14 Mar 14

¿Asegura el Estado el dinero que invertimos?

publicado por en la categoría Fiscalidad, Fondos de pensiones

La seguridad es uno de los elementos que priman dentro de la cabeza del ahorrador español a la hora de invertir su dinero. Precisamente por eso los depósitos han tenido tradicionalmente tan buena acogida. Entre sus bondades destacan la transparencia, sencillez y, sobre todo, la seguridad. El rendimiento es escaso pero lo conocemos de antemano y está garantizado, como lo también lo está el dinero en caso de quiebra de la entidad financiera a través del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que en realidad cubre también otro tipo de capitales.

Asegura el Estado el dinero que invertimos

¿Qué ocurre con el resto de inversiones? ¿Están también aseguradas por el Estado? Comenzamos por el papel del FGD, que asegura a los ahorradores que recuperarán hasta 100.000 euros por entidad y titular el dinero depositado en depósitos y cuentas corrientes. De esta forma, si una persona ha puesto los 50.000 euros que tiene ahorrado en un banco puede estar seguro de que los recuperará o por lo menos esto es lo que garantiza el Estado a través del FGD. Si la cantidad ascendiese hasta los 120.000 euros, sólo 100.000 de ellos estarían asegurados en caso de quiebra, dependiendo los 20.000 restantes del proceso de liquidación de la entidad.

Más allá del FGD, la inversión bursátil está también garantizada a través del Fondo de Garantía de Inversiones o Fogain, pero sólo en caso de quiebra de la entidad depositaria y hasta un límite de 100.000 euros por titular. Es decir, que están cubiertos los valores e instrumentos financieros depositados en la empresa de servicios de inversión en caso de que esta se declarase insolvente. Lo que no está cubierto en ningún caso es la pérdida de valor de las acciones o de la quiebra de la compañía en la que se ha invertido. En estos casos el inversor asume las pérdidas si los títulos caen en bolsa y, en caso de disolución de la compañía, ocurre lo mismo y deberá esperar a la liquidación para ver si recupera parte del capital.

¿Qué ocurre con los fondos de inversión y planes de pensiones? El FGD tampoco cubre este tipo de herramientas y, en caso de quiebra del fondo o de la entidad, se podrían dar el caso de tener que soportar una suspensión temporal de los reembolsas.

En el caso de las aseguradoras, estas dependen de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, que no cuenta con un fondo de garantía, aunque sí del Consorcio de Compensación de Seguros, que se puede encargar de la liquidación de las compañías en problemas pagar por anticipado a los acreedores sin esperar a la liquidación, entre otras cosas.

De forma resumida, el Estado cuida de sus ahorradores, pero sólo asegura la inversión en depósitos y cuentas corrientes. Todo lo que se salga de estos dos instrumentos quedará, en el peor de los casos, sin amparo gubernamental.

Imagen de Flickr por Tax Credits



Etiquetas: , ,

Deja un comentario