2 Jun 14

¿Cuánto puedes gastarte realmente en tus vacaciones?

publicado por en la categoría Productos de ahorro

Llega el calor y nos ponemos a pensar en vacaciones, llega ya junio y directamente no podemos parar de pensar en los días festivos que tan merecidamente nos hemos ganado. A estas alturas hay muchos españoles que no sólo saben dónde quieren pasar sus vacaciones, sino que además ya han contratado su viaje para ahorrarse un dinero.

Cuánto puedes gastarte realmente en tus vacaciones

Para ellos este post llega un poco tarde, pero no para el resto. Antes de dejar volar la imaginación y pensar en maravillosos destinos es imprescindible sentarse, coger un lápiz y un papel y ponerse a hacer números con el objetivo de responder a una pregunta ¿Cuánto puedo gastarme de verdad en mis vacaciones?

La respuesta más rápida y también la más acertada es: lo que hayas ahorrado para ellas. El problema aquí es entonces muchas personas se quedarán sin vacaciones porque o no han ahorrado o, si lo han hecho, este dinero ha ido a un fondo común que engloba desde las vacaciones hasta el nuevo ordenador que quieren pasando incluso por el dinero para la jubilación. La opción inflexible en este punto es la de no ir de vacaciones, pero si algo tiene claros la mayoría de gurús financieros y desde aquí compartimos, es que para que el ahorro funcione también tiene que incluir premios y dinero para el esparcimiento y las vacaciones son uno de los mayores exponentes del mismo.

Por eso mismo será mejor acudir a la segunda opción, que nos dejaría un 30% del sueldo para ocio, de donde debería salir la partida de vacaciones que bien puede ser un 35% del total. Así que si ganamos 1.000 euros al mes 300 euros serían para ocio, lo que  hace un total de 3.600 al año, de los cuáles 1.260 serían para las vacaciones. Se trata de un ejemplo práctico para que veas lo fácil que puede ser calcular a dónde va tu dinero y cuánto puedes gastarte en tus vacaciones.

Si ya has contratado tu viaje y no has seguido ninguna pauta o si ya no has ahorrado nada para las vacaciones, ahora es buen momento para empezar a hacerlo.

¿Y cuánto te gustaría gastarte?

Aunque a priori puede parecer la misma cuestión el matiz es bien diferente. A fin de cuentas, una cosa es cuánto puedes gastar y otra muy diferente cuánto te gustaría gastar si no te dejases llevar por el marketing o por acto reflejo de satisfacer tus necesidades inmediatas en lugar de pensar a largo plazo.

Si todavía no ves la diferencia, sólo piensa cuántas veces has ido al supermercado y has acabado comprando más de la cuenta o cómo has aumentado el presupuesto para comprar tu televisión, renovar tu vestidor o cambiar de coche. Por eso mismo una cosa es pensar en cuánto puedes gastar y otra bien diferente en lo que quieres gastar.

Para dar con esa cifra mágica sólo tienes que dedicar un tiempo a pensar. Vacía tu mente y haz un pequeño recorrido por las cosas que más has disfrutado en el último año. Piensa en las compras que has hecho, los momentos de ocio con los amigos, cenas fuera de casa, salidas al cine… Ordénalas ¿Están las vacaciones entre las que más feliz te hicieron sentir? Si es así vuelve a pensar ahora qué otros gastos estarías dispuesto a recortar para tener unas mejores vacaciones y empieza a recortar. Si no sabes por dónde te daré una pista ¿Estaba el almuerzo entre esos recuerdos? ¿No te bastaría con tomar sólo el café y dejar la tosta con pan ‘en tu bolsillo’?

Imagen de Flickr por Dani_vr



Etiquetas: , ,

Deja un comentario