6 Jun 14

Cómo sacar partido a tu seguro de hogar

publicado por en la categoría Finanzas personales

Los seguros son cada vez menos un  producto estático que se contrata y sólo está ahí cuando surge un problema. Hoy en día incluyen multitud de coberturas y servicios adicionales que merece la pena conocer para exprimirlos y sacar todo el rendimiento posible.

Cómo sacar partido a tu seguro de hogar

Si algo define a un seguro es que apenas sí reparamos en él hasta que llega el momento de utilizarlo. Sin embargo, el ámbito asegurador ha ido evolucionando de forma que cada vez ofrece más servicios de valor añadido en las pólizas. Así, podemos ver seguros de coche que incluyen por un poco más un seguro de salud o seguros de salud que disponen de cheques guardería, por poner dos ejemplos.

¿Y el seguro de hogar? Pues dependiendo de la compañía podremos obtener más o menos beneficios, aunque si queremos sacar partido al seguro de hogar todo lo que debemos hacer se puede resumir en una sola frase: leer la póliza y el condicionado.

¿Cuántos de vosotros habéis repasado el seguro de hogar y sus coberturas? Sólo conociendo los servicios que están a nuestra disposición podremos hacer uso de ellos. Para quienes pese a todo se declaren incapaces para afrontar las 20 o 30 hojas de coberturas que suele incluir el seguro de hogar les queda otra alternativa: repasar la póliza cada vez que surja un imprevisto buscan la cobertura que pueda remediarlo. Así, con el tiempo terminarán sabiendo qué pueden y qué no pueden esperar de su seguro de hogar.

El ejemplo de la cobertura fuera del hogar

Se supone que un seguro de hogar está diseñado para cubrir los desperfectos en el hogar y los que éstos puedan causar a la vecina –es lo que se conoce como responsabilidad civil y que en el seguro de coches es obligatoria, por ejemplo-. Hoy en día este tipo de pólizas van mucho más allá y sólo hay que atender a la cobertura por riesgos fuera del hogar para darse cuenta.

Esta cobertura es ya de uso común en la mayoría de seguros del hogar y cubre, entre otras cosas los supuestos de atraco o expoliación de los bienes que forman parte del contenido del seguro de hogar o la utilización fraudulenta de tarjetas de crédito. De esta forma sí, por ejemplo estamos de vacaciones y nos roban la cámara de fotos o ésta sufre algún daño y la habíamos incluido dentro del contenido del seguro del hogar, la compañía se hará cargo de la reparación o de reponerla.

Esta misma estrategia de conocer bien el producto se puede aplicar a cualquier ámbito de nuestra vida. Así, por ejemplo, las tarjetas de crédito incluyen seguros de viaje que hacen que sea recomendable contratar con ellas viajes o comprar billetes de avión o hacer compras en el extranjero. A fin de cuentas, los productos que se adquieran con la tarjeta estarán asegurados.

Como ya hemos repetido varias veces, la clave está en la información y en dedicar un poco de tiempo a conocer qué hemos contratado y cómo podemos sacarle el máximo partido ¿Conoces algún otro ejemplo? ¡Esperamos tus aportaciones!

Iamgen de Flickr por enlacepr



Etiquetas: , , ,

Deja un comentario