3 Feb 14

Cómo afecta el IPC a tus inversiones o por qué tu dinero no deja de perder valor

publicado por en la categoría Noticias

La caída de la bolsa tras la crisis y la polémica con productos como las denostadas preferentes han llevado a muchos inversores a plantearse retomar antiguas costumbres en lo que a su dinero se refiere y guardar los ahorros debajo del colchón. De hecho, una empresa incluso se ha lanzado a comercializar la Caja de Ahorros Mi Colchón, que no es sino un colchón con caja fuerte incorporada.

inflacion finanzas personales

Entre las ventajas y condiciones del producto destaca su 0% de comisiones, pero también su rentabilidad del 0% TAE. Dicho de otra forma, que no genera ningún beneficio, como es lógico. Se podría pensar que no pasa nada, que así ni se gana ni se pierde y por lo menos se asegura el dinero. Craso error.  Cada vez que dejamos nuestro dinero quieto, este pierde valor por el simple efecto de la inflación. 50 euros hoy valen menos que 50 euros de mañana.

Y es que cada vez que el IPC sube y con él el coste de la vida podemos hacer menos cosas con el mismo dinero. Si el IPC se revaloriza un 1% pero nuestro salario no, nosotros seguiremos ganando lo mismo, pero como los productos y servicios habrá aumentando su precio, nuestro dinero valdrá menos. Con el mismo capital podremos comprar menos cosas.

Evidentemente, cuando el IPC baja o entramos en un entorno de deflación, el proceso se invierte. Es decir, el valor de nuestro dinero aumenta, ya que los precios caen. Precisamente por esto la deflación es tan peligrosa para la economía, ya que ante la perspectiva de la caída de precios el consumo se frena. ¿Quién va a comprar una televisión, por ejemplo, si sabe que mañana valdrá un 2% menos? Esto, aplicado a los mercados financieros, tiene un efecto devastador.

La importancia de mover el dinero

El efecto del IPC sobre nuestro dinero es lo que hace que sea necesario moverlo contantemente en busca de nuevas inversiones para que se revalorice. En este sentido, toda inversión que no supere la inflación, que no tiene por qué ser necesariamente la que marca el IPC, nos estará haciendo perder dinero a efectos prácticos. Si conseguimos ganar un 1% mediante, por ejemplo, un depósito, pero el coste de la vida se encarece un 1,5%, estaremos perdiendo esa diferencia de medio punto porcentual de poder adquisitivo.

Y ahora ¿dejarás quieto tu dinero?

Imagen – Pixabay



Etiquetas: , , , , , ,

Deja un comentario