3 Mar 14

¿Es rentable jugar a la quiniela o al Euromillones?

publicado por en la categoría Finanzas personales

El atractivo de los juegos de azar está fuera de toda duda. Sólo hay que acudir a las estadísticas para corroborarlo: en 2011 los españoles nos gastamos 26.585 millones de euros en juegos de azar, el 2,6% del PIB y ya en 2013 el gasto medio en lotería de Navidad superó los 50 euros por persona.

Jugar al Euromillones y Quiniela Finanzzas Personales

A este enorme gasto contribuye el aumento de alternativas. Al tradicional Gordo y la Quiniela se le han unido los Euromillones, la quiniela de baloncesto y, por supuesto, las casas de apuestas online. Sin embargo, el gran poder de todas estas alternativas se reduce a una sola cuestión: la posibilidad de hacerse millonario de forma rápida, sin esfuerzo y por muy poco dinero, aparentemente.  Pero, ¿realmente es así?

Recuerdo una frase de un conocido para justificar su ‘inversión’ semanal en el Euromillones: “Es difícil que toque, pero todas las semanas hay nuevos millonarios”. Lo cierto es que resulta complicado rebatir este razonamiento porque sí que es verdad que cada semana o cada mes en el peor de los casos, alguien gana el Gordo, la Primitiva, la Quieniela… y dice adiós a sus problemas económicos de golpe y porrazo. No en vano, un único acertante del Euromillones ganará 15 millones de euros.

Y sin embargo ¿Es rentable jugar al Euromillones o la Quiniela? La respuesta es un claro no y la explicación numérica la podéis encontrar en un genial artículo de Jorge Jimeno Bernal, que a modo de resumen no duda en precisar lo que todos sabemos: “si la gente ganara de media más dinero del que invierte, la empresa que organiza los sorteos perdería dinero. Por lo tanto, ellos ya se han molestado en hacer todas estas cuentas para que el que gane siempre sea el corredor de apuestas”.

Esto no quiere decir que no se pueda ganar, sólo que las posibilidades reales en términos porcentuales son ínfimas. Además, en muchos casos el resultado final de esta inversión es totalmente azaroso, sin ninguna capacidad de control o predicción por parte del usuario –las apuestas deportivas quedan fuera de este apartado por ser relativamente predecibles-.

Al final del año, una persona que eche semanalmente dos apuestas de Euromillones y una de El Gordo, por poner un ejemplo, estará gastando 9,5 euros a la semana, 38 euros al mes y 494 euros al año. Como ocurre con el tabaco, al tomar las cifras globales es cuando nos damos cuenta del verdadero gasto que supone. ¿No hay cosas mejores que hacer con ese dinero? A mí, a priori, se me ocurre el ahorrarlo o aprender a invertir en bolsa, ya puestos a asumir riesgos en la inversión, por ejemplo.

Al final, estadísticamente hay inversiones menos arriesgadas y más fructíferas a largo plazo. Eso sí, quizás no vendan la esperanza de ‘salir de pobres’ que sí vende la quiniela, aunque el precio es un poco excesivo ¿No te parece?

Imagen – Wikipedia



Etiquetas: , , ,

Deja un comentario