19 May 14

Cómo rectificar un borrador de la renta ya entregado

publicado por en la categoría Agencia tributaria, Fiscalidad

Aunque siempre deberíamos revisar a conciencia el borrador de la declaración de la renta antes de presentarlo, puede ocurrir que terminemos aprobando un borrador con errores. ¿Qué es lo podemos hacer en este caso? ¿Cómo proceder?

renta 2013

Lo primero y más importante es mantener la calma. Aprobar un borrador con fallos, datos mal introducidos u omisiones es más habitual de lo que pueda parecer. De hecho, como explican desde Impuestosrenta.com, se trata de una de las dudas más recurrentes y extendidas que llegan a su blog. Cuando esto ocurre habrá que presentar una declaración complementaria, teniendo en cuenta que el procedimiento será diferente si los errores u omisiones han causado perjuicio a la Agencia Tributaria o al propio contribuyente.

Errores u omisiones en perjuicio de Hacienda

Hacienda es más ‘quisquillosa’ cuando es la parte afectada. En este caso habrá que presentar una declaración complementaria marcando la casilla correspondiente en el modelo del ejercicio donde se produjo el error, que en este caso será 2013.

Las declaraciones complementarias son las que “se refieran a la misma obligación tributaria y periodo que otras presentadas con anterioridad y de las que resulte un importe a ingresar superior o una cantidad a devolver o compensar inferior al importe resultante de la autoliquidación anterior, que subsistirá en la parte no afectada”. Dicho de otra forma, las declaraciones donde una de las partes resulte afectada y perjudicada.

Para realizar la declaración complementaria habrá que descargar el Programa Padre, introducir todos los datos presentados en su día y marcar la casilla 120, 121, 122, 123 ó 124, según corresponda, además de consignar la cantidad que Hacienda nos devolvió o que pagamos en su día.

Errores u omisiones en perjuicio del contribuyente

Hacienda se muestra más benevolente cuando no es la parte perjudicada. Los fallos más habituales en este sentido suelen ser haber declarado indebidamente una renta exenta, incluir importe superiores a los debidos o dejar de practicar alguna deducción a las que se tenía derecho.

En el primero de los casos se podrá solicitar a la delegación de Hacienda la rectificación de la autoliquidación, siempre que la AEAT todavía no haya practicado la misma.

En el caso de un ingreso indebido deberemos hacer constar en las alegaciones que no se trata de una declaración que se impugna, sino de un error en el ingreso y en el resto de casos se puede solicitar la rectificación por el proceso antes mencionado.

Es importante apuntar que disponemos de cuatro años para presentar alegaciones relacionadas con la declaración de la renta. Pasado ese periodo el plazo expira y la declaración se cierra a procesos de reclamación.



Etiquetas: , , ,

Deja un comentario