25 Jun 14

Ahorra y cuida del medio ambiente

publicado por en la categoría Economía, Finanzas personales

Existen muchas formas de cuadrar el presupuesto familiar y ahorrar. Desde repasar exhaustivamente la lista de compra hasta dejar de comer fuera los días de trabajo pasando por recortar las salidas nocturnas. Todas ellas nos ayudarán a gastar menos dinero y tener una economía más balanceada, sin embargo sólo unas pocas contribuirán también a cuidar el medio ambiente.

En el Día Mundial del Medioambiente queremos daros algunos consejos que os ayudarán a ahorrar energía en el hogar y ayudar así a recudir el uso que hacemos de los recursos del planeta.  ¡Vamos con ellos!

  • Compra electrodomésticos con calificación A o superior. La diferencia de precio entre un electrodoméstico de gama C a otro de Gama A se amortiza en cinco años gracias al ahorro energético.

 

Ahorra y cuida del medio ambiente

 

 

  • Consigue tu certificado energético: si tu alquiler tiene menos de un año o si compraste tu vivienda hace menos de 12 meses, ya deberías tenerlo. Si no es así, por menos de 50 euros puedes tener tu certificado energético, que te dirá el nivel de eficiencia de tu casa y apuntará las mejoras que puedes realizar.
  • El aislamiento sí cuenta. Una casa bien aislada retiene el frío y el calor. De hecho, este es uno de los elementos más determinantes del nivel de eficiencia energética de una vivienda. Este es el orden de los elementos más importantes a la hora de mantener la temperatura que queremos en el hogar o, dicho de otra forma, por donde se escapan frío y calor: paredes (35%), techos (25%), rendijas (15%), suelo (15%) y ventanas (10%).
  • Utiliza la lógica, no consumas de más. Consejos tradicionales como apagar la luz cuando salgas de una habitación, cerrar el grifo del agua cuando no lo estés usando, por ejemplo al cepillarte los dientes, o no mantener abiertas las ventanas en invierno, nos ayudarán a consumir menos energía y recursos.
  • Vigila la temperatura. Calefacción y aire acondicionado, en su justa medida. Una casa a 21º es más que suficiente tanto en invierno como en verano. De hecho, en verano se puede llegar a 23º o 24º grados sin problema y en invierno 20º o 19º pueden ser suficiente.
  • Huye del ‘stand by’. No es que su consumo sea enorme, pero es de los que menos valor añadido aporta. Quizás en aparatos como la televisión sí sea útil y más cómodo dejarla sin desenchufar, pero a buen seguro puedes pensar en aparatos eléctricos que no utilizas nunca y que sin embargo dejas en stand by.
  • Huye del baño. La diferencia entre ducharse y bañarse en términos de consumo es enorme. Para la primera bastarán entre 40 y 50 libros, mientras que al segundo a destinaremos cerca de 200.

¿Qué más trucos se os ocurren para ahorrar y cuidar el medio ambiente?



Etiquetas: ,

Deja un comentario