22 Jul 13

Fiscalidad de las pensiones contributivas

publicado por en la categoría Fiscalidad, Fiscalidad pensiones

Una primera distinción entre los diferentes tipos de pensiones públicas nos llevaría a diferenciar entre las pensiones contributivas y las pensiones no contributivas. La distinción entre ambas radica en que las primeras exigen un periodo de carencia en forma de años cotizados para poder acceder a las mismas mientras que las segundas no. Estos son los casos de las prestaciones por incapacidad o prestaciones de protección familiar, por poner dos ejemplos.

fiscalidad pensiones contributivas

Más allá de aspectos técnicos, también existen otras diferencias, empezando por el tratamiento de cada una de ellas en la declaración de la renta. En esta ocasión vamos a abordar la fiscalidad de las pensiones contributivas, que pueden originarse por jubilación, incapacidad permanente y fallecimiento.

Con carácter general, es necesario tributar por todos los ingresos que percibimos, lo que incluye los derivados de la pensión. Sin embargo existen una serie de excepciones en el IRPF que conviene observar y que son las siguientes:

  • Pensiones de la Seguridad Social o del organismo que la sustituya por incapacidad permanente absoluta y gran invalidez, tanto en la modalidad contributiva como en la no contributiva.
  • Pensiones y haberes pasivos de orfandad de la Seguridad Social y clases pasivas y demás prestaciones por orfandad.
  • Pensiones a favor de mutilados e inválidos a consecuencia de la Guerra Civil.

En estos casos no será necesario pagar impuestos por este tipo de pensiones. ¿Y el resto de pensiones? Se incorporarán al IRPF como rendimientos de trabajo. Es decir, tendrán la misma consideración que un salario a efectos fiscales y por lo tanto tributarán al tipo marginal de IRPF que nos corresponda. Esto siempre que el rescate, en el caso de la pensión derivada de un plan de pensiones, se produzca en forma de renta, ya que existe una reducción del 40% para las rentas rescatadas en forma de capital generadas antes de 2007.

Sin embargo, el cobrar una pensión no hace que estemos obligados a presentar la declaración, ya que se aplicarán también criterios relacionados con la cuantía de la misma.

Imagen – Images Money en flickr



Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario