2 Sep 13

Como superar la cuesta de septiembre

publicado por en la categoría Finanzas personales

Cuando hablamos de cuesta económica y moral habitualmente todo el mundo la relaciona con enero. Sin embargo, también se puede hablar de cuesta de septiembre. Se trata del final oficioso del verano para la mayoría de trabajadores, que disfrutan de sus vacaciones en ese periodo, y del final de facto para las familias con el comienzo del colegio.

cuesta de septiembre

Al igual que ocurre en enero, septiembre llega después de los fuertes desembolsos de verano, vacaciones incluidos. ¿Cómo se puede superar este bache? Como casi siempre, el mejor consejo es la planificación previa, es decir, tratar de adelantar los gastos extra a los que deberemos enfrentarnos en este mes y el capital con el que contaremos para afrontarlos.

Uno de los errores más habituales pasa por dar rienda suelta a nuestro consumo en verano y así es demasiado fácil llegar a septiembre con la cuenta corriente al límite Precisamente por eso es necesario tener en mente los gastos a los que habrá que enfrentarse. El de la vuelta al cole es uno de los más importantes y para el que conviene ahorrar mucho antes de que llegue el momento, de otra forma, será necesario ‘atracar’ el dinero para emergencias o endeudarnos en su defecto.

En cualquier caso, septiembre ese es uno de esos meses marcados en el calendario financiero y que bien podría aprovecharse precisamente para poner a tono las finanzas personales. Nada como establecer un plan de ahorro y ajuste financiero para superar la cuesta de enero. Estos son algunos consejos básicos:

  • Revisa tu presupuesto de alimentación: el súper cuenta, pero sobre todo estamos hablando de los cafés y la comida en el trabajo y, por supuestos, de las salidas a cenar. Nada como empezar a recortar para probar hasta qué punto nos afecta realmente a nuestro estilo de vida y si de verdad lo necesitamos.
  • Deja el coche: siempre que sea posible y operativo, prueba a dejar el coche en casa y utilizar el transporte público. Este es uno de los mayores ahorros que podemos hacer en el día a día.
  • Revisa la factura de los suministros del hogar: empezando por el teléfono y terminando por la electricidad y el gas. Recupera tus facturas y repasa los importes y los conceptos: tienes la tarifa que mejor se adapta a tus necesidades. Si no es así, toma cartas en el asunto y reduce tus gastos.
  • Busca descuentos: la web está llena de chollos y ofertas con webs específicamente dedicadas al respecto. Aprovéchalos y sobre todo tómalo como costumbre.

Y vosotros ¿Qué trucos utilizáis para superar la cuesta de septiembre?

Foto de Flickr por Daquella manera



Etiquetas:

Deja un comentario