12 May 14

Deducir por vivienda: todo lo que necesitas saber

publicado por en la categoría Agencia tributaria, Fiscalidad

Si existe una deducción clave para miles de españoles esta es la relacionada con la vivienda habitual. De hecho, para muchos contribuyentes supone directamente la diferencia entre un resultado positivo y otro negativo. Y todo pese a que los últimos cambios legislativos aplicables en la renta 2013 le han restado algo de protagonismo y peso fiscal.

1.1.2	Deducir por vivienda: todo lo que necesitas saber

Lo primero que debemos tener en cuenta es que no se podrá desgravar por cualquier casa. La deducción sólo está disponible para la vivienda habitual, entendida como la residencia en la que más tiempo hemos pasado durante todo el año. Además, Hacienda establece dos requisitos adicionales que deben cumplirse para poder hablar de vivienda habitual en términos fiscales:

  1. Referido a la adquisición, que el contribuyente habite la casa de forma efectiva en un plazo de doce meses desde la compra.
  2. También referido a la adquisición, que la habite de forma continuada durante al menos un periodo de tiempo no inferior a tres años.

Quienes quieran desgravar por adquisición de vivienda deberán tener en cuenta estos criterios, ya que si no se cumplen no podrán deducir por la compra de su casa. En cualquier caso, desde el 1 de enero de 2013 sólo pueden beneficiarse de estas ventajas quienes se hicieron con su vivienda antes del 31 de diciembre de 2012, incluido. Es decir, quienes compraron casa en 2013 y quienes lo hagan en 2014 no desgravarán.

La adquisición desgrava en todo el territorio nacional, aunque hay comunidades autónomas que incluyen ventajas adicionales en función del tipo de vivienda que se haya comprado. Los contribuyentes podrán deducir un máximo de un 15% de la hipoteca y seguros ligados a la misma sobre una base máxima de 9.040 euros. Es decir, desgravarán hasta 1356 euros.

Los datos de la vivienda y del préstamo se consignarán en el Anexo A1 de la declaración de la renta 2013

Alquiler y reformas

Vivir de alquiler también desgrava. En este caso existe un tramo estatal y otro autonómico. El primero se aplica en todo el estado y permite deducir un 10,5% de las cantidades destinadas al alquiler para quienes cuenten con una base imponible inferior a 24.000 euros. La base máxima sobre la que aplicar el porcentaje es de 9.040 euros y sólo está disponible para quienes cuente con una base imponible que no supere los 17.000 euros. A partir de esa cifra la cuantía sobre la que aplicar la deducción va disminuyendo hasta llegar a cero según la siguiente fórmula: 9.040 – [0,75 x (Base Imponible – 12.000)].

A esta deducción hay que añadir las de carácter autonómico que incluyen la mayoría de regiones y que desgrava en el tramo autonómico del IRPF. La cuantía y condiciones varían en cada comunidad y pueden consultarse en este enlace.

En el caso de las reformas, el cambio legislativo de 2013 también eliminó la posibilidad de poder desgravar por las mejoras y obras en el hogar. Se podrá, sin embargo, seguir desgravando por las cantidades excedentes e incluso las abonadas en 2013 para obras que comenzaron en 2012.

Y vosotros ¿aplicáis ésta deducción? Si es así y tenéis alguna duda, estaremos encantados de tratar de resolverla.

Imagen de http://pixabay.com/



Etiquetas: , , ,

Deja un comentario