7 Dic 17

Estados Unidos abraza las HSA ¿habría que hacer lo mismo en España?

publicado por en la categoría Economía, Finanzas personales

Las HSA o Cuentas de Ahorro de Salud están ganando popularidad y contrataciones en países como Estados Unidos. Vamos a conocer más de esta herramienta de ahorro salud.

Los seguros de salud son un instrumento muy interesante para garantizar una buena atención médica, pero también para tranquilizar nuestro bolsillo en caso de tener que afrontar gastos médicos elevados. Sin embargo, cuando hablamos de las HSA, nos referimos a un instrumento diferente y relativamente nuevo, totalmente orientado al ahorro para los gastos médicos, y que además ofrece una rentabilidad sobre el dinero aportado.

Se trata de una herramienta cada vez más presente como complemento de otros instrumentos de ahorro para la jubilación. En países como Estados Unidos en el volumen de contratación de las HSA ha subido de manera espectacular en pocos años. Sin embargo, para nosotros, sigue siendo una opción bastante desconocida.

Qué es una HSA

Estamos ante una Cuenta de Ahorro de Salud que nos va a permitir crear un capital destinado a cubrir uno de los principales gastos que afrontamos tras la jubilación: la atención médica. El nivel de gasto de la atención médica tras la jubilación va elevándose con el paso de los años, convirtiéndose en una parte muy importante del gasto de los jubilados.

Este tipo de producto, va a permitir acceder a los fondos que poseamos para cubrir el coste médico que pueda surgir en cualquier momento, no sólo tras la jubilación. Podríamos definirlo como una especie de seguro de salud para la atención médica tras la jubilación. En definitiva un producto específico que va produciendo intereses y ofreciendo rentabilidad con el paso del tiempo.

Se trata pues de una herramienta que ayuda al aumento del ahorro y que permite, además, invertir el dinero en la propia cuenta año tras año.

En el caso de Estados Unidos, además, posee una triple exención de impuestos. En primer lugar porque el dinero con el que se contribuye al producto sale de los ingresos antes de impuestos. Disminuye el ingreso tributable. Por otro lado el crecimiento y la rentabilidad están libres de tasas, por lo que no pagan impuestos sobre las ganancias de la inversión. Por último las retiradas también son libres de impuestos, cuando el suscriptor saca dinero de la HSA no paga impuestos siempre que el dinero se utilice para gastos médicos.

Hay que tener en cuenta que en una HSA no existe un periodo de tiempo concreto en el que gastar el dinero. Es decir, se puede gastar lo necesario ahora, en diez años, o incluso dejarlo crecer hasta el momento de nuestra jubilación para ayudar a financiar los gastos médicos de la vejez. Con lo cual, a la vez, se está generando una mejora notable del ahorro para la jubilación.

Visto desde esta perspectiva las HSA parecen una gran herramienta de ahorro que combinadas con otros productos orientados a la jubilación pueden ser verdaderamente importante en las finanzas personales.

En España contamos con un sistema de salud pública que sí cubre gastos sanitarios básicos, algo que no ocurre en Estados Unidos. Sin embargo, el sector público tiene sus límites en dos cuestiones fundamentales: tratamientos de última generación para determinado tipo de enfermedades y salud asistencial. Implantar un sistema similar en España serviría para cubrir ambas carencias y asegurar, por ejemplo, que contarás con el cuidado que necesitas en caso de una enfermedad que te invalide o de que necesites un asistente y no quieras ir a una residencia de la tercera edad.

Imagen de Flickr



Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario