9 Dic 13

¿Conviene cambiar tu PPI de entidad?

publicado por en la categoría Planes individuales de pensiones, Productos de ahorro

Cada final de año se multiplican las ofertas para cambiar de entidad planes de pensiones y el resto de productos de ahorro. Es en este momento cuando surgen las dudas entre los ahorradores ¿Conviene traspasar el PPI a otra entidad? ¿Qué debo valorar antes de hacerlo?

cambiar ppi de entidad

Para empezar, conviene recordar que no hay por qué esperar hasta los últimos meses del año para cambiar el PPI de banco o aseguradora, es algo que podemos y debemos hacer en cualquier momento del año si consideramos que este no está ofreciendo los resultados esperados. En este sentido, primero se puede probar a llevar el dinero a otro plan dentro de la misma entidad y en último caso, cambiar de banco, como se suele decir comúnmente.

El hecho de que la mayoría de traspasos se produzca al final de año tiene que ver con las ofertas especiales que bonifican el cambio con dinero en metálico o regalos. Desde el punto de vista estrictamente financiero se trata de un beneficio interesante que sumar al plan –conviene no perder la vista los impuestos a pagar por estos regalos a la hora de calcular la rentabilidad global-.

Un ejemplo de estas ofertas son los regalos y retribuciones que ofrecen desde Aegon y que pueden consultarse aquí y aquí.

Antes de apostar por el cambio es necesario tener en cuenta algunas cuestiones y hacerse las siguientes preguntas: ¿Qué comisiones cobra el nuevo plan? ¿Cómo será el asesoramiento recibido? ¿Existe algún compromiso de permanencia? ¿Durante cuánto tiempo? Y, por último? ¿Cuál es la rentabilidad obtenida en el último? ¿Y la rentabilidad histórica?

Precisamente el apartado de rentabilidad será uno de los más importantes junto con las comisiones. En este sentido, si la diferencia en el beneficio es importante nunca debemos cerrar la puerta a cambiar el PPI de entidad sólo por miedo al propio cambio. La única salvedad posible es cuando hemos encontrado una entidad cuyo trato y estilo de gestión nos gusta, donde estamos bien asesorados y con una rentabilidad aceptable (no tiene por qué ser la más alta, ni mucho menos). En este caso ¿de verdad compensará cambiar por una rentabilidad exigua?

 

Imagen – poolie en Flickr



Etiquetas: ,

Deja un comentario