16 Jun 14

Cómo ahorrar con el aire acondicionado

publicado por en la categoría Economía, Finanzas personales

Llega el calor y comienza la batalla por refrescarse con el aire acondicionado como principal arma contra las altas temperaturas. Basta con repasar las estadísticas de consumo para darse de cuenta de que los hogares españoles usan y en algunos casos abusan de esta herramienta. Según un estudio de Facua, el aire acondicionado supone un 1% del gasto eléctrico de un hogar durante todo el año. Si tenemos en cuenta que apenas permanece encendido 3 o 4 meses nos daremos cuenta de su incidencia en la factura eléctrica estival.

Cómo ahorrar con el aire acondicionado

Para ahorrar con el aire acondicionado existen básicamente dos estrategias: no utilizarlo o utilizarlo de forma moderada o aprender a usarlo de forma más eficiente.

Adiós al aire acondicionado

Decir adiós al aire acondicionado, no encenderlo, es la opción más drástica pero también la que mayor ahorro supone. No en vano estaríamos ahorrando el 100% del gasto. Sin embargo, esto es virtualmente imposible. Cuando aprieta el calor y el aire acondicionado está disponible terminaremos usándolo y, de hecho, será hasta recomendable hacerlo.

Lo que sí podemos hacer es limitar el uso del aire acondicionado aprendiendo a mantener la casa refrigerada sin poner en marcha el aparato. Estas son algunas recomendaciones para lograrlo:

  • Aprovechar las horas de menos calor para ventilar la vivienda y poner la casa en corriente. La noche y las primeras horas del día serán los momentos más recomendados.
  • Mantener la casa en penumbra evitando que entre el calor. Esto implica mantener las ventanas bajadas y no dejar las luces encendidas.
  • Priorizar el uso de ventiladores frente al aire acondicionado.
  • Revisar los sistemas de aislamiento de la casa para ver si retiene o no el frío o si deja entrar el calor.

Y si tienes que usar el aire acondicionado

La principal pauta a la hora de usar el aire acondicionado es el sentido común y la moderación. En este sentido, si todavía no hemos adquirido el aparato será recomendable comprar uno eficiente, de clase A, ya que consumen un 50% menos que el resto.

Otra recomendación básica es encender el aire sólo cuando sea necesario y apagarlo cuando, por ejemplo, salgamos de la estancia. Del mismo modo, se recomienda que las ventanas permanezcan cerradas y si sólo queremos enfriar una estancia, que cerremos también la puerta.

En lo referente a la temperatura, mantenerla entre 24º y 25º grados debe ser suficiente para disfrutar de un ambiente adecuado en casa. A partir de ahí hay que recordar que por cada grado adicional que baje la temperatura aumentará un 8% el consumo eléctrico.

Al comienzo de la temporada de calor habrá también hay que revisar los filtros, lo que servirá para prevenir averías.

Y vosotros ¿Qué trucos utilizáis para ahorrar engería en verano?

Imagen de Flickr por Fabio Téllez



Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario