melilla se hace directamente por el IMSERSO.

La solicitud de la Prestación No Contributiva podrá presentarse en las oficinas de los Servicios Sociales de las Comunidades Autónomas, del Imserso o en cualquier otra de la Seguridad Social.

Leer más: http://www.preguntasfrecuentes.net/2010/01/22/pensiones-no-contributivas/#ixzz2c3GMOgBh



Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario