3 Ene 14

Cinco buenos propósitos financieros para 2014

publicado por en la categoría Finanzas personales

El cambio de año es el momento elegido por muchas personas para hacer balance de lo vivido los últimos doce meses y plantearse objetivo, retos y metas para en nuevo curso, el de 2014 en este caso. Desde lajubilacioncomotuquieras.es queremos aportar nuestro granito de arena con cinco buenos propósitos financieros para 2014  que te ayudarán a sentirte mejor contigo mismo y con la forma en que gestionas tu dinero.

buenos propósitos para 2014

Se trata de cinco propuestas indoloras, fáciles de aplicar y que darán sus resultados. ¿Te atreves a probarla?

  • Fórmate, lee un libro de finanzas al trimestre: la base de una buena gestión financiera pasa por formarse y documentarse para después poder tomar decisiones informadas. Escoge los cuatro libros sobre finanzas personales e inversión que quieres leer este año y puede que incluso descubras que te gusta más de lo esperabas.
  • Haz tu presupuesto: empieza el año plasmando en un papel el presupuesto mental que todos tenemos en la cabeza. Seguro que te llevas más de una sorpresa que te hará pensar en tus hábitos de consumo. Y si ya cuentas con un presupuesto dedícale un poco de tiempo a revisarlo y ver si realmente está en línea con tus objetivos. Plantéate preguntas como ¿Estoy gastando mi dinero en lo que realmente es importante para mí? ¿Puedo mejorar mi flujo de capital?
  • Mejora tus hábitos de consumo: muy en línea con el propósito anterior, párate a pensar en tus gastos y hábitos de consumo. Seguro que puedes optimizarlos y hacer que sirvan mejor a tus objetivos a largo plazo. Puede que incluso te des cuenta de algunos gastos que realmente no te aportan nada y que sirven para que tengas que trabajar más o para evitar que ahorres a largo plazo.
  • Pon en marcha tu plan financiero: el presupuesto es el primer paso, pero no el último. Se trata de establecer unas bases de actuación, empezar a ahorrar y a poner a trabajar nuestro dinero para aprovecharnos del poder del interés compuesto, además de para combatir el efecto de la inversión. No hace falta ser un Warren Buffett o un Rockefeller, pero sí comenzar a invertir, por lo menos, en los productos más sencillos como depósitos y fondos de inversión o planes de pensiones.
  • Planifica tus impuestos: no esperes hasta abril para pensar en la declaración de la renta. El verdadero ahorro fiscal no está en hacer bien la declaración de IRPF en mayo, que también, sino en planificar. La diferencia entre planificar nuestras deducciones y no hacerlo es de 3.591 euros. Por eso, ahora que empieza el año haz una estimación de los ingresos que esperas tener y de cuánto quieres ahorrar en la declaración de la renta.

Y vosotros ¿habéis hecho ya vuestra lista de buenos propósitos financieros para 2014?

Imagen – sergis blog en Flickr



Etiquetas: , ,

Deja un comentario