Articulos de la categoria 'Tipos de planes de pensiones'

Los inversores tienden a ser cortoplacistas y poco realistas con la rentabilidad (estudio de Schoeders)

¿Sabemos cómo nos comportamos como inversores? El informe de Schroeders en el Global Investors Study 2016 nos arroja mucha luz al respecto.

Los inversores tienden a ser cortoplacistas y poco realistas con la rentabilidad (estudio de Schoeders)

Adelantemos que, según este informe, hay una conclusión importante por encima de todas: los inversores mantenemos expectativas que se alejan de la realidad, no sólo en lo que a la rentabilidad se refiere, que sería razonable, sino también en cuanto a plazos de maduración de la inversión.

Profundizando más, el informe viene a mostrar un amplio abanico en los objetivos finales de los inversores medios. Desde quienes simplemente invierte como mecanismo de rentabilidad inmediato, hasta quienes apuestan por búsquedas de carteras de inversión consolidadas en el tiempo.

Uno de los objetivos que más importa a los inversores, siempre según este estudio, es la planificación de la jubilación. Sin embargo, resulta interesante comprobar como cuando se trata de profundizar en lo que a dicha planificación se refiere, no tenemos tan claros los objetivos, ni los pasos, ni los procesos que debemos seguir.

En cierto modo se da el perfil que ya indicábamos al comienzo del artículo: sabemos y asumimos la necesidad del ahorro para la jubilación, pero, a la vez, no calibramos ni valoramos bien la cantidad que debemos ahorrar, los instrumentos para hacerlo, ni mucho menos el tiempo durante el que debemos hacerlo. Con una alarmante tendencia a la baja en todas estas consideraciones.

Por qué no somos realistas al invertir

Uno de los motivos clave es el ya explicado: tendemos a sobrevalorar la rentabilidad que vamos a poder obtener y los plazos en los que vamos a obtenerla.

Esto se comprueba de manera radical cuando observamos como en el estudio los inversores esperan un rendimiento de sus activos superior al 9%. Este rendimiento es absolutamente incompatible con el momento actual en cuanto a la rentabilidad relacionada con los tipos de interés, máxime cuando uno de los elementos principales, y, destacable en estos inversores, es la preservación de su capital. Dicho de otro modo, se pretende obtener rentabilidades casi mágicas en productos garantizados, todo ello en un marco de mínimos históricos de los tipos de interés.

Tampoco somos realistas con los plazos

Pero no es sólo en la expectativa de rentabilidad donde sobrevaloramos nuestras inversiones. Según el estudio, el ahorrador medio no es en absoluto un inversor a largo plazo. De hecho, la gran mayoría de inversores mantiene sus posiciones durante un plazo medio de tres años y sólo un porcentaje inferior al 20% supera con sus posiciones los cinco años.

Dependiendo del tipo de inversión, estos plazos son sencillamente cortos. Cuando se trata de activos de alta volatilidad como la renta variable los plazos de inversión han de aumentar necesariamente para compensar la volatilidad. Por otro lado, cuando los objetivos son tan claros como el de ingresos complementarios para la jubilación, se trata de carteras a largo plazo que deben consolidarse en el tiempo, movilizando diferentes estrategias de inversión.

Esta sobrevaloración tanto de la rentabilidad como de los plazos puede traer consigo un problema mucho más elevado de lo que parece a priori. Tengamos en cuenta que si nos plantamos en un escenario, por ejemplo, a 10 años vista de la jubilación, con un ahorro escasamente consolidado, deberemos realizar un esfuerzo extraordinario para tratar de compensar lo no obtenido.

Imagen de Flickr



Qué tipo de plan debes contratar en cada etapa de tu vida

Tus necesidades cambian en cada fase de tu vida y tu plan de pensiones también debería hacerlo. Esta debería ser la distribución de tu cartera en cada etapa de tu vida.

Qué tipo de plan debes contratar en cada etapa de tu vida

Para conseguir una mayor rentabilidad económica con los ahorros es preciso que exista una planificación financiera a largo plazo, en donde parte de estos se destinen a complementar la pensión pública. Para determinar el plan de pensiones más adecuado a cada persona hay que fijarse en la edad y en el perfil de riesgo del ahorrador. A modo de orientación se podría buscar un plan para cada etapa de la vida.

La idea general es que cuanto más joven seas, mayores riesgos podrás correr. En términos generales, tu inversión debe ir rotando hacia activos más conservadores y menos volátiles cuando se acerque la edad de jubilación.

  • Para los menores de 45 años – 100% renta variable: por muy joven que se sea, nunca es demasiado pronto para empezar a pensar en la jubilación. Cuanto antes se comience a ahorrar, menor será el esfuerzo a realizar para acumular el capital preciso. Al tratarse a largo plazo existe la posibilidad de apostar por un plan de pensiones de renta variable. Pese a que se presenta con riesgo y volatilidad, también será el más rentable con el tiempo.
  • Entre 45 y 50 años – 60% renta variable y 40% renta fija: aún le quedan unos cuantos años a los ahorradores de vida laboral, por lo que tienen la opción de asumir algún riesgo. Parte de su patrimonio lo puede destinar a la inversión en renta fija, tanto en deuda pública como en deuda privada.
  • Entre 50 y 55 años – 45% de renta variable y 55% de renta fija: la capacidad de riesgo se va reduciendo a medida que se cumplen años y se aproxima la jubilación. Las personas que cuentan con entre 45 y 55 años deberían decantarse por un plan de pensiones mixto, otorgándole una mayor importancia a la renta fija y reservando una parte a la renta variable para que le dé un plus de rentabilidad.
  • Entre 55 y 60 años – 75% de renta fija y 25% de renta variable: hasta los 60 años continúa siendo una postura muy acertada decantarse por los planes mixtos. Eso sí, el peso que tendrá la renta fija irá en aumento respecto a la anterior franja de edad.
  • A partir de los 60 años – 100% renta fija y mercado monetario: hay que disminuir al máximo el nivel de riesgo y decantarse por planes de pensiones de renta fija y mercado monetario. Se perderá algo de rentabilidad, pero en esta fase de la vida debe imperar en todo momento el mantenimiento del capital. Sólo así se podrá disfrutar de él una vez que llegue la deseada jubilación.

Como puedes ver, el tipo de inversión varía con la edad, aunque esta máxima puede aplicarse a cualquier momento. Lo que ocurre es que existe una relación entre el riesgo y el plazo de la inversión. Cuanto más alto sea el segundo, más alto será el primero y viceversa.

También te puede interesar:

¿Qué pasa con el dinero que aporto al plan de pensiones?

Cinco cosas que debes saber antes y después de contratar tu plan de pensiones

Un ejemplo práctico de cuánto te ahorras en la declaración de la renta con un plan de pensiones

Imagen de Flickr



Tres claves para evaluar las ofertas de traspaso de planes que vas a empezar a ver desde ya

Cuando nos dispongamos a traspasar un plan de pensiones de una entidad a otra posiblemente consigamos sacarle mucho rendimiento al cambio, ya que en algunos casos se han llegado a alcanzar bonificaciones de hasta el 8%. Eso sí, la permanencia juega una baza esencial en todo este proceso.

Tres claves para evaluar las ofertas de traspaso de planes que vas a empezar a ver desde ya

Una de las quejas que han mostrado los clientes es la escasa recompensa que se ofrece a aquellos que apuestan por la fidelidad por mantener su plan en el mismo banco. Parece que siempre hay una mayor atención hacia la atracción de nuevos clientes y de ahí ese especial interés y las condiciones tan ventajosas que ofrecen. Sólo unos pocos pueden llegar a reconocer la permanencia con un 0,25% del patrimonio.

Hay un especial interés por parte de los bancos por los planes de pensiones, en donde el patrimonio acumulado del país asciende hasta los 97.000 millones de euros, con un capital medio por partícipe de 7.000 euros. De ahí esas campañas tan agresivas por captar nuevos clientes. A continuación te damos 3 claves que influyen en el traspaso de los planes de pensiones:

  • Llueven las ofertas que pueden llegar a alcanzar el 8% de bonificación, como ocurrió en el caso de una entidad financiera, pero por lo general se suele mover entre el 2 y el 4%. Estas bonificaciones dependerán en cierta medida de la cantidad que se vaya a traspasar y de los años de retención, en donde un traspaso prematuro haría que se retomase la parte proporcional.
  • Compromiso de permanencia. En el caso de estar decidido a cambiar tu plan de pensiones de una entidad financiera a otra es preciso que lo consultes con expertos que estén acostumbrados a gestionarlos, en donde valores por encima de todo el porcentaje de bonificación sobre cualquier tipo de regalo o detalle que puedan tener contigo; los años que te obligarán a respetar la permanencia; cuando podrás disfrutar de la bonificación, que puede ser en cuestión de días o en los sucesivos años de compromiso y donde lo veremos ingresado, si se acumula en el propio plan o se hará un ingreso en caja de libre disposición.
  • Procura informarte también de las comisiones que pueden cobrarte en el futuro, así como del grado de acierto en la gestión de este tipo de productos durante los últimos años. Merece la pena estar al tanto sobre las garantías de éxito que nos pueden proporcionar.

Además, por supuesto, debes tener en cuenta la oferta de planes a los que tendrás acceso y el rendimiento que han ofrecido en los últimos años.

También te puede interesar:

El traspaso de planes de pensiones ¿Cómo funciona?

Qué hay que valorar antes de traspasar un plan y cuándo hacerlo

Fiscalidad del traspaso del plan de pensiones

Imagen de Flickr



Planes mixtos o un plan en renta variable y otro en renta fija

Como suele ser habitual por estas fechas, a finales de año proliferan las ofertas de planes de pensiones. Este es el momento en el que mucha gente decide contratarlos con intención de conseguir unas mayores ventajas fiscales en el futuro. Sin embargo, suelen surgir muchas dudas sobre cuál es el plan más conveniente.

Planes mixtos o un plan en renta variable y otro en renta fija

Antes de elegir hay que tener en cuenta sobre todo el perfil de riesgo y la edad que tengas en el momento de contratar este plan. Hay que recordar que un plan de pensiones no deja de ser más que una hucha en la que vamos metiendo una serie de dinero para conservar nuestro nivel de vida una vez que nos jubilemos. Sin embargo, ese dinero que vamos acumulando en el plan se invierte para que pueda aumentar y eso acabará determinando la tipología del plan ya que al final no es lo mismo invertir en renta variable que hacerlo en renta fija.

Hay que diferenciar básicamente entre tres tipos de planes de pensiones: los de renta variable, que son los que invierten en bolsa; planes de pensiones de renta fija; que destinan lo ahorrado a la adquisición de deuda pública y privada, sobre todo; y los planes mixtos, que son los que combinan la inversión en renta variable y fija.

Por lo general las altas rentabilidades se relacionan con un alto riesgo y viceversa. En los últimos años los más rentables han sido los planes de pensiones de renta variable. Por su parte, en el caso de la renta fija los rendimientos de los bonos han ido en descenso de forma que los resultados de este tipo de inversión no han sido precisamente los más esperados.

En la actualidad, con los bonos en tipos muy bajos, y con las bolsas con previsión de subida durante los próximos tiempos, resulta complicado decantarse por un plan de pensiones de renta fija o de renta variable de manera exclusiva, por lo que quizás lo más aconsejable sea un tipo mixto, en donde el dinero se mantenga lo más estable posible y con más posibilidades de ganancias.

Por lo general, para los más jóvenes se propone un plan de pensiones variable, ya que puede asumir más riesgos y existe un mayor margen de tiempo para recuperar pérdidas. Nos referimos sobre todo a gente que cuente con 30 o 40 años. A medida que vayan cumpliendo años puede ir pasando por las distintas categorías. Cuando se acerque a una edad próxima a la retirada laboral puede decantarse por rentas fijas. En los últimos años no merece la pena arriesgarse a perder dinero.

También te puede interesar:

Características de los planes de pensiones de renta variable

Tipos de planes de pensiones

Qué normas de inversión debe cumplir un plan de pensiones

Imagen de Flickr



Fondos Garantizados vs depósitos estructurados vs Plan Ahorro Cinco

A la hora de invertir tu dinero deberías tener claro dónde podrías obtener una mayor rentabilidad. Nosotros te damos unas cuantas claves para que aciertes con tu elección.

Fondos Garantizados vs depósitos estructurados vs Plan Ahorro Cinco

No todos los productos financieros cumplen las mismas funciones. Dependiendo del riesgo que quieras asumir hay vehículos más o menos adecuados. En el caso de los ahorradores más conservadores, existe un clara correlación entre depósitos estructurados, fondos garantizados y el nuevo Plan Ahorro cinco. En todos los casos el capital está garantizado, por lo que el riesgo es muy bajo, aunque también la rentabilidad.

Esto es lo que debes tener en cuenta sobre cada uno al elegir.

Fondos garantizados

Se trata de fondos de inversión que garantizan el capital invertido en su totalidad o parcialmente, además de una rentabilidad mínima preestablecida durante un periodo de tiempo. La rentabilidad puede estar asociada a un índice de referencia, como puede ser el IBEX-35 o varios de ellos. Los gestores prometen ciertos beneficios siempre que se mantenga la inversión durante un periodo de tiempo, que suele variar entre los 3 y 5 años. En este sentido se asemejan a los tradicionales depósitos. En algunos casos puede garantizarse un cierto valor de las cantidades invertidas, además de un porcentaje de revaloración del índice al que van vinculados.

Los fondos garantizados pueden ser de tres tipos: de rendimiento fijo, de rendimiento variable y de garantía parcial.

Depósitos estructurados

Los depósitos estructurados se constituyen a partir de un depósito a plazo fijo combinado con una inversión en rentable variable que puede ser por medio de un fondo de inversión o por acciones. El depósito estructurado típico te dará una rentabilidad mínima durante un periodo de tiempo y después, para el resto del periodo contratado, ligará el beneficio a una cesta de acciones (por ejemplo que BBVA, Santander y Repsol suban más de un 2%). Si se cumple la premisa, se cobrará el máximo y sino generalmente nada.

Los bancos lo ofrecen como una alternativa a los plazos fijos y para aquellos que no tengan intención de dar el salto a los fondos de inversión. Durante un tiempo las entidades combinaban dos productos que contaban con un riesgo bien diferente, en donde se buscaba garantizar la inversión por medio de un depósito y contar con un plus de rentabilidad en el caso de que triunfase la inversión en renta variable. Pero ahora han eliminado esta dualidad y se decantan por relacionar la inversión a la revalorización de unas acciones o de un día. Cuenta con un cierto riesgo, aunque sólo sea porque no dispone que la protección que ofrece el Fondo de Garantía de Depósito, que cubre los depósitos y cuentas hasta 100.000 euros por ahorrador.

-Plan Ahorro 5

Se trata de una buena opción para ahorrar a medio plazo. No deja de ser una cuenta de ahorro en donde el cliente podrá hacer aportaciones anuales de 5.000 euros que no se podrán retirar en un plazo de cinco años. A cambio, el ahorrador tendrá una exención fiscal de los intereses generados. Algunos pueden utilizarlo como un plan de pensiones y la duración de mantenimiento puede ser uno de sus grandes inconvenientes.

El Plan de Ahorro 5 se lanzó a través de entidades financieras y aseguradoras el pasado 1 de enero de 2015. El instrumento de ahorro se garantizará en un 85%, mientras que el 15% restante se invertirá en función de las preferencias del cliente, ya sea en activos de renta variable o de renta fija.

¿Y cuál elegir? La decisión dependerá ya de cada ahorrador, aunque de todos ellos quizás el Plan Ahorro 5 sea el que mayores facilidades ofrece en caso de querer retirar el dinero anticipadamente.

También te puede interesar:

Tipos de fondos de pensiones

Fondos Indexados y gestión pasiva: qué debes saber al respecto

Cómo funcionan realmente los fondos de inversión

Planes de Pensiones frente a fondos de inversión ¿Con cuál nos quedamos?

Imagen de Flickr



Qué ha pasado en mercado de renta fija ¿Puede volver a pasar?

El precio de la renta fija depende sobre todo de la solvencia del emisor, es que decir, la probabilidad de que nos abonen tanto el interés periódico como el capital que se haya invertido. En el momento en que una sociedad presente suspensión de pagos el precio del bono disminuirá y existen muchas opciones de que no nos devuelvan el dinero invertido.

Qué ha pasado en mercado de renta fija ¿Puede volver a pasar?

En el caso de que Grecia entre en una situación de quiebra o realicen una ‘quita’ sólo devolverán una parte mínima del dinero prestado y como ocurrió hace unos meses el precio de sus bonos de renta fija acabarán bajando.

Cuando la prima de riesgo sube eso implica que el riesgo de impago es mayor y provoca entre otras cosas que para las nuevas emisiones los estados y las empresas deberán pagar un interés más alto para emitir deuda nueva y la renta fija que ya se encuentra en circulación rebajará su precio.

La fuerte subida en los últimos años de la renta fija se explica por el continuo descenso de los tipos de interés. Desde el Banco Central Europeo (BEC) lo han bajado del 1% al 0,05% y la prima de riesgo española ha pasado de los casi 700 puntos de 2012 a menos de 100 este año. Esto desencadena un descenso brusco de los tipos de interés a los que el Estado emite su deuda.

Hay que decir que aquellos fondos de inversión de renta fija que contaban con deuda pública española de los años 2011, 2012 y 2013 han registrado crecimientos importantes en los dos últimos ejercicios gracias a la subida de precios de renta fija a consecuencia de la bajada de los tipos. Y algo similar ha ocurrido con la deuda emitida el año pasado y a comienzos de 2015.

En principio la renta fija continuará creciendo hasta que dejen de bajar los tipos de interés.

Para impulsar la economía el BCE continúa comprando deuda emitida por países de la UE, lo que provoca que continúe el descenso de los tipos de interés hasta alcanzar ya emisiones en negativo. La intención es que continúen adquiriendo deuda hasta mediados de 2016, por lo que los que compren renta fija seguirán obteniendo beneficio.

Hay ciertos aspectos que pueden provocar pérdidas en la renta fija, como son el riesgo de que Grecia no pague sus deudas, la posibilidad de que haya inflación en Europa y aumenten los tipos de interés, la subida de los precios del petróleo o que el BCE deje de comprar deuda pública.

Imagen de Flickr



Los mejores planes de renta variable mixta

Los planes de renta variable mixta están indicados para un perfil ahorrador arriesgado. Estos son los mejores.

Los mejores planes de renta variable mixta

La renta variable mixta en los planes de pensiones supone un riesgo elevado que no la hace recomendable para todos los usuarios. Sin embargo, debemos tener en cuenta que su evolución en los últimos años está siendo realmente positiva. ¿Debe influir la evolución positiva de la renta variable mixta en nuestra decisión sobre el tipo de plan de pensiones que poseemos? No a nivel estratégico pero sí a nivel táctico.

Esto es fácil de entender: no podemos plantearnos la elección de un plan de pensiones en función de la evolución del modelo de inversión, sería un error tomar decisiones exclusivamente por esto sin tener en cuenta cuestiones fundamentales en uno de estos productos, como por ejemplo, la distancia que separa la contratación del producto con nuestra jubilación. Sin embargo, a nivel táctico, dentro de la evolución de nuestros planes de pensiones, la decisión de atrasar o adelantar el salto de un modelo de inversión a otro, si puede (de hecho debe) tener una parte de base en el análisis del comportamiento de dicho modelo.

Por decirlo de otro modo, si estamos dudando en mantener nuestra renta variable mixta asociada a nuestro plan de pensiones, para incorporar un modelo más conservador, podemos ver que aún (como se observa en el siguiente gráfico) la renta variable sigue encabezando los resultados de rentabilidad de las diversas familias de inversión en planes de pensión.

Los mejores planes de renta variable mixta

En cualquier caso, debemos recordar que cuando hablamos de planes de renta variable mixta estamos hablando ya, como decíamos, de un nivel de exposición elevado. Se trata de planes que pueden llegar a exponer  hasta un 75% la renta variable en su composición, y que, en cualquier caso, se expondrán al menos un 30% a la citada renta variable.

Elegir un plan de pensiones de renta variable mixta

La elección de un plan de pensiones de renta variable mixta tiene que basarse precisamente en lo anterior. Es en la graduación del nivel de exposición a renta variable, donde el usuario va a tener que encontrar aquel producto que más se ajusta a lo que está dispuesto a asumir como riesgo, en busca de mayor nivel de beneficio.

Aquí la teoría no falla, a mayor distancia con la jubilación mayor posibilidad de incorporación de riesgo tendremos,  ya que disponemos de años suficientes para evolucionar nuestra cartera de inversión. Sin embargo, por contra, cuanto más cerca estemos de la jubilación menos riesgos querremos correr sobre los derechos consolidados ya adquiridos en nuestro plan de pensiones, por lo que, la renta variable cada vez debe tener menos presencia.

Los mejores planes de pensiones de renta variable

Si repasamos los datos de INVERCO podemos encontrar, en estos planes de pensiones, dos hechos relevantes. En primer lugar los dos planes de pensiones más rentables en lo que llevamos de año corresponden a la gestora de Santander y presenta, en el caso del Plan Global Emergente una rentabilidad cercana al 25%, sin embargo, este producto que encabeza el ranking en el mes de mayo, se coloca en la posición 122 de dicho ranking cuando hablamos de rentabilidad a tres años (se trata de un producto relativamente nuevo por lo que no se sitúa el ranking de rentabilidad a mayor distancia)

En general, y como podemos ver a continuación en el desglose de todos los planes de pensiones de renta variable mixta según los datos de INVERCO, los resultados siguen siendo positivos para este modelo de inversión.

Los mejores planes de renta variable mixta

Los mejores planes de renta variable mixta

Los mejores planes de renta variable mixtaImagen de Flickr

 



Diferencia entre un fondo de pensiones y un plan de pensiones

Hoy en día nadie duda de la necesidad de ahorrar para la jubilación. El futuro de las pensiones de jubilación parece cualquier cosa menos prometedor para mantener la calidad de vida de las personas al final de su carrera laboral. Por ello, productos como los planes de pensiones se encuentran francamente al alza, aunque siguen siendo bastante desconocidos en lo que a funcionamiento  y conceptos se refiere. Una duda muy habitual por ejemplo hacer referencia a las diferencias entre los planes de pensiones y los fondos de pensiones.

Diferencia entre un fondo de pensiones y un plan de pensiones

Como veremos a continuación, estas diferencias son verdaderamente sustanciales, es decir no nos va a costar en absoluto diferenciar ambos conceptos una vez los conozcamos.

El Plan de Pensiones

El plan de pensiones es un instrumento de ahorro en el cual se constituye la percepción de rentas o capitales por jubilación (u otras contingencias contempladas como la invalidez, el fallecimiento o el paro de larga duración) en favor de las personas participantes.

Este instrumento define también las obligaciones de contribución al mismo y las reglas de constitución y funcionamiento patrimonial. De esta manera cada plan de pensiones se convierte en un instrumento único que debe fijar los siguientes puntos:

  • Quién es el promotor
  • Para quién se promueve
  • Cómo se financia
  • Como se prevén las prestaciones
  • Quién lo gestiona y controla

Los Fondos de Pensiones

Un plan de pensiones se integra en un Fondo de Pensiones. Esta sería la definición inicial simple, un plan de pensiones no puede existir sin un fondo de pensiones y viceversa, sin embargo un fondo de pensiones si puede albergar a varios planes mientras que un plan de pensiones necesariamente ha de estar adscrito a un único fondo de pensiones.

Podemos entender el fondo de pensiones como el patrimonio generado de manera exclusiva para cumplir lo previsto los planes de pensiones, estos fondos carecen de personalidad jurídica y de algún modo podríamos verlos como la sexta en la que se recogerán las aportaciones que se realizan al plan de pensiones.

En la gestión, custodia y control de estos fondos de pensiones interviene una entidad  gestora y una depositaria.

En resumen

Como vemos la explicación es realmente sencilla, el plan de pensiones es el instrumento de ahorro y el fondo de pensiones podría ser la correa transmisora a través de la cual ejecutamos las órdenes, aportaciones y en definitiva el funcionamiento del plan.

Desde el punto de vista del ahorrador lo verdaderamente importante es acertar en la elección del plan de pensiones, no equivocarse en el modelo de inversión que el producto propone, ya que la relevancia del fondo de pensiones en esta decisión no es elevada comparativamente.

Imagen de Flickr



Así funcionan los nuevos Planes de Ahorro a Largo Plazo o Plan 5

Bajo la denominación de Planes de Ahorro a Largo plazo o Planes de Ahorro 5 el Ejecutivo ha creado un nuevo producto que incentiva las inversiones que permanezcan 5 años en forma de seguro de ahorro o cuenta de ahorro.  El premio, la exención fiscal de los beneficios que se generen.

Entre las novedades de la reforma fiscal figura un nuevo producto financiero denominado Planes de Ahorro a Largo Plazo o Planes de Ahorro 5 que, básicamente, suponen una alternativa para quienes desean invertir en horizontes temporales amplios pensando en su jubilación o en que, simplemente, no desean mover su dinero.

Estos Planes de Ahorro a Largo Plazo no podrán empezar a comercializarse hasta comienzos de 2015, pero ya conocemos su composición, características, ventajas y desventajas. Las repasamos.

¿Qué es un plan de ahorro a largo plazo?

La reforma fiscal prevé dos formas de comercializar los Planes de Ahorro 5, como un Seguro Individual de Vida a Largo Plazo o Como una Cuenta individual de Ahorro a Largo Plazo. Dicho de otra forma, serán un homólogo de los PIAS y de los Depósitos, sólo que con algunas diferentes que veremos a continuación.

Para empezar, la inversión en estos planes no está garantizada al 100%: La ley sólo obliga a que la entidad asegure el reembolso del 85% de la inversión realizada. Además, para poder tener la consideración de Ahorro 5, la inversión deberá mantenerse durante un plazo máximo de cinco años y las aportaciones estarán limitadas a 5.000 euros al año.

Las ventajas fiscales de un plan de ahorro a largo plazo

Por lo visto hasta ahora los Planes de Ahorro 5 no parecen especialmente atractivos o diferentes a otros productos que ya hay en el mercado y sin embargo, lo son. La disparidad se centra en su fiscalidad. Y es que los beneficios generados por esta nueva herramienta de ahorro estarán exentos de pagar impuestos en el IRPFsiempre que la inversión se mantenga durante el citado plazo de cinco años.

La nueva fiscalidad del  ahorra hace que dejemos de pagar entre un 19% y un 23%, dependiendo del resto de nuestras inversiones.

Así funcionan los nuevos Planes de Ahorro a Largo Plazo o Plan 5

Como ya ocurría con las cuentas ahorro vivienda, cuyo modelo copia en cierta medida este nuevo producto, si retiramos el capital antes del periodo establecido, habremos de pagar impuestos por los beneficios según lo que marca la tabla superior.

Además, estos beneficios sólo se aplicarán sobre los citados 5.000 euros de aportación máxima, que en el caso de los seguros de ahorro, no tendrán en cuenta la cantidad destinada a satisfacer la prima del seguro de vida.

Lo que no parece muy claro es la rentabilidad que ofrecerán las entidades financieras y que podría ser la misma que ya están dando a los depósitos a muy largo plazo. Suponiendo que el beneficio sea de un 3% TAE y que invertimos el máximo, estamos hablando de 150 euros de rendimiento, lo que a efectos fiscales supone un ahorro del 20% de esa cantidad si tributamos en el primer escalón de las rentas del ahorro.

¿Os parece suficientemente atractivo este nuevo producto?



En qué consiste un supermercado de fondos y por qué te interesa conocerlos

Uno de los grandes problemas de la inversión en general es que la cantidad de información disponible y las opciones son tan elevadas que a veces resulta complicado elegir. Los fondos son quizás el mejor reflejo de esta tesitura. En el mercado puede encontrarse una ingente cantidad de producto con distintos perfiles y, lo que es peor, un elevado número de entidades que comercializan distintos fondos.

En qué consiste un supermercado de fondos y por qué te interesa conocerlos

Quien haya acudido alguna vez a su banco tradicional de referencia se habrá dado cuenta de que la oferta es limitada y por lo tanto también las posibles recomendaciones de los asesores financieros. Contratar un fondo de, por ejemplo, Fidelity o de Bestinvert, por nombrar dos de las gestoras más significativas, es una tarea imposible. ¿Qué opción queda entonces? Para el inversor menos avispado la alternativa sería disponer de diferentes cuentas en distintas entidades o gestoras dependiendo del número de fondos a contratar.

Por fortuna, existe una figura, la de los supermercados de fondos de inversión, propone una solución mucho más asequible. Para quienes no estén familiarizados con el ´termino, un supermercado de fondos es una plataforma de distribución de fondos que reúne producto de diferentes entidades y gestoras, permitiendo al usuario contratar bajo un único entorno de gestión distintos fondos. Así, por ejemplo, será posible hacerse con productos de BBVA y de Santander.

¿Por qué acudir a un supermercado de fondos?

La ventaja de los supermercados de fondos es obvia: suponen un ahorro de tiempo y de costes. Y sin embargo, su gran poder reside en la capacidad de comparación, ya que en una misma pantalla y con un mismo entorno podremos enfrentar rendimientos, comisiones e incluso estilos de inversión de dos o más fondos. Todas las entidades están obligadas a darnos información sobre el fondo antes de contratarlo y, en cualquier caso, la Comisión Nacional del Mercado Valores (CNMV) reúne todos los datos de los fondos, pero el supermercado permitirá un acceso mucho más fácil a estos datos y hará más sencilla la elección del fondo que de verdad se ajusta más a nuestras necesidades.

Renta 4, Inversis, Tressis o Selfbank son buenos ejemplos de supermercados de fondos, aunque también las hay más tradicionales como Bankinter, Openbank o Uno-e. En todos los casos no sólo disponen de una enorme variedad de fondos en oferta, sino que también cuentan con asesoramiento para quien necesite ayuda o una guía en su inversión.

Y a vosotros ¿Os seduce la idea de los supermercados de fondos o seguís siendo más de banca tradicional?

Imagen de Flickr por anieto2k




Página 1 de 3123