11 Jul 14

El preahorro: Qué es y cómo aplicarlo

publicado por en la categoría Fiscalidad

En ocasiones lo más complicado de la gestión financiera consiste en dar el primer paso, en ponerse en marcha. Como ya hemos visto en anteriores ocasiones, hacer un presupuesto y revisar las partidas de gastos e impuestos no es divertido, pero sí necesario. En esta ocasión os presentamos un método para empezar a ahorrar sin excusas: el preahorro.

El preahorro: Qué es y cómo aplicarlo

El término procrastinar no es muy conocido y sin embargo es algo que todo el mundo hace prácticamente a diario en mayor o menor medida. La Real Academia Española lo define como “diferir, aplazar” y es algo un elemento muy en boga en el ámbito de la productividad y el desarrollo profesional. Seguro que no te hace falta pensar demasiado para encontrar tareas que has ido retrasando en el tiempo hasta que no te ha quedado otro remedio que ponerte con ellas.

La gestión de nuestras finanzas personales y el ahorro son dos áreas en las que procrastinar es habitual. A todo el mundo le gustaría ahorrar más y tener su economía al día, pero después la distancia entre pensarlo y hacerlo efectivamente es grande. Sólo hay que fijarse en los últimos datos del Índice de Preparación para la Jubilación que elabora Aegon y según el cual un 53% de la población española no tiene un plan para su jubilación o no sabe si cuenta con él. Y entre quienes disponen de uno, sólo el 19% lo tiene por escrito –de nuevo, quien no ha sido capaz de plasmar en papel o en Excell su plan es que más que un plan tienen un esbozo-.

En su libro Ten Peor Coche que tu vecino, Luis Pita, nos habla del Preahorro, una fórmula que en cierto sentido sirve para engañar a nuestra mente y dejar de procrastinas. La premisa es tan sencilla como eficaz: sólo hay que separar una parte de nuestros ingresos de forma automática, según entran en la cuenta de ahorro. De esta forma desaparece la tentación de gastarlos y nos aseguramos estar ahorrando la cantidad que hayamos establecido todos los meses.

El porcentaje a destinar al ahorro depende ya de cada persona, aunque desde la web Preahorro.com recomiendan que no sea inferior al 10%. Desde aquí os hemos ofrecido diferentes esquemas de ahorro que elevan la cifra hasta el 30%, aunque incluyendo también todo tipo de inversiones. La ventaja del preahorro es que es fácil de aplicar y hace que sin apenas darnos cuenta estemos ya guardando parte de nuestro dinero. Dar el siguiente paso y comenzar efectivamente a invertir o contratar productos de ahorro a largo plazo como los PIAS ya dependerá de cada persona, como también el desarrollar el presupuesto del que hablábamos al principio de cada artículo, pero por lo menos así parte del trabajo estará hecho.

Y tú ¿Qué trucos utilizas para no procrastinar con tus finanzas?

Imagen de Flickr por Images_of_Money



Etiquetas: , ,

Deja un comentario